sábado, 7 de julio de 2007

La mujer de la bolsa

Qué semanita la de la ministra de Economía, Felisa Miceli...
.
De no ser porque el escándalo está centrado en la mujer que en teoría está a cargo del manejo económico de nuestro país, sería para caerse al piso de la risa.
.
¿Cuántos grados de imbécil hay que ser para dejarse "olvidada" una valija con 200.000 dólares en el baño privado de la Ministra?
.
Las excusas de Miceli son un papelón en sí mismas... la historia de cómo la valija tenía la plata para una inocente operación inmobiliaria cambia todos los días adquiriendo ribetes cada vez más grotescos (cuando la declaración jurada de Felisa la Feliz mostró que ni por los caños llegaba a tener la cantidad de dinero que apareció en la bolsa, la historia cambió para decir que la plata era un préstamo de su hermano)... las alternativas que nos deja la pobre excusa de la ministra es considerarla como una delincuente si no creemos su historia, o tomarla como una pobre infeliz si se la creemos.
.
No mencionemos que la ministra se ocupó de hacer que el acta policial que daba cuenta del hallazgo de la famosa valija se esfumó en los aires por obra y gracia de la ministra y sus colaboradores. Las autoridades policiales sólo se enteraron de la existencia del acta cuando la historia apareció en los medios.
.
Y ahora el Presidente nos dice que confía en Miceli y la respalda a pesar de todo.
.
No sé si todo este papelón vergonzoso puede atribuirse a la incompetencia de Miceli (digan lo que quieran sobre el gobierno de Carlos Saúl, pero al menos no eran tan primitivos a la hora de robar o ser descubiertos) o a cierta sensación de omnipotencia que parecen despedir los miembros del Gobierno, como si efectivamente fueran intocables. Sólo así podría explicarse que Miceli pudiera sentirse tan segura como para dejar 200.000 dólares en su baño... o como para no sacarlos de allí en cuanto la brigada antiexplosivos de la Federal entró a revisar.
.
¿Sabría acaso que iba a recibir ayuda desde los cielos para salir del mal paso?
.
El presidente Kirchner ha dicho en numerosas oportunidades que no va a poner las manos en el fuego por nadie, y que no va a tolerar actos de corrupción en su administración. Tiene la oportunidad de demostrarlo ahora sacándose del medio a una mujer que cometió un acto vergonzoso tan burdo y tan increíblemente estúpido que puede convertirse en algo tan emblemático para su gobierno como el tapado de María Julia Alsogaray lo fue para el menemato.
.
Néstor, dale el raje a Felisa... así se puede ir a comprar la casita que tanto quiere.

2 Comentarios:

Blogger fakiusblog dijo...

Lamentable lo de la ministra... ahora digo yo? se pusieron de acuerdo para mostrar la hilacha justo antes de las elecciones o qué? Esto es para dudar ya... Skanska, Piccoloti, Miceli y no sé si me olvido de algo. Bueno, por lo menos si vuelven a ganar, no vamos a poder quejarnos de qué no nos avisaron que nos iban a cagar. Saludos.

2:02 a. m.  
Blogger Alfo dijo...

No te preocupes, las hacen regularmente: el Borocotó Gate, la saga de las Pasteras, que Alberto no bajaba a dar explicaciones al Congreso, el INDEC, la crisis energética, la gran Misiones, que los votan 'los que piensan', el tema de la reasignación de presupuestos, ufff si hacen esfuerzos para que no los voten.

3:27 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Más recientes›  ‹Antiguas