miércoles, 18 de octubre de 2006

Rovira es un tirano

Es el único calificativo que merece el así llamado gobernador de Misiones.

¿O no entra en el concepto de tiranía el prohibir la libre práctica religiosa? En la provincia gobernada por el aliado y amigo de Nuestro Presidente, se le prohibió a los miembros de la policía provincial y a sus familias que concurran a misa en los templos católicos de la provincia. La justificación para lo injustificable: los sacerdotes "hacen política desde el púlpito".

Si éste fuera un país en serio, ya deberían comenzar los debates en el Congreso para intervenir la provincia de Misiones por violar el derecho constitucional de los ciudadanos a practicar libremente el culto que deseen. Si éste fuera un país en serio, Página/12 sacaría un titular durísimo condenando esta violación a los derechos humanos. Si éste fuera un país en serio, los "defensores de los derechos humanos" marcharían a la Casa de Misiones para protestar.

Pero hablamos de policías y de la Iglesia. Dos grupos sin derechos humanos bajo el Pingüinato.

1 Comentarios:

Blogger Charly Karl dijo...

Es un prototipo de tirano, porque no tiene ni la astucia ni la inteligencia mínima indispensable. Es solamente un peón en el tablero del poder, y es utilizado como un cobayo, para después según el resultado que obtenga, ser considerado un caso testigo.


Saludos

8:47 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Más recientes›  ‹Antiguas