martes, 6 de junio de 2006

Esa derecha pragmática...

Dice Althusser en “Ideología y aparatos ideológicos del Estado”:

“Decía Marx que aun un niño sabe que una formación social que no reproduzca las condiciones de producción al mismo tiempo que produce, no sobrevivirá siquiera un año. Por lo tanto, la condición final de la producción es la reproducción de las condiciones de producción. Puede ser "simple" (y se limita entonces a reproducir las anteriores condiciones de producción) o "ampliada" (en cuyo caso las extiende)”.

Tomando estas nociones, en el post "10 razones a favor de Kirchner" sostenía que el presidente, si bien no hizo mucho, por lo menos permitió que las “condiciones de producción se reproducan de manera simple” (no sólo en el sentido económico). Es decir, es dificil afirmar que hemos crecido mucho como país, incluso, no todos estamos de acuerdo acerca de los avances que hubo en esta gestión. Sin embargo, quiero insistir en el punto de que Kirchner no ha “parado la rueda”. Recibió un país que escasamente estaba funcionando, y hoy está funcionando, con infinitas complicaciones pero funcionando. Difícilmente podamos atribuirle el rebote económico a su política económica, pero por lo menos, no ha frenado el proceso. No ha frenado la bicicleta.

En este sentido, Kirchner, indudablemente, hizo “algo”. Incluso, podemos juzgarlo de “bueno” sin mayores complicaciones. Podría haber hecho mucho más en estos 3 años de gobierno, pero ese es otro tema.

En los comentarios que recibí al post, hubo uno en especial que encuentro muy desafortunado, el de Mayor Payne. En el mismo, intenta desestimar la gestión de Kircher diciendo (textualmente): “No hizo nada, vive de lo poco que hicieron sus predecesores y a Dios gracias que no metió mano en lo poco que funcionaba.” (es el primero de sus 10 puntos). Por lo expuesto arriba, es evidente la falsedad de esa proposición ("No hizo nada"), no resiste el menor análisis teórico. Sin duda es una afirmación con un fuerte distanciamiento de la realidad. Yo considero que Mayor Payne peca de ideología. Si consideramos que la ideología es una concepción alejada de la realidad y que se encuentra en virtud de ciertos intereses (atacar a Kirchner), creo que Mayor Payne hace ideología.

Sin embargo, no considero que esto sea una lástima, las ideologías me resultan muy sugerentes, lo que me asombra es que provengan de Mayor Payne.

Es importante esto porque es algo de lo que peca (y mucho) la derecha argentina: se creen pragmáticos porque hablan de políticas públicas pero sobre el resto de los temas que no son suceptibles de un análisis mediante esa técnica, se manejan de modo ideológico. Es como cuando Macri dictamina que sobre el pasado no hay que hablar porque a él sólo le importan los problemas de la gente que quiere calles asfaltadas. ¿Acaso cree que el pasado no le importa a la gente?, ¿De donde lo sacó?, ¿Quién le dijo que la realidad es así?

Son ideologías disfrazadas de pragmatismo.

8 Comentarios:

Blogger Charly Karl dijo...

Tal vez el problema radique en la falta de convicciones de la población en general y la dirigencia política en particular, puesto que muchos que se autodefinen como liberales son en realidad autoritarios encubiertos, que lo único que pretenden es solamente libertad económica para ellos y absolutismo para el resto, cuando en realidad el verdadero liberal es aquel que respeta de manera irrestricta los proyectos de vida ajenos.

En el otro extremo se encuentran los progresistas, que en realidad son auténticos retrógrados y que cuando llegan al poder lo único que logran es profundizar los sufrimientos de la gente, al acentuar la brecha con sus desafortunadas políticas, entre un pequeño número de de ricos y una cantidad creciente de pobres. Además estos sectores tienen toda clase de prejuicios ideológicos, con respecto a la educación y a la metodología para enfrentar el crimen organizado que cada vez azota con mayor violencia a la población en su conjunto.

Y ni hablar de aquellos que dicen defender los derechos humanos, cuando en realidad defienden los derechos de un sector minoritario de la población incluidos ex subversivos y delincuentes de extrema peligrosidad, con la paradoja de que uno de los abogados de esos grupos estuvo preso por haber asesinado a sus propios padres, y otros festejaron cuando se produjo el atentado contra las torres gemelas de Nueva York, donde murieron más de 3500 civiles indefensos y de diferentes nacionalidades que se encontraban realizando sus respectivos trabajos.


Saludos

12:36 p. m.  
Blogger Mechi dijo...

Claro que hizo algo. Desde el punto de vista de tu propuesta, Kirchner reprodujo las condiciones de producción de manera "ampliada", porque no solo conservo el status quo sino que BUSCO MODIFICAR LAS INSTITUCIONES DE MANERA TAL DE ASEGURAR SU PERMANENCIA EN EL PODER: ¿O no responde a esta suposición el hecho de que haya apartado a ministros de la Corte Suprema por el contenido de sus sentencias (acto inconstitucional) para reemplazarlos por "siervos" suyos? ¿No siguen la misma línea las modificaciones del Consejo de la Magistratura?, lo mismo que los ataques a las FFAA y a cualquier otro ministro, diputado, etc que pusiera un "pero" en su accionar, o responder a todo reclamo sindical por más de que este se produzca por vía inconstitucionales como lo son los cortes de ruta que tanto abundan en nuestro país.
Kirchner si hizo algo: INCREMENTAR SU PODER, ¿para qué? por el bien de la comunidad....seguro que no.
Por eso Nómade, tu planteo no me parece válido para revindicar al Presidente. Para hacer lo que hizo...por mí...se hubiera quedado de brazos cruzados.
Althuser en ese libro dice que el fin de la reproducción de las condiciones de producción es la opresión del "proletariado". En este sentido, el Presidente AMPLIÓ LA OPRESIÓN, y si bien Althuser no goza de mi total simpátía podemos utilizar su tesis para explicar que con ese aumento de la opresión se contribuyó al aumento del autoritarismo y de la inseguridad jurídica.
Althuser tampoco hubiera revindicado al presidente.

12:38 p. m.  
Anonymous Simón dijo...

Le doy la 'derecha' al escritor de la bestia política. Kirchner tiene cosas buenas como cosas malas (todos los presidentes poseen ambas partes), está en cada uno cuantificar cuanto de bueno y cuanto de malo. Ahora bien, los números dicen que la desocupación bajó bastante, la pobreza bajó bastante, la indigencia bajó bastante, crecimiento hubo bastante, esto entre lo bueno... entre lo malo: corrupción hay mucha, desigualdad se incrementó, censura y tintes autoritarios existen y son bastantes... eso surgió en 5 segundos de reflexión, seguro me estoy olvidando de cosas. Bueno en la balanza sin lugar a dudas -para mi je-, es altamente positivo, por tanto que me hace pensar que el que lo ve negativo no vivio en argentina durante el 2001-2002.

Salutte.

1:50 p. m.  
Blogger Mayor Payne dijo...

Buenas, Nómade...

Confieso que no soy un experto en Althusser, con lo cual si querés enfocar la realidad económica argentina desde ese punto de vista, desde la "reproducción simple de las condiciones de producción", tendría que darte la razón. Venimos con un crecimiento atribuible tanto al rebote de la crisis como a la reactivación de sectores económicos, y ese crecimiento se ha mantenido durante el período de Kirchner. Me hago cargo de lo que puse en mi respuesta y en ese sentido reconozco lo desafortunado de la redacción y que deber

Pero el objetivo que debería tener el gobierno no es solamente mantener el crecimiento, sino lograr esa "reproducción ampliada" de la que hablás arriba, es decir, extender las condiciones de producción y sentar bases y aplicar políticas que hagan sustentable hacia el futuro el crecimiento en el que estamos. Y en eso es donde veo que Kirchner "no hace nada", para ponerlo en términos simples. Busca mantener de forma indefinida las condiciones favorables que impulsaron a la economía, ignorando que el crecimiento necesariamente implica reajustes y haciendo lo posible para que esos reajustes no se lleven a cabo. Voy a reconocerle que esos reajustes son inmensamente antipáticos y políticamente costosos. El problema es que si cambian las condiciones favorables y mientras las tuviste no te preparaste para lo que venía, podés despedirte del crecimiento, con lo cual el costo a largo plazo va a ser peor.

Si la ideología fuera un pecado (del cual nadie es ajeno), hay varios en el gobierno que tendrían que hacer cola en el confesionario...

Te lo voy a reconocer. No me gusta Kirchner y creo que cualquiera que haya leído alguno de mis posts se puede dar cuenta de eso. No me gusta su estilo confrontativo, no me gusta su forma de gobernar ni me gusta su forma de encarar algunos de los problemas del país. En la medida de lo posible trato de que no deforme la visión que tengo de la realidad. A veces me sale, a veces no. Y si ofendí a alguien en el camino, le pido disculpas.

Respecto a la ideología/pragmatismo de la derecha: la derecha como concepción política y social tiene sus propios puntos de vista y metodologías. La derecha (que no es un gran cuco fascista unificado, como lo pintan algunos) no es pragmática, ni lo será jamás, pero por lo menos hace el intento de determinar las mejores alternativas posibles haciendo un estudio de la realidad que no está atado a postulados filosóficos a priori. Si bien tiene de esos postulados, hace el esfuerzo de adaptarlos a la realidad, en lugar de intentar adaptar a la realidad a una visión ideológica.

Y sobre el tema del pasado: ¿quién dijo que la gente vive obsesionada por el pasado? ¿de dónde se determinó esa necesidad de volver y volver a revisar el tema de la década del '70?. Hay muchas personas a las cuales no les interesa mayormente, y hay otras que preferirían que se traten problemas actuales antes que revolver en el pasado negro de la Argentina. Encima revisando el pasado como si en la tragedia de la década del '70 hubiera demonios de un lado y carmelitas descalzas del otro. Y creo que es lógico y perfectamente normal que, así como hay gente que insiste sobre la década del '70, haya otras personas que prefieran dedicar su atención sobre cuestiones más actuales, y que tengan eco en sectores políticos. No creo que eso sea ideología

A los militares actuales (95% de los cuales no estaban en actividad o ni siquiera habían nacido durante el Proceso) les importa bien poco los viejitos de esa época. Pero lo que les preocupa es que sus propias carreras e intereses profesionales se vean afectados por una cacería de brujas desde el gobierno por cuestiones con las que ellos no tienen nada que ver.

Simón: yo estuve acá y viví las crisis de 2001 y 2002 y no te voy a negar que estamos mejor que en ese momento. Sin embargo, no por eso hay que dejar de ver cosas que a mí por lo menos me preocupan. Hice el mismo esfuerzo de balance que hiciste vos, y mientras a vos te dió positivo, a mí no. En fin, esa es mi opinión y es tan válida como la tuya. Pero no creo que puedas descalificar a los que hacemos un balance más negativo de la gestión de Kirchner de esa manera. Todos queremos que la Argentina salga adelante, que haya menos pobreza y exclusión y que podamos crecer, a pesar de lo que diga el Presidente desde el atril.

En fin, eso era todo.

5:04 p. m.  
Blogger Nómade dijo...

c. karl: muchas gracias por tu participación en LBP! Puede que no estemos de acuerdo en muchas cosas pero es bueno que cada uno aporte lo suyo. De todas formas, casi no podría rebatir ningún argumento tuyo. Me siento como Popper intentando refutar al marxismo.



Mechi: yo si creo que Kirchner amplió las condiciones de producción. Sin embargo, admito que no todos están de acuerdo en eso. Para mi, en el tema deuda externa por ejemplo, el país mejoró muchísimo, pero admito que Carrió lo discuta. Lo que creo que no se puede discutir es que Kirchner ejerció el poder, y eso siempre es bueno (la Justicia funciona, mal pero funciona; la Policía funciona, mal pero funciona; la AFIP funciona, mal pero funciona, etc). Que halla tantos delitos por día no debe hacernos olvidar los tantos que se evitan por día.

Respecto a lo que dice Althusser, en realidad, no tomé TODA su concepción. Lo que usé es lo mismo que en economía se llama Frontera de Posibilidades de Producción (FPP), sólo que lo formulé con sus palabras, pero es un hecho señalado por muchos autores.

Por otro lado, respecto a la concepción de ideología, si bien hay muchas, la que usé es la que es mayormente aceptada y es la que se corresponde con la noción de ideología particular en Manheim (no usé la concepción de Althusser de ideología).




Simon: tu observación es simple y evidente. Yo me pregunto cuánta ideología es necesaria para falsearla y llegar a las concepciones de Mayor Payne. Supongo que mucha. Sería muy interesante el esfuerzo teórico por conceptualizar una forma de cuantificar esa ideología necesaria. Al fin coincido con los comentarios de alguien! Por favor, seguí comentando!




Mayor Payne: No coincido con tus ideas, lo sabés. Sin embargo, prefiero el debate, la lucha de ideas. Eso es lo que me parece más divertido. Sobre todo siendo posible en este formato (blog). En ese sentido es que decidí confrontar abierta y linealmente con vos. No es nada personal, sino al contrario, me parece que lo mejor que podemos hacer es discutir las ideas. Por ejemplo: calificarte de ideólogo me llevó a la concepción de una "derecha" que es falsa (en un sentido idológico) y se escuda en un pragmatismo para revestirse de objetividad. Probablemente, si no hubiera hecho el esfuerzo intelectual de intentar rebatir tus argumentos, ese firmamento de ideas no lo podría haber alcanzado nunca.

5:34 p. m.  
Anonymous Bruno dijo...

Nómade, comparando este post, con los primeros, me dan ganas de felicitarte por haber abandonado esa megalomanía hegeliana que tanto nos caracteriza en las clases de Ética. Tenés que tener cuidado cuando haces afirmaciones declarativas. Acordate de usar el "if" y de que el Logos está siempre huyendo (como el Coyote en el Correcaminos). Si caminamos a tientas, en la noche, entonces tené cuidado, coqueteas mucho con posiciones relacionistas.

5:47 p. m.  
Blogger Mayor Payne dijo...

Ya que estamos en ánimos de analizar comportamientos contradictorios, como la dicotomía pragmatismo-ideología en la derecha, me sorprende que desde posiciones que enfatizan normalmente el relativismo y la imposibilidad de llegar a una "verdad" (y para esto, Nómade, te remito a tu post de abril de "La virtud del político es la arrogancia"), de pronto descubramos que existe una realidad que puede ser "falseada" mediante la ideología y que dicho falseamiento sea cuantificable. Como mínimo, esa postura me parece altamente contradictoria y bastante peligrosa. De pronto, los que no llegan a un análisis de la realidad que sea favorable al gobierno son culpables de "desviacionismo ideológico" al mejor estilo Stalin o Mao.

Y no es nada personal, pero esta expresión tuya bastante desafortunada (cito: "Yo me pregunto cuánta ideología es necesaria para falsearla y llegar a las concepciones de Mayor Payne. Supongo que mucha.") me permite ver una profunda contradicción en una izquierda que niega la verdad objetiva y defiende el derecho de cada uno a tener su propia verdad por un lado, pero cuando llega al poder instala su propia visión como "realidad objetiva" frente a la cual todas las otras visiones deben definirse. No será la metodología de todas las fuerzas de izquierda, pero sí parece ser la de una izquierda argentina bastante maniquea de la cual el Presidente Kirchner es el principal exponente, recordando aquellas alusiones tempranas que hacía de "cada uno con su verdad relativa", para llegar luego al discurso de 2004 ante la Asamblea Legislativa en el que exigía a cada voz opositora que identifique los intereses a los que responde, dando por sentado que él y sólo él estaba libre de condicionamientos.

Yo creo que existe una realidad. Existe una realidad física. Existen personas, existen actitudes y comportamientos de esas personas, existen hechos a causa de las personas y sus comportamientos y existen tendencias y posibilidades de acuerdo a esos hechos. Pero la realidad no es patrimonio del presidente Kirchner; esa realidad se analiza desde distintos puntos de vista y con distintas concepciones previas que deben contrastarse con la realidad.

Vos ves una realidad objetiva de crecimiento económico, despegue de la parálisis delarruista, nueva comunicación con la gente, caída de los aparatos políticos tradicionales, etc. Esa realidad existe. Te pido, sin embargo, que no te cierres al resto de la realidad objetiva: creciente intolerancia desde el gobierno, crispación en ambientes sociales a causa de los continuos ataques desde el atril, presiones a la prensa, panorama económico incierto al mediano plazo, falta de políticas de Estado, cooptación irregular de miembros de la oposición, instituciones devaluadas, medidas perjudiciales a sectores productivos, etc. Ese era el resto de la realidad que quería exponer en el comentario que hice a tu post.

No critico al presidente Kirchner porque tenga un interés en atacarlo y me ponga a su servicio, o porque sea un traidor a la patria o porque no haya vivido en 2001. Critico al presidente Kirchner porque, como ciudadano de este país, tengo derecho a expresar mi opinión favorable o desfavorable ante situaciones que me preocupan. Y creo que al país y al Presidente no le hacen bien los coros de comparsas que constantemente le dicen que "todo está bien".

Te pido que me disculpes, Nómade, si lo que escribí te pudo sonar agresivo, y es un pedido que hago extensivo al resto de los lectores bestiales, pero sentí necesario clarificar algunas de mis posturas. Yo creo en el debate de ideas y me encanta que lo podamos hacer a través de este medio, y me encanta que podamos contrastar nuestras posturas, pero te pido que no las reduzcas a "desviacionismos". Desde acá voy a hacer lo posible para no teñir de ideología mis posturas. Sólo pido que eso se haga en otros lados.

Discúlpenme por el largo de este cuasipost. Saludos

1:41 p. m.  
Blogger Nómade dijo...

Bruno: Gracias!

Mayor Payne: No puedo afirmar que tenés razón (en que mi pensamiento sea contradictorio) porque dije que no creo en la verdad. Tampoco puedo demostrar que es falso lo que decís porque también caería en contradicción. Me limito a algo más humilde y básico: me pareció encontrar una contradicción en tus dichos. No hable de verdad, sólo me pareció que si alguien afirma un discurso pragmático, no puede acusar a Kirchner de esa forma. Una cosa no quita la otra, por más de que todo lo que yo diga sea incoherente, la contradicción en la que caíste subsiste.

2:38 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Más recientes›  ‹Antiguas