domingo, 26 de noviembre de 2006

La realidad mexicana

En los últimos años mucho se ha hablado de los avances que ha logrado el pueblo de Méjico en materia de crecimiento y desarrollo económico. Si esto es verdad, y el avance ha sido mayúsculo, no puedo menos que sorprenderme por el enorme atraso que sufría el país.
Podríamos analizar esta situación a la luz de la disputa entre Calderón y López Obrador pero sería muy simple de mi parte. Además esto es como el cuento de la buena pipa, es la historia de nunca acabar.
La realidad que se percibe al adentrarse en los círculos de poder del país norteño es paupérrima. Los dirigentes parecen salidos de una historieta del chavo y el sistema republicano es más siniestro que el del PAN argentino (obviamente esto no es casualidad en la medida en que el partido gobernante comparte el mismo nombre). El caudillismo y las componendas inundan todos los resquicios de la vida cotidiana. Así, el pueblo pasa de ser servicial a ser simplemente servil. Realmente repugna la manera en que se rebajan frente al poder de turno. Si en Argentina nos quejamos de las aberraciones de nuestros políticos por perpetuarse en el poder, éstos frente a sus pares mejicanos son púberes.
Esto no es algo que pueda endilgarse solamente al partido gobernante sino que es práctica común en la oposición. Gran parte de la sociedad mejicana depende de las migajas que les arroja el poder de turno. De esta manera, se encuentran en un círculo vicioso del cual es muy difícil, por no decir imposible, salir ya que la subsistencia de las comunidades dependen del silencio cómplice de los jefes de familia.
Mención aparte merece el grado de violencia que se vive. En gran parte de estos hechos uno debe remontarse hasta 90 años para encontrarles una explicación (sí!, 90 años, y después nos quejamos del revanchismo nacional). El hecho de que sicarios amparados por el poder político (o narcotráfico porque las fronteras son muy difusas) asesinen impunemente a 4 o 5 personas diariamente es algo normal y cotidiano (¡¿NORMAL?!)
La realidad que viven estos pueblos difícilmente pueda ser modificada en el corto plazo. En lo personal no soy un devoto de la política exterior americana pero creo que en el caso del back yard han venido haciendo un estupendo trabajo (por lo menos hasta la payasada del muro). La simiente para un moviendo de extrema izquierda no hubiese tardado en fructificar ya que el terreno es fértil, no tanto por las falencias del pueblo sino más bien por los excesos de la clase dirigente.

¿Es lo que nos espera en Argentina?

3 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Los populistas para eternizarse en el poder precisan de un pueblo ignorante, al cual lo extorsionan mediante políticas prebendarias. Después de lo ocurrido en la provincia de Misiones, soy un poco más optimista, puesto que la gente se puso firme y le dijo no al fraude montado, y a las ansias de poder omnímodo de un gobernador completamente alejado de la realidad.

9:09 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

creo que tu comentario es muy alejado de la relaidad de mexico te lo digo como aleman que ha vivido toda su vida en mexico en mexico hay dinero y trabajo por todos lados hay pobreza es cierto pero no como en argentina nada que ver creo que te debes documentar mas mexico no es un pueblo como el que tu ves desde argentina...

en fin tu pais tiene peores problemas no te precupes por mexico que es un pais fuerte precupate por el tuyo...

12:55 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

ESTA FUERA DE LA REALIDAD ESE COMENTARIO...
DEFINITIVAMENTE NO HAY IDEA

7:06 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Más recientes›  ‹Antiguas