sábado, 28 de abril de 2007

Embarrando la cancha

El escándalo Skanska, casi de la noche a la mañana, se ha convertido en un gigantesco papelón que abarca todos los temas de la política nacional. Las repercusiones de este caso, y de las medidas que toma el Gobierno para intentar desactivarlo, han alcanzado a temas que van desde la campaña en la Ciudad de Buenos Aires hasta el mundo del espectáculo. Incluso, como no podía ser de otra manera, parece que influyó en la saga de terror del suicida Maradona.

Esta explosión del caso Skanska ocurrió durante la presentación del informe periódico que hizo el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, en el Congreso el pasado miércoles. Sin dignarse a responder las preguntas que le formulaban, Fernández se lanzó a hundir a tanta gente como le fuera posible en el caso. Las víctimas de Mamerto Fernández fueron dos: Jorge Telerman (el gran rival del Gobierno en las elecciones de la Ciudad) y Marcelo Tinelli (pero cómo, si Tinelli siempre se prestó pa'lo que Kirchner gustara mandar, como por ejemplo aquel sketch donde Kirchner en persona basureaba al imitador de De la Rúa).

El intento del Gobierno de desviar la atención y de paso pegarle un palito a Telerman salió por la culata, y sólo influyó negativamente para la imagen del Gobierno. De buenas a primeras, las espadas del Gobierno están recibiendo críticas por el bochorno de Fernández en el Congreso, que según parece va a favorecer a Telerman en lugar de perjudicarlo. Por otro lado, hasta Tinelli se despachó en contra del Gobierno... aunque después hizo un clásico arrugue. No sea cosa que pierda a sus amigos en la cima.

El ámbito judicial no quedó excluido. En medio de su batalla con el Gobierno por los aprietes a la Cámara de Casación, el juez Alberto Bisordi no se privó de acusar al Gobierno de usar las tan cacareadas demoras en las causas de izquierdos humanos para intimidar a los jueces y evitar que investiguen los casos de corrupción. Entre los jueces que se verían amenazados y sometidos a presiones, dice Bisordi, está el juez López Biscayart, actualmente a cargo de la causa... Skanska.

Como no podía ser de otra manera, el Gobierno también reactivó la cortina de humo clásica: los militares. ¿O es casualidad que justo esta semana salga un fallo de inconstitucionalidad contra los indultos de Menem a los militares? (Ya que estamos, siempre viene bien aclarar que Menem no sólo indultó a los líderes militares, sino que también a los capos montoneros. Por alguna razón, esos indultos no son malos en el imaginario colectivo. Cosa extraña).

Incluso Roberto Lavagna acaba de acusar al Gobierno de inventar el rumor que corrió acerca de la muerte de Maradona para disimular, entre otras cosas, el papelón de Fernández en el Congreso.

Me parece que está más que claro que los intentos del Gobierno de desviar la atención han sido fracasos espectaculares, y que representarán un costo político bastante duro de tragar para Kirchner y sus alegres muchachos. Quizás se deba a lo burdo de la maniobra; tal vez habrán pensado que bastaba "pegar" a alguien más para que las miradas dejaran de apuntar al Gobierno. En lugar de eso, lograron que todos los temas que actualmente son objeto de interés en el empobrecido y mediocre escenario político nacional sean ahora reinterpretados según el caso Skanska. Y el espectro de otros casos de corrupción está empezando a asolar al Gobierno.

Veremos cómo sigue esto.

ANUNCIO IMPORTANTE:
Con la publicación de "Embarrando la cancha" La Bestia Política llega a los trescientos artículos publicados. Jue pucha, otra marca a la que llega nuestro querido blog.
¡Saludos para todos!


1 Comentarios:

Blogger Charly W. Karl dijo...

Los felicito por los trescientos interesantes y muy didácticos artículos editados, esperando que sean muchísimos más.

Un abrazo!
Charly W. K.

4:00 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Más recientes›  ‹Antiguas