sábado, 10 de marzo de 2012

De Vido y los muertos

Qué cosa, 51 personas se matan en un accidente ferroviario pero el ministro De Vido nos echa en cara que nunca le reconocemos "los muertos que no se producen".

¡Pobrecito De Vido! ¡Qué mal debe sentirse! Seguro que el dolor le estruja tanto el corazón que ni siquiera juntarla con pala le trae alguna alegría...

Quería subsanar ese error y agradecerle de corazón al ministro De Vido porque en todos los viajes que tuve que hacer en esta semana en el Mitre para ir y volver del trabajo no me morí ni una sola vez ni sufrí heridas, amputaciones o calambres de ninguna índole o gravedad. De paso, le agradezco que tampoco haya perdido la vida en alguno de los numerosos viajes en colectivo que debí hacer por razones laborales y académicas en el transcurso de la semana.

No quiero hacer extensivo mi agradecimiento a todos los viajes que tuve que hacer desde que empezó la Nueva Era Kakal en 2003, porque no quisiera abrumar con mi gratitud. Y tampoco lo incluyo al ex-secretario Schiavi porque entiendo que su corazón delicado ya tiene problemas para resistir la gratitud de un pueblo agradecido.

Es de bien nacido ser agradecido, ¿no?. Después de todo, no es como si ocuparse de y gastar guita en boludeces tales como planificar la inversión y el mantenimiento del sistema de transportes nacionales sea un trabajo que ellos tienen que hacer y por cuyos resultados nos deben respuestas y explicaciones. No podemos jamás dar por sentado el increíble privilegio de vivir en el país kirchnerista y formar parte del Relato.

Después de esas atinadas declaraciones, el ministro De Vido salió a gritarle a los radicales que todavía le debían explicaciones a la Argentina por los 38 muertos de diciembre de 2001 o algo por el estilo. Digamos que podríamos ser un poco buenitos y descontar de esos 38 a los que murieron a manos de las administraciones peronistas que gobernaban en Provincia de Buenos Aires y en Santa Fe, pero para no entrar en otro debate, vamos a darle la derecha (esa por donde cobra luego de putear por izquierda) a De Vido.

Me sorprendieron estas declaraciones, porque creo recordar que después del sketch con el imitador de Belgrano en la payasada del bicentenario de la Bandera allá en Rosario la Vaca Estúpida nos reclamó a todos que no jodiéramos con los muertos, que no se los podía usar en política y la mar en coche, todo eso salpicado de alusiones a Él y lagrimitas por el dorima que la dejó para irse al cielo de los militontos.

Qué se yo, pensaba que contestar argumentos con números de muertos entraba en la categoría de usarlos en política, pero supongo que esta es una discrepancia que debe tener alguna explicación razonable según los versículos del Modelo.

Lamento decirle al ministro De Vido que no les cierra mucho la lógica en este asunto, porque si la cosa es tirarse números de muertos, entonces con los 51 de Once los muchachos kakales tienen un handicap de 13 sobre los 38 de 2001. Y ese handicap podría subir si le sumamos los que ya se habían muerto el año pasado en el choque de trenes y colectivos de Flores. Pensé también en agregarles los que murieron en las minas de Río Turbio allá por 2004 pero no quería irme tanto de mambo.

También, dentro de la lógica kirchnerista de la contabilidad tanática, habría que pedirle a Aníbal Ibarra que cierre definitivamente la boca ya que los 194 muertos de Cromañón son ilevantables según estas reglas de juego.

Por otro lado, creo entender a partir de esto la insistencia kirchnerista con el número delirante de 30.000 desaparecidos. Con semejante dibujo digno del INDEK, los muchachos del Modelo deben creer que todavía faltan muchos años y difuntos más para que en su lógica mortuoria sientan que ahora sí se les puede echar en cara algo de lo que hicieron.

Pero qué manga de hijos de puta.

2 Comentarios:

Anonymous carancho dijo...

Don Mayor:
Si bien no he muerto últimamente en los viajes que hago (vivo en Moreno, trabajo en Chacarita y uso el transporte público)sí cuento con una rotura de ligamentos de la rodilla que ocurrió arriba de un colectivo en el año 2010, que todavía me tiene dando vueltas con rehabilitación y ART.
¿Cree que este argumento serviría para hacer callar a De Vido y bajarlo aunque sea un poquito de su insufrible soberbia?
Espero ansiosamente su respuesta.

Saludos.

8:28 a.m.  
Blogger Mayor Payne dijo...

Estimada Carancho:

En primer lugar, lamento profundamente su situación y desde acá hago votos para que se recupere de la herida lo más rápido posible y para que la ART se deje de romper los testículos.

En segundo lugar, no sé si su situación pueda conmover la cara de piedra de De Vido. Habría que ver cuantas roturas de ligamentos equivalen a un deceso para ver si alcanza para bajar del banquito al Kajero, aunque me temo que a lo mejor hará falta que se rompa la otra rodilla (o quizás los codos si la tasa de cambio es muy baja) para turbar la caradurez de Julito.

Ojalá hubiera podido darle mejores perspectivas, pero todavía no saco mi Licenciatura en Verseo del Modelo.

Saludos y vuelvo a desear su pronta recuperación.

10:54 a.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Más recientes›  ‹Antiguas