sábado, 11 de abril de 2009

Hartazgo

Asumí como regla personal esperar a que pasen dos o tres días de un anuncio kirchnerista para comentar sobre el mismo, de tal manera de dar tiempo a que se disipe el batifondo de la sorpresa y que las operaciones de prensa se hundan bajo su propio peso. Así, es posible trabajar sobre el efecto real del anuncio y no sobre las suposiciones febriles, histéricas e interesadas que salen al poco rato del anuncio.

Entonces, dicho esto, ¿qué se puede decir sobre las "candidaturas testimoniales" o, como las han denominado en España, "preséntate tú que gano yo"?

Considerarlas "manotazo de ahogado" es ser demasiado trillado; el último delirio de la usina de Olivos es más comparable a un náufrago que, encontrando a otro que está sujeto de una tabla, trata de arrebatársela a como dé lugar... y si no puede, se monta sobre la tabla, aún cuando ésta no soporte el peso de los dos.

Hay dos elementos que Kirchner no puede dar por seguros.

Primero, que los intendentes y gobernadores que le responden vayan a aceptar inmolarse para dar testimonio de un gobierno en el que sólo creen los que todavía reciben los cheques a fin de mes. Ya estamos viendo algo de esto en las resistencias de ciertos gobernadores e intendentes a sumarse al plan de K, recordando aquella máxima del genoma peronista que reza: "lealtad es acompañar al líder hasta la puerta del cementerio... pero no enterrarse con él".

Segundo, asume que el caudal electoral favorable que le traerían los intendentes y gobernadores que sí se plieguen (como es el caso de Daniel Scioli, que está batiendo nuevos récords de servilismo) le llegaría íntegramente y haría que su porcentaje de votos creciera tal y como sus encuestas le dicen. Lo que Néstor ignora es que este plan muy probablemente acrecentaría el hartazgo colectivo hacia las maniobras de la clase política argentina, ahuyentando votos con los que él contaba.

En suma, como todos los últimos ardides del Néstor (las retenciones móviles, el adelantamiento de las elecciones, etc.), este corre serio riesgo de ser una nueva maniobra suicida.

Y ya que estamos en el tema del hartazgo, me llegó el momento de hacer catarsis.

Ya estoy completamente podrido de los Kirchner, de su ambición, de su desesperación por ganar a cualquier costo, de su soberbia y de su falta absoluta de respeto por cualquier regla de conducta o ley que los pueda limitar. Me harta vivir permanentemente tensionado y en la incertidumbre de no saber qué nuevo desquicio se les va a ocurrir con tal de no perder el poder absoluto. Me revientan los chupamedias que tienen a su alrededor, los defensores de lo indefendible y los gurkhas que van al choque de cualquier cosa que ose ponerse en el camino del matrimonio.

Me harta este retorno a la ley de la selva al que nos quieren llevar en lugar de reconocer que su tiempo de poder absoluto se les está acabando.

Pero también me harta la oposición, con sus mezquindades, sus caudillismos de barrio, sus luchas de ego, sus inconsistencias e inconstancias y sus propias y pequeñas perversiones kirchnerescas a la hora de formular candidaturas... que te pongo a tal tipo acá o que a ella la muevo de lo municipal a lo provincial o que yo con este tipo no me quiero ni sacar la foto o que los muertos vivos quieran colgarse del cajón de un muerto muerto para volver... me hartan.

Y también me harta la indolencia de esta sociedad argentina que sólo tiembla cuando corren los rumores de corralitos y planes Bonex. Me harta que no les mueva el amperímetro cada vez que los KK o los populistas de turno se ciscan en las reglas de juego y en la República. Me harta el lloriqueo que viene cuando todo ya está perdido, mucho después de que ocurrieran cosas que con una simple muestra de respeto colectivo por las leyes hubieran podido ser detenidas.

Tenía que decirlo. Tenía las pelotas llenas.

Felices Pascuas para todos.

1 Comentarios:

Blogger agustin dijo...

Hay una triste realidad: scioli debe/quiere rajar de la provincia por que no va a poder con ella en pocos meses.
No pude con la seguridad, no puede con la salud, no puede con los maestros, ni con la economia ni la justicia. Y lo supo desde siempre
Identico y triste como fue lo de Ruckauf, con un vice con espaldas en el territorio (Ballestrini) y pensando en que correrse puede volverlo con mayor facilidad presidente (por su buena imagen, pese a todo, y por que convive perfectamente con todos los sectores del peronismo y varios de la supuesta oposicion)
Lo triste de este personaje es que JAMAS, PERO JAMAS, le he escuchado algun discurso politico con algo de contenido. De lo unico que te habla es de: fe/esperanza/empuje/optimismo/garra/ganas/esfuerzo/etc...etc...etc...etc...
Si bien en la politica se puede argumentar todo eso y armar una exclente campaña (mejor ejemplo que Obama no debe haber), es ridiculo gobernar en base a eso y darlo como supustas soluciones, ya que es algo efimero y vacio de contenido para repetir en el dia a dia de una supuesta brillante gestion.
Pero quizas, tristemente, el sigue en campaña... ojala que siga el destino del pobre carlitos; ex vice, ex gobernador, siempre traidor, pero JAMAS PRESIDENTE
saludos
agustin rivero

4:04 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Más recientes›  ‹Antiguas