jueves, 7 de diciembre de 2006

Carne por Carne

El crimen de Nora Dalmasso, una singular cordobesa estrangulada en una muy particular situación, se ha convertido en el centro de todo eje informativo. La saga tiene de todo: sangre, sexo (con muchos), dinero y poder. Además, por si todo eso fuera poco, es más barato y accesible que cualquier novela policial de bolsillo.
¡¡¡Bingo!!!, gritaron en el gobierno. Justo cuando el campo paraba y algunos tempraneros ya avizoraban el desabastecimiento de carne en el país ganadero... aparece esta trama detectivesca. Especial para comentar en la playa y con reminiscencias al “caso García Belsunce”, pero mucho más porno.
No hay noticiero que no abra con algún detalle más. No hay programa autorreferencial de la TV que no le dedique un segmento, divagando e invitando a cuanto opinólogo se cruce. ¡Cómo no lo van a hacer!, si es tema de tapa en los diarios...
Como anillo al dedo. Hasta Navidad aguanta. El gobierno cambió “Carne” por “Carne”.

3 Comentarios:

Anonymous Napio. dijo...

Pero que ocurrente licenciado.

7:34 p. m.  
Anonymous duli dijo...

Me pareció muy acertado el tema y sobretodo la última frase "Como anillo al dedo. Hasta Navidad aguanta. El gobierno cambió “Carne” por “Carne”". Todo el artículo genial

12:50 p. m.  
Blogger Daniel O. Requelme dijo...

CASO MACARRÓN

Un periodista apellidado Mendez interroga a una psicóloga de esta manera:
Si Facundo Macarrón fuera inocente?...

Un tal “Gelblung” considera el ruido de su plastificada dentadura al aire por Radio 10 un elemento seductor y afirma:
Facundo Macarrón tiene 50% de culpable… ¡Trampas!

En la Republica Argentina todo sujeto de derecho es inocente (I.N.O.C.E.N.T.E.) hasta que se pruebe lo contrario.

Una valiente víctima organizó las voces sin micrófono por este medio y se acabó con el tema “Sagen”.

Los integrantes de este medio somos voces que estamos anoticiando a los comunicadores sociales por el simple gusto de tender a mejorar nuestra calidad de vida. Repitamos: Facundo Macarrón y el ahora famoso pintor Zarate son inocentes hasta que se pruebe lo contrario!

Escuchamos a la Abuela del caso Macarrón. Su dolor por la hija supuestamente asesinada. El posterior ultraje sufrido con la historia de la victima y ahora todo este alboroto contra su nieto.
Dicho en puro sentimiento ¡ ¡Pobre Vieja!

Consumiendo nosotros un pobre periodismo cobarde y pordiosero alimentamos una práctica que degrada también al que la hace.

Resulta repugnante el acoso al futuro entrevistado transformado en victima.

Al pibe Macarrón le mataron la madre y el padre fue responsable del montaje histriónico que urdió a manera de conferencia de prensa. Debió compartir el discurso paterno que entre otras cosas perdonaba a la muerta ¿Perdonar? ¿Le perdonaban haber vivido? ¿Se arrogaba el padre un rol juzgador? ¿Juzgaba que cosa?
¿Ajeno el hombre a cualquier acto de la esposa? ¿Ajeno? El (pobre) hijo Facundo fue expuesto y Sres. Se sabe el mismo es menor. Menor de edad. Puede ser perseguido penalmente. Pero sigue siendo menor. L padre es responsable por esta situación, entonces decimos Pobre Pibe! Asistimos a una doble victimización. Una lectora de La Voz del Interior dijo “se trata de un chico rico no vá a ser perjudicado… Vaya si este chico no ha sido tocado. Manoseado hasta la impudicia… Y se trata de un menor…

Gracias, muchas gracias por haber leído esta propuesta que si además comparte le ruego contribuya a su difusión

¡Somos todos inocentes hasta que se pruebe lo contrario!


Daniel O. Requelme


www.danielrequelme.com.ar

1:59 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Más recientes›  ‹Antiguas