sábado, 21 de julio de 2007

Incompetencia, tu nombre es Nilda


.
Y faltaba nomás que cayera la tercera integrante de los Ángeles de Néstor.
.
Luego de la eyección de Felisa Miceli del Palacio de Hacienda a causa del Bañogate, y del verdadero incendio forestal que amenaza al bosque de familiares, amigos, ex novios y compañeros de ruta que Romina Picolotti plantó en la Secretaría de Medio Ambiente, le llegó el turno de sudar la gota gorda a la impresentable Ministra de Indefensión de la República Argentina: Nilda Celia Garré.
.
Rememoremos: hace unos meses saltó un pequeño escandalete cuando se vendió a precio vil un embarque de repuestos para fusiles FAL (FAL son las siglas de Fusil Automatique Léger, "Fusil Automático Liviano": un fusil de asalto calibre 7,62 milímetros desarrollado por la fábrica belga FN, arma estándar de la infantería argentina desde 1956 para reemplazar a los venerables Mauser y fabricada bajo licencia en nuestro país) a la empresa de un amigo kakista en Estados Unidos. La resolución que autorizaba la venta llevaba la firma de Nilda Garré, en su carácter de Ministra de Defensa.
.
En su momento, cuando este caso llegó a los medios, Nilda salió del paso con una frase de aquellas que nos suelen prodigar nuestros políticos cuando quieren evadir lo inconveniente: dijo que aquella venta había sido una "inexplicable subfacturación". En criollo: habían currado al Estado sin que nadie supiera cómo.
.
Pero ahora que el juez Tiscornia reflotó la causa, en su desesperación Nilda nos regaló otra frase que constituye un verdadero símbolo de la era kakista, nacional y popular; una increíble muestra del nivel de nuestra clase política y de la seriedad y responsabilidad con la que encaran los asuntos de la Nación.
.
Nilda dijo, y quisiera estar jodiendo:
.
"Yo puedo hablar como doña Rosa. No sé cuánto vale o cuánto deja de valer las partes de un FAL ni un FAP... Ni siquiera sé lo que es un FAL ni un FAP."
.
Si Nilda Garré fuera Doña Rosa, podría entender que no sepa lo que es un fusil FAL o su variante pesada, el FAP. Sería comprensible; nadie tiene obligación de conocer esas cosas.
.
Pero la Ministra de Defensa no es Doña Rosa. Es la persona a través de la cual el Presidente ejerce su autoridad como Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas. Ella menos que nadie puede pretender "hablar como Doña Rosa" en cuestiones que hacen a algo tan elemental como el instrumento de trabajo más básico de las personas que trabajan para su cartera. Ella, menos que nadie, puede ignorar esas cuestiones, sobre todo si después tenemos que confiar en su juicio a la hora de decidir adquisiciones militares.
.
¿Toleraríamos que un Ministro de Salud no reconociera lo que es una aspirina?
.
Realmente es una vergüenza que primero se tolere que una incompetente del calibre de Garré, a la cual se le pueden además endosar acusaciones de irregularidades como las que motivaron este escándalo, haya llegado a un cargo en el Gabinete y luego que se le permita abrir la boca y demostrar de modo patente su ignorancia a la vista de todos.
.
De cualquier manera, si Nilda no peca de incompetente, lo hace de mentirosa; si realmente tiene ese pasado de terrorista del cual está tan orgullosa, y que en cualquier país medianamente serio sería causa para que pasara el resto de su vida desfilando por tribunales, ella debería saber lo que es un FAL... debería incluso saber desarmarlo y armarlo con los ojos cerrados. ¿O será que su "militancia" es un verso tan grande y repugnante como su conocimiento de las cuestiones militares?
.
Puede entenderse también que el titular de la cartera de Defensa no esté versado en las particularidades de las armas, pero para eso tiene que tener un equipo de profesionales civiles y militares que la asesore eficientemente y le permita sortear los baches. Pero en el Ministerio de Defensa se repite el triste esquema instalado por el kakismo en toda la administración pública: el considerar a la boludez como una virtud. Todos los secretarios y asesores de la Ministra hacen de la ignorancia en temas militares un motivo de orgullo, y pareciera que el único criterio a considerar para nombramientos en el área de Defensa es el haber tenido un prontuario en las organizaciones terroristas o ser amigo de la causa.
.
El control civil de la defensa no sólo requiere militares subordinados a las autoridades políticas; exige que los civiles en el área tengan conocimientos sobre los temas de la defensa nacional que les permitan tomar las decisiones necesarias. ¿Es ése el caso con un Ministerio en el que su titular no sabe cuál es el arma básica de las Fuerzas Armadas? ¿Esta es la gente en la que vamos a confiar para que "reformen" a las Fuerzas Armadas?
.
Y como si fuera poco, como si su ignorancia confesa y llevada con orgullo no fuera suficiente motivo para sentir repugnancia ante su presencia, Nilda encima se da el gusto de tratar de "imbéciles" a cualquiera que haya interpretado sus palabras en el sentido que fueron pronunciadas.
.
La soberbia e incompetencia de esta gente, demostrada en esta oportunidad por la grasienta e inservible nulidad ocupante del Edificio Libertador no tiene límites.
.
Demasiado mal hiciste para el poco tiempo que llevás.
.
Garré, andate.

3 Comentarios:

Blogger Misterioso Desconocido dijo...

Un blog feminista?

11:04 a. m.  
Blogger Fabiana Bump dijo...

Si la sacan a la Garré lo ponen a Bonasso.

12:31 p. m.  
Blogger Gloria dijo...

EXCELENTE EL ARTÌCULO!!!TENGO UN ADJETIVO PARA SUGERIR:"ATORRANTA"!!!!

7:36 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Más recientes›  ‹Antiguas