sábado, 17 de febrero de 2007

Ellas se quieren casar...

Supongamos que me reúno con dos amigos del colegio. Uno de ellos es locutor, el otro es ingeniero electrónico, y yo soy licenciado en Ciencias Políticas. Los tres queremos establecer un estudio de abogados. El tema es que no podemos establecer un estudio de abogados... sin ser nosotros mismos abogados; no podemos ejercer el derecho (que para eso existen los estudios jurídicos) sin estar habilitados y matriculados como abogados. De hecho, sería un delito si lo hiciéramos.

El punto que busco demostrar con este ejemplo es que establecer requisitos para constituir una asociación no necesariamente es discriminación. En principio todos tendríamos derecho a formar un estudio jurídico, pero si nuestra vocación interior (y luego nuestra formación profesional) no nos llama a conseguir el título de abogado, esa puerta se nos cerraría. Yendo a otro ejemplo, ¿sería discriminación si yo, en caso de estar en perfecto estado de salud, quisiera participar de los Juegos Olímpicos Especiales? ¿Estarían reprimiendo mis derechos si me dijeran que no puedo, que para eso están los Juegos tradicionales?

Todo esto viene al caso debido al intento que hizo una pareja de lesbianas de solicitar turno en el Registro Civil para casarse, el cual, de acuerdo a las leyes vigentes, les fue negado. La pareja en cuestión dijo no sentirse satisfecha con la posibilidad de la unión civil que reconoce la Ciudad y anunció que apelaría para defender "su derecho al matrimonio", el cual estaría fundado en la usual batería de "tratados de derechos humanos" y una retorcida interpretación del Código Civil según la cual como no habla expresamente de "hombre y mujer" ni menciona como limitación que ambos sean del mismo sexo, estaría implícitamente permitido el matrimonio homosexual.

La interpretación es retorcida, ya que el Código Civil, si bien usa las palabras "esposos" y "cónyuges" la mayor parte del tiempo, sí exige que el consentimiento para el matrimonio sea expresado libremente "por hombre y mujer ante la autoridad competente para celebrarlo" (Art. 172), además de mencionar la voluntad de tomarse "por marido y mujer" (Art. 188). Si para el consentimiento necesario para el matrimonio se exige que provenga de hombre y mujer, de entrada no podrían presentarlo dos hombres, o dos mujeres.

Pero volviendo al tema, el trasfondo de la cuestión no es que los homosexuales reclamen el hipotético derecho a casarse, sino que quieren los beneficios del matrimonio civil. El matrimonio es un tipo de asociación reconocido por nuestra sociedad con el fin de constituir un hogar y procrear hijos (o no). Originalmente, el matrimonio era un asunto religioso, definido en términos religiosos y por autoridades religiosas, hasta que el Estado reclamó el derecho de realizarlo mediante el matrimonio civil, lo cual significaba conceder por ley determinadas prerrogativas y derechos para quienes se casaran por civil. Estos derechos están bancados por toda la sociedad (solteros incluídos) a través de sus impuestos. Incluso, con la unión civil, muchos de estos derechos ya están a disposición de las parejas homosexuales.

¿Por qué todos tendríamos que pagar las prerrogativas de los casados que vienen con el matrimonio civil? Porque en teoría hay un interés social y del Estado en la estabilidad y prosperidad del matrimonio y de los hijos a cargo de éstos, sean naturales o adoptivos. ¿Cuál es el interés social en el matrimonio homosexual que justificaría sostenerlo con impuestos? Ninguno, más allá de una supuesta "reivindicación de derechos" traída de los pelos que interesa a un sector reducido de la sociedad. Ni siquiera el derecho a adoptar: según la ley de adopción, sólo se exige el matrimonio en caso que dos personas quieran adoptar simultáneamente a un mismo chico; nada en la ley impediría que un homosexual adopte a un chico y lo críe junto a su pareja, de así quererlo.

Pero en fin, es parte del circo progre, que se ocupa de atender las "reivindicaciones" más insólitas que aparezcan, sin importar los problemas graves de la sociedad. Sigue el baile.

16 Comentarios:

Blogger Sine Metu dijo...

Mi opinión (con links)

2:39 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Mayor Payne, pregunto, desde alguien que no está ni enterado de este debate, qué es explícitamente lo que reivindican los homosexuales??????
Bah, digo, el derecho a qué???
Creo que es algo que nadie tiene claro, y eso que los diarios apenas lo publican (ahondando en el debate).

1:00 a. m.  
Blogger Mayor Payne dijo...

Anónimo:
Lo que reclaman es que se les permita a los homosexuales celebrar matrimonios civiles entre ellos y que se les reconozcan a esos matrimonios todos los derechos, prerrogativas y beneficios que actualmente tienen los matrimonios civiles entre heterosexuales. Por ejemplo, el poder adoptar conjuntamente a niños (la ley de adopción actual prohíbe que dos personas adopten simultáneamente a un mismo niño sin estar casados entre sí), el heredarse mutuamente los bienes, las licencias por enfermedad de la pareja, entre otras cosas.

Ahora bien, en la Ciudad de Buenos Aires rige, desde hace unos años, el sistema de "uniones civiles", que vendría a ser un "matrimonio bajas calorías" disponible tanto para heterosexuales como homosexuales. Con las uniones civiles, muchas de las prerrogativas del matrimonio civil (pero no otras, como la adopción conjunta) quedan al alcance de los homosexuales. En su momento los lobbies homosexuales lo celebraron como "un gran logro", pero parece que "ahora" no les alcanza y van por la chancha, los veinte y la máquina de hacer chorizos: es decir, el matrimonio civil puro y duro.

Para reclamar este "derecho" se agarran de pactos internacionales y de los casos de países como España en donde el casamiento gay es legal, además de argumentar que como el Código Civil (que es el que regula el matrimonio civil) no exige como requisito para casarse que sea entre hombre y mujer, entonces estaría permitido implícitamente el casamiento entre homosexuales.

La realidad es menos retorcida: si Vélez Sarsfield y los otros autores del Código Civil no incluyeron ese requisito, es porque jamás se les cruzó por la cabeza la posibilidad de que en algún momento de la historia los homosexuales pudieran reclamar el poder casarse civilmente entre sí. Sencillamente ni lo concebían, y por tanto no pensaron en poner lo obvio. De cualquier manera la interpretación es errónea, ya que el matrimonio exige el consentimiento libre y voluntario "de hombre y mujer"; sin consentimiento no hay casamiento.

Bueno, anónimo, espero que haya podido aclarar tus dudas y disculpá si salió larga la explicación.

Hasta la próxima.

2:25 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Me parece que el problema es que para hablar de abogacia quizas tambien se requiera ser abogado y no dedicarnos a la argentina profesion ser todos directores tecnicos/ingenieros/politicos/etc.
Quienes trabajamos en el ambito del derecho civil y sabemos lo que implica una REFORMA (lo cual es muy diferente al ambito penal donde es algo constante y se alega desde el pacto de san jose de costa rica hasta el tratado del merengue con crema) sabemos que no se hacen diariamente (la gran y ultima reforma fue la ley 17711 hace 30 años) e incluyen diversas cuestiones que se toman no solo de las relaciones contractuales sino tambien de circunstancias sociales como la presente, nos guste o no.
Quienes estudiamos a Velez y conocemos en profundidad su obra sabemos que fue un hombre revolucionario y progresista para su epoca, pero sobre todas las cosas gozo de un incomparable sentido comun ademas de juridico.
Velez jamas podria haber pensado en el casamiento entre homosexuales por que al momento de la sancion del codigo (hace mas de 100 años atras) eso no era una demanda ni realidad social y tampoco penso en que pueda serlo en un futuro (mas de 100 años despues).
Pero en vez de pensar como Velez lo hizo hace 100 años atras, tratemos de pensar como lo haria hoy y guste o no, seria una respuesta afirmativa.

9:11 a. m.  
Blogger Nómade dijo...

el muchacho/a que escribió el último comentario tiene mucha razón. si velez sarfield puso el punto final para pensar en lo jurídico estamos fritos. hoy tenemos problemas que él no tenía, y por eso necesitamos soluciones que él no necesitaba. de todas formas, me parece que lo más importante es esto (el post de mayor payne y estos comentarios), porque si esperamos contentarnos con los medios de comunicación tradicionales estamos doblemente fritos: se mueve la opinión pública por juicios meramente estéticos sin contenido racional.

11:12 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Volviendo a leer lo escrito por Payne me parece que me quede en mi post anterior solamente en el aspecto del casamiento, pero mas profundo me parece el asunto de la adopcion.
Todos sabemos que a nuestro gobierno poco le importa la explotacion, mortalidad y desnutricion infantil, la analfabetizacion, la prostitucion infantil y miles de males que padecen niños que desgraciadamente nacieron en los hogares equivocados o sus padres directamente los abandonaron.
Ante ello el estado les da como magica solucion a estos niños alojarlos en institutos (que carecen de recursos y que obviamente no dan a basto) o, directamente, no hace nada y deja que transiten por calles, esquinas y bares (con todo lo malo que transita por ellas para un menor).
Si bien adoptar un niño es un tramite complejo (cosa que deberia ser reformada) la mayoria de los padres desean chicos rubios, de ojos azules y que tengan pocos meses de vida. Rara vez los padres aceptan adoptar a una familia entera de hermanitos de varias edades o chicos que superen los 5 años.
Una queja constante de nuestra sociedad es la seguridad instalada y quizas una excelente solucion seria permitir que las parejas homosexuales adopten a estos menores para evitar que, dentro de 10 años o en pocos meses, se conviertan en algo parecido a nuestros actuales delincuentes y, ademas, reciban amor, cariño, educacion y miles de cosas que sus padres no han podido o no han querido brindarles.
Si hacemos una ponderacion de males como sociedad/politologos/abogados deberiamos plantearnos si preferimos adoptar la doctrina propuesta por Payne y no permitir que los homosexuales adopten o si seguimos dejando que estos chicos vivan sin hogar, sin un estado que los asista y seguir aumentando nuestra constante inseguridad.
Esta solucion no es buena solamente para las parejas de homosexuales -que solo quieren ayudar y contener- sino tambien para el estado, ya que no deberia tener que seguir invirtiendo en miles de establecimientos y posteriormente en carceles, sin hablar de reducir la inseguridad tanto en presente como en futuro.
Pero quizas la mejor respuesta no la podemos dar nosotros desde nuestras bellas computadoras y nuestros lindos hogares, sino los propios chicos que seguramente que desconocen todo eso y querrian tener un hogar donde ser al menos queridos, con comida, cama y dos padres o madres homosexuales que seguir viviendo en las angustiantes e inhumanas formas en las que hoy viven, pensamiento que seguramente coincidiria si hoy viviera Velez.

12:09 p. m.  
Blogger Mayor Payne dijo...

Nómade:
Nunca dije que Vélez Sarsfield puso punto final en cuestión alguna ni dije que el Código era irreformable; mi intención era demostrar el absurdo de pretender afirmar que la falta de algunas palabras en un documento redactado en el siglo XIX AUTOMÁTICAMENTE significa que el matrimonio homosexual es legal, cuando es más factible que, debido a la época en la que se redactó, ni se hubiera considerado que en algún momento se pudiera demandar el matrimonio civil entre homosexuales.

Anónimo:

Uno de los grandes malentendidos de este debate es la supuesta imposibilidad legal de adoptar que tendrían los homosexuales. El tema es que esa imposibilidad no existe: los únicos que están impedidos de adoptar son los menores de treinta años, los ascendientes respecto de sus descendientes y los hermanos respecto de sus hermanos. No existe en ningún lado una prohibición de adoptar que afecte a los homosexuales. Ellos podrían adoptar tranquilamente y criar a sus hijos adoptivos junto a sus parejas si así lo desean. Nada se los impide.

Sólo para la adopción simultánea (por más de una persona a la vez) se exige el estar casados. Y ni siquiera se trata de una prohibición dirigida a los homosexuales. Esa misma prohibición impediría por ejemplo, que dos hermanos o dos tías puedan adoptar a un niño. Estaría igualmente prohibido que una iglesia, una ONG, una corporación o incluso un equipo de fútbol pueda adoptar. ¿Nadie se planteó si estamos coartando los derechos de las tías solteronas a adoptar y formar familias? Se ve que a Lubertino eso no le interesa mucho...

El tema acá es que, agarrándose de la adopción entre otras cosas, se busca extenderle a las parejas homosexuales el rótulo de "matrimonios". Es ésta cuestión la que motivó todo este debate, no el reclamo por un derecho a adoptar que nadie les está quitando y cuya limitación no los afectaría exclusivamente a ellos, sino a cualquier grupo de dos o más personas que no estén casados.

En un momento vos criticás lo que llamás "mágica solución" que pretende dar el Estado a los temas de abandono y mendicidad infantil. Poco después te referís a que permitir a las parejas homosexuales adoptar chicos sería una "excelente solución". No digo que no lo sea; siempre es preferible que esté bajo un techo que en la calle, pero sí digo que no es la única solución. Creo que una solución al tema del abandono y la mendicidad infantil tiene que pasar por muchos otros temas más: mejor educación, mayores posibilidades de acceso al trabajo, mejores prestaciones de salud, y sí, trámites más rápidos de adopción.

Sabemos que el Estado funciona muy pero muy mal y que la incompetencia y burocracia están en todos los niveles, y por eso sería mejor que nos pongamos a pensar maneras de hacer más eficaz la acción del Estado en lugar de confiar en la magia del matrimonio homosexual e incorporar al mismo tiempo a toda una nueva categoría de adoptantes dentro de un sistema de adopción lento, recargado y burocratizado.

En fin, era mi opinión, nada más. No una doctrina.

1:49 p. m.  
Anonymous anónimo2 dijo...

no será que todo pasa por una tilingería paqueta de no querer "manchar" la palabra "matrimonio" aplicándosela a los homosexuales?

3:35 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

No deja de ser verdad Payne que entre tramites se le va la vida a la gente, desgraciadamente este Estado no hace ni hara nada por esta gente y lo que hoy se cree que se hace es igual a no hacer nada.
Si hoy una pareja de homosexuales deciden adoptar no lo pueden hacer, que adapten sus vidas para "simular" (lo cual incluye no vivir juntos durante un largo periodo por controles de asistentes sociales, por ejemplo) que alguno de ellos cumple con la ley y poder criar un chico no significa que la ley es igual para todos.

4:37 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Buenas, segun tengo entendido, ustedes son estudiantes de la universidad catolica y cursan una materia llamada teologia.
En la biblia no dice amense unos a otros como yo los he amado y en otra parte tambien dice lo que le hagas al mas pequeño de mis hermanos es como si se lo hicieras a mi?.
A mi me parece de una mentalidad retrograda analizar el casamiento homosexual como un no beneficio para el estado.
Si ustedes que son estudiantes de esa facultad y pagan una cuata alta para serlo y estudian carreras en las cuales el dia de mañana los pueden llamar para obtener un cargo publico y supuestamente son el futuro de nuestra dirigencia creo que el pais esta condenado.
El que escribio debe pensar que estabamos mejor en los 90 porque podiamos hacer viajes al exterior y pagar en cuotas un electrodomestico, mientras millones se quedaban fuera de la economia.
Yo no soy progre tan solo trato de ser logico.

7:09 p. m.  
Blogger Mayor Payne dijo...

Para Anónimo2:
No sé, tendrás que preguntarle a algún paquete tilingo...

Para el Anónimo que sólo trata de ser lógico:
Voy a intentar responder uno a uno los "argumentos" que pretendés exponer en esa incoherencia monumental que llamás post...
1) Sí fuí a la Universidad Católica, y tuve dos materias de Teología y una de Doctrina Social de la Iglesia, en ninguna de las cuales se mencionó jamás algo acerca de los homosexuales y su relación con el Estado. El objetivo de esas materias es que los estudiantes católicos entiendan la religión que profesan. Cosa que por otro lado no alcanzo a entender qué tiene que ver con el tema que debatimos.
2) ¿Leíste en algún lugar del post que haya hecho referencia a algún argumento religioso contra el matrimonio homosexual, como para empezar a citar la Biblia? Si de tirar citas se trata, te puedo largar unas cuantas de San Pablo que no hablan muy a favor de las uniones homosexuales (y que no las aprendí en Teología). De todas maneras me parece curioso que cites la Biblia para rebatir mis argumentos, ya que la gente que piensa como vos suele criticar las posturas sostenidas por los católicos diciendo que "se basan en doctrinas religiosas". Si la religión no es un argumento, no lo es entonces para ninguno de los lados...
3) No es una cuestión de costo/beneficio económico. El Estado existe para preservar a la sociedad y sus intereses. Toda intervención del Estado en la sociedad se fundamenta en un interés que el Estado busca defender y promover. Por ejemplo: el Estado otorga subsidios a sectores económicos para mantenerlos funcionando y para evitar el desempleo, y sostiene hospitales y clínicas para promover la salud pública, entre muchas otras cosas. El Estado interviene en la celebración de los matrimonios y en su sostenimiento para defender un determinado interés social; en este caso, la estabilidad y prosperidad familiar. Vuelvo a preguntar ¿Cuál es el interés social que hace tan necesario que el Estado redefina una institución social (cosa que no le corresponde cuando esa institución no es perjudicial para las personas) y busque sostener nuevas formas que no se condicen con lo que motivó a otorgar prerrogativas al matrimonio en primer lugar? A menos que pienses que el Estado ahora pueda hacer cosas sin tener motivos para hacerlo...
4) Lo interesante de la democracia es que vos puedas opinar lo que quieras y que yo pueda opinar lo que quiera, y podamos estar los dos viviendo tranquilos en la misma sociedad. Me parece que como país estamos condenados si nos ponemos a llamar "retrógrados" a todos los que no piensan como nosotros.
5) Si querés rebatirme, hacélo con argumentos, no con kirchnereadas berretas como hacés cuando tratás de descalificarme diciendo que debo "pensar que estábamos mejor en los 90". Te pregunto: ¿¿qué corno tiene que ver eso con el matrimonio homosexual?? ¿Acaso Menem o Cavallo opinaron sobre el tema y yo no me enteré?

Saludos

PD: Para todos los Anónimos... no tengan miedo, ¡salgan del anonimato! Los debates son mucho más interesantes si se puede saber con cuántas personas se está debatiendo al mismo tiempo.

9:40 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Para diferenciarme de todos los anonimos te comento que mi nombre es Agustin Rivero y soy el que escribio los tres posts que no son ni del ultimo anonimo ni del anonimo dos.
Personalmente, y no se si te interesara, siempre entendi que el Estado es un lugar desde el cual se pueden reformar miles de cosas, por ello decidi trabajar ahi y lo sigo haciendo, especificamente dentro del poder judicial.
Hasta el año pasado, y desde los 18 (tengo 23) tuve el honor de trabajar en una defensoria penal y asistir a un defensor oficial que defiende personas que no tuvieron nuestra misma suerte y, en muchos casos, cometieron delitos. Dentro de las cientos de personas que habre visto ahi dentro, muchisimas de ellas durante su infancia vivieron en la calle, padecieron institutos de menores, fueron abusados, explotados o abandonados por sus padres y miles de historias desdichadas que son mucho mas dolorosas cuando uno las escucha cara a cara que cuando teoriza sobre ellas o las ve en la tv.
No se si fuiste alguna vez a una carcel o a un instituto de menores, yo afortundamente si y en su mayoria son lugares muy distantes a lo que cualquiera puede imaginarse. Las cosas que pasan alla adentro nos marcarian para toda la vida, y no en un buen sentido, si es que podemos vivir para tolerarlas en nuestra memoria.
Cuando me hablan del estado, y conociendo ciertos establecimientos desde adentro, tengo la triste impresion de que muchas personas se quedan en una teoria y no pueden darse cuenta de que actualmente (y posteriormente) esta todo, pero absolutamente todo atado con alambres. A todos nos encantaria tener un estado con una activa presencia y ayuda social, pero para ello van a faltar gobernantes y legisladores que quieran eso, y parece que aca no existen o al menos no son elegidos por la mayoria popular que se requiere para que puedan asumir los cargos, sin hablar del tiempo que se tardaria en que todas esas reformas se lleven a cabo.
Coincido con vos en que el debate de fondo debe partir hacia reformar el estado para que la actual situacion que padecen estos niños no exista, pero hasta que eso ocurra se los esta condenando (siendo absolutamente inocentes) a una infancia mas que traumatica (y si la infancia es, psicologicamente, el momento de la vida que nos marca para el resto, dudo que puedan revertir su triste realidad).
Para vos esto no tiene nada que ver con que los homosexuales quieran casarse, con los beneficios sociales que ello les implica.
Personalmente creo que si pregonamos una igualdad ante la ley el casamiento entre homosexuales es transformar una situacion de hecho en derecho, y como digimos antes, Velez no la pudo preveer. Que erroneamente ciertos grupos se agarren de cualquier lado del codigo civil no significa que esten equivocados en su planteo o que carezca de justicia.
Una cosa llev a la otra ya que, en concecuencia con lo ultimo, los homosexuales podria adoptar niños como cualquier pareja normal y podrian salvarlos de esperar que nuestro estado haga algo (que te repito por vivencias personales, no hace nada), sin necesidad de reformar la ley de adopcion en lo inmediato (que debe ser reformada por cuestiones, sobre todo, de celeridad en los tramites y procesos que la componen).
La interpretacion que haces de la ley de adopcion es netamente textual y demuestra de tu parte un gran desconocimiento de la practica o realidad sobre la cual estas opinando. Efectivamente una ong no puede adoptar un niño, ni 5 tias solteronas, ni una empresa privada, asi como tampoco una pareja de homosexuales. Que un homosexual pueda adoptar un niño y criarlo con su pareja es un modo de "adaptar" la ley, que en su genesis no es legal. Implica mucho sacrificio y sufrimiento por parte de esa pareja que sufre controles por parte de asistentes sociales y por partes del juez de familia, y si es descubierto puede perder la tenencia del niño (si lees la ley de adopcion podras saber los plazos en cuestion y los diversos controles, sobre todo en los primeros años de la tutela).
Sin perjuicio de todo ello, si esta pareja decide separarse el que no posee la tenencia pierde el contacto con su hijo y su hijo carece del derecho de alimentos asi como tambien de su derecho a sucederlo.
Si tuviste la suerte de recorrer europa podras haber visto, o te habran contado, que es bastante usual ver a padres y madres homosexuales paseando con sus hijos. En la Argentina eso es mas que inusual e incluso cuando dan sus testimonios en television suelen hacerlo sin mostrar sus rostros, fundamentalmente por temor a perder la tenencia que les fue adjudicada al haber "adaptado" la ley y que, por lo que vos decis, es un derecho del cual gozan plenamente (situacion que te vuelvo a decir que no es asi y que lo seria si se pudieran casar, tema que dio inicio a este "debate").
Lo bueno de lo democracia es que todos podemos opinar, lo malo es que mucha gente opina sin un fundado conocimiento y que en tu caso no creo que sea malintencionado sino una peculiar forma de debatir un tema polemico de nuestra sociedad. Para mi, ademas de lo dicho, lo importante de la democracia no es solo dejar que el otro opine y se exprese, sino reconocer que pueden haber errores en nuestras opiniones apartir de las de los otros y asi, quizas algun dia, este estado brinde a la sociedad lo que vos y yo queremos.

11:19 p. m.  
Blogger Nómade dijo...

Fui a la UCA, y re banco al ex-anónimo Agustín Rivero.

Me parece que el Estado y la Sociedad deberían estar muy interesados en que las parejas homosexuales sean estables y reconocidas ante la ley con los mismos derechos que las heterosexuales.

Prohibir a dos homosexuales tener un hijo conjuntamente no es lo mismo que prohibirlo para dos tias sencillamente porque una pareja homosexual aspira a un tipo de vínculo muy distinto que el que aspiran dos tías.

3:34 a. m.  
Blogger Martín dijo...

A mi lo que no me queda claro Agustín "anonimo" Rivero es cual es el reclamo, o la propuesta. Es más no sé si están planteando un reclamo o presentando una propuesta de política pública destinada a solucionar un tema social?

Segun te leo parece que permitir el matrimonio gay, les permitirá adoptar chicos, y entonces por acción indirecta, estos se casarán en masa, adoptarán en masa y en unos años habremos solucionado el problema de los niños en situacion de calle, tendremos menos niños en institutos, carceles, etc.

A mi nome cierra, que querés que te diga, me nombrás europa, no tengo el gusto de haber viajado pero si sé porque leí libros y otras cosas (la teoría no es tan mala, resuelve problemas practicos, o no?) sé que esos países primero se desarrollaron, resolvieron bastante bien el tema de pobreza infantil, y muuuuucho después se les cantó que estaba bueno el matrimonio gay, pero como un capricho, un gusto y un reclamo de derechos, NUNCA COMO PROPUESTA DE POLITICA SOCIAL, posta no entiendo de nuevo te pregunto ¿los homsesxuales reclaman un derecho o proponen una politica social?

Como buen desarrollista opino que el debate es valido y hasta lo acompañaria llegado el momento, votaria a favor que les permitan a eso a los GAYS, pero para mi este debate no es para ahora, el pais tiene otras urgencias en las cuales gastar energias discutiendo y haciendo (teorizando tambien), resolvamos los probelmas de desarrollo humano, eso es lo prioritario, cuando estemos llenos como los españoles, los holandeses, discutamos lo que mas te guste, pero no mezccles un reclamo de "derechos de 4ta o 5ta geneeracion" con politica social, no vi que ningun pais utilizara esto como politic social para resolver problemas de infancia, es solo un argumento que cierra lindo para 50 casos televisables y anda más, busquen mejores argumentos, pq en españa modificaron el codigo civil, y creo que en 1 año se casaron menos de mil parejas, con ese aluvion de matrimonios gays queres resolver los numerosos problemas de la infancia en un pais pobre como Argentina?

Poco probable.... saludos, Boch@

3:48 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Martin:
Obviamente que la adopcion no es una propuesta de politica social que va a lograr salvar a todos los chicos de los que hablamos, pero aunque sean pocos creo que vale la pena.
Cuando comento el ejemplo de europa no es para compararnos y decir, si alla se hace aca tambien, por que como te dije antes, este estado esta atado con alambres. El ejemplo de europa fue por que Payne dice que los homosexuales pueden adoptar de manera individual, cosa que es verdad, pero si vive en pareja debe "adaptar" la ley y "adaptar" su vida para poder adoptar.
Aqui se les reclama la adjudicacion del derecho al matrimonio tal cual lo estipula el codigo civil, este derecho va a derivar en el derecho a la adopcion y el derecho a suceder (otro derecho del que carecen hoy en dia).
Me encantan las teorias y la carrera que estudio tiene miles de vertientes doctrinarias sobre cada tema y me parece que es una herramienta para solucionar conflictos, siempre que no la pongamos en un estandarte tan alto que nos impida aplicarla en la realidad, o saber dejarla de lado ante una realidad que no tiene tiempo de desarrollarlas.
Personalmente, y sin querer ofender, odio el pretexto de que en la argentina no se pueden desarrollar estos temas por que hay otras urgencias. Creo que lo escucho desde que naci con este y otros temas y me encantaria que los legisladores se sienten a debatirlo en una sesion, nada mas, sin importar el resultado.
Entre los temas para los cuales "es el momento para la argentina" y los que no, no pasa nada en el medio y los perjuicios no los vemos vos y yo sino los que no tuvieron nuestra misma suerte. Sin embargo en la argentina si estamos para debatir acerca de emergencia economica , superpoderes, inflacion y demas(creo que en la argentina estos temas ya llevan mas 20 años de debate y siempre es lo mismo).
AGUSTIN

9:49 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Ideas Afines:

Todo lo que dicen tiene su punto de verdad y su caida, y no es que lo diga por subjetividades, sino porque todos parten de una verdad y gralmente terminan usandola como un recurso para alcanzar otro fin.

Es dificil opinar sobre el tema y cito a Agustin "anonimo" Rivero(en siglas A.A.R.): "el problema es que para hablar de abogacia quizas tambien se requiera ser abogado...", yo le agrego a todo esto, tambien quizas se requiera haber nacido en las circunstancias de los chicos a los cuales se refiere el debate. Incluso tambien hay que tener la desgracia de haber nacido homosexual(porque en mi opinion, se nace no se hace). Pero nadie es tan abarcativo, asi que no es de Argentino que habla de todo sin realmente conocer el tema, sino que es de Argentino censurar las ideas de los demás de acuerdo al discurso de turno, usando la retórica oportunista.

Antes de una opinión asi (la cita de A.A.R.), no sólo debemos analizar nuestro despliegue y amplitud de conocimiento para la respuesta(de la cual no cabe duda que A.A.R. goza), sino que debemos conocer a quien se la contestamos, pues quizas esa persona tenga conocimiento fundado sobre el tema, la teoria e hipótesis(Mayor Payne) tanto como la practica(A.A.R.) son esenciales para el desarrollo del debate y para el fortalecimiento de ideas.

Quizas en su momento encontre chocante la cita de A.A.R. pero mi opinion es una forma de llegar a la conciliación de las ideas de todos.

Le doy crédito a A.A.R ya que existe una tendencia a hablar al dope, pero no creo que sea el caso. He leido otros post del Mayor Payne y me parece que no es una persona inculta, lee y escribe con fundamento de lectura y obviamente poniendole su picante, lo que da a la lectura de este blog un sabor a raciocinio. No es abogado, pero tampoco es sindicalista o congresal, tiene mi voto porque debate(debate en serio)...
Que linda palabra debatir!!! Él mismo lo demuestra al decir: "Lo interesante de la democracia es que vos puedas opinar lo que quieras y que yo pueda opinar lo que quiera, y podamos estar los dos viviendo tranquilos en la misma sociedad.", al contestarle a un simple peon de ajedrez que atina a recurrir a la teologia, como si fuese pan y manteca. Mayor Payne siga abriendo cabezas, con gentileza, es su estilo. Cuanto mas piense la gente mejor.

Pausa:

Antes de volver al tema que atina este blog y sus relevantes comentarios, no cabe duda que A.A.R., tiene razón en muchas otras cosas puntuales(si hay algo que sabe es de derecho, se nota en serio) y es aqui que leia su último posteo, donde vuelve sobre sus ideas y las mejora y llega a una conclusion magistral en su último párrafo.(Leerlo).
Creo que merece un debate aparte, porque es cierto que los Argentinos damos vuelta como un trompo, y nuestros politicos siempre nos venden la misma piñata. A Uds. administradores de este blog con el cual desayuno todos los dias, posteen algo acerca de esa realidad bien argenta y les propongo un título: El ir y venir.

Cultura:

Con respecto al temilla que atañe, aclaro que no soy abogado, ni politico, ni persona sin recursos, ni tengo traumas o tragedias que me marcan, ni tampoco soy homosexual. Mi humilde opinion al respecto es que habra homosexuales que quieran currar los beneficios y homosexuales que quieran realmente educar y darle cariño a un hijo, etc. Si este fuese un "Pais en serio" o sea: CON CULTURA, habría muchisimo para hacer, prioridades siempre hay, y cada uno tiene su respectiva vision y/nocion de prioridades, quizas no sea una prioridad para mi, pero si lo es para un homo, creo que habría que proyectar una reforma del codigo pertinente en la que incluya, la posibilidad de dar cabida a que los homosexuales puedan tener dichos derechos, pero siempre buscando el equilibrio para el bien comun de la sociedad. Ya sabemos que son una minoria, pero asi como se les da cabida a los discapacitados y por ejemplo ellos tienen sus propias olimpiadas, que tengan sus derechos (y deberes) por ser homosexuales(salvando las distancias, obvio). No voy a entrar en detalles tecnicos, pero mi conclusion es la siguiente, es un tema que deberia tratarse, porque a los homosexuales no se los puede ignorar, son humanos, fallidos quizas, pero humanos al fin, peor seria no meternos y que dibujen nuestros codigos, ahora esa es mi opinion y quizas algunos concuerden pero saben que, todo eso es una utopia, y son pocos los ejemplos de cuando las cosas se hacen como se deben hacer!!, Porque diran? ----> Siempre caemos en lo mismo, como USA Y ABUSA el gobierno de turno todo esto. Todos los caminos conducen a la ineficacia de la dirigencia politica en la Argentina y la falta de debate. El principal problema de la Argentina es la falta de CULTURA, si queremos compararnos con Europa, nos falta Cultura, mucha ehh!!! Hace poco estuve dando vueltas por ahi(España), y podria comentarles millones de cosas que me hicieron ver otra realidad, otro mundo, otra cultura(quizas como turista, pero otra cultura al fin). Creo que hasta que no tomemos conciencia de la falta de Cultura y nos pongamos a nivel nacional con un gran plan Cultural, no vamos a poder ni siquiera debatir....

Un abrazo cordial a todos.
Salu2
Mega

Pd: sigan abriendo estos temas de debate, que son MUY interesantes y todos pueden expresar su opinion.-
Pd: Estaría bueno que algun homo postee su postura.-

4:11 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Más recientes›  ‹Antiguas