sábado, 24 de febrero de 2007

¿Por qué pasando esto en el Indec?

Hace ya unas semanas asistimos a la publicación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) del mes de enero. El mismo reflejó un aumento del 1,1% cuando el consenso del mercado esperaba 1,8%. ¿Qué implicancias tiene esto en términos económicos? ¿Cuáles son los efectos políticos de la cuestión?
Básicamente el IPC permite valorar la magnitud de la variación en los precios de consumo que se utiliza como proxy de la inflación general de la economía. Asimismo, se utiliza para ajustar la deuda externa e interna del país para que mantenga un valor real estable. Razón por la cual, al conocerse los números mágicos de enero hubo una venta generalizada de títulos públicos reflejo de la poca confianza que despierta en los inversores estas decisiones. ¿Pero por qué sucede esto? Básicamente porque los tenedores de instrumentos ajustables por inflación se encuentran con que su activo para de tener una tasa variable a tener una tasa fija. A mi entender, la tasa de inflación oscilará en torno al 9-10% lo que determina que muchos de los títulos preferidos como son el Bogar 18 y el Discount pasen de rendir Cer + 4% a rendir 13-14%. Y eso no es por lo que pagaron.
Asimismo, hay un temor generalizado que los demás instrumentos ajustables por las estadísticas públicas como son los cupones del PBI tengan un “retoque”. Consiedero esto más improbable ya que hay un incentivo financiero y político en publicar una baja inflación, en tanto que el incentivo de publicar un número menor de crecimiento es solamente financiero pero no político. Recordemos que el caballito de batalla de la actual administración es la performance económica por sobre todas las cosas, y es lo que cuenta con una apoyo generalizado en las encuestas de opinión.
De todas maneras, es difícil que la inflación toque valores por debajo del 9% anual ya que la misma se utiliza como justificativo de las pujas salariales por parte de los sindicatos al realizar las paritarias. De poco le serviría al gobierno que uno de sus más fuertes aliados pongan en tela de juicio los números oficiales. Recordemos que la inflación existe aunque no la veamos!!! Y los bolsillos de los trabajadores la sufren. ¿Pero cómo podemos el resto de los mortales percibirla? Probablemente empiezan a florecer los índices privados que releven determinados productos de algunos sectores productivos, pero hay una variable que seguirá produciendo el Indec que es de muy difícl manipulación, por no decir imposible: el deflactor del PBI, que es el cociente entre el PBI nominal (cantidades de bienes y servicios producidos en el país multiplicado por los precios del período en cuestión) y el PBI real (cantidades de bienes y servicios producidos en el país multiplicado por los precios del período base). El año pasado como ejemplo dio dos puntos por encima de la inflación oficial.

PD: esto sigue sin acabar, hoy me desayuné que la baja en la balanza comercial de enero se debe a que los precios de las exportaciones registraban una baja del 3% en tanto que hubiera correspondido contabilizarlas con valores que aumentaban un 23%.... ¿venganza del Indec? ¿qué sigue?

3 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Buen dato!

12:08 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Excelente nota. Sabes por que a micelli se le salto el flequillo ayer que dice que denuncia al indec?

12:42 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

http://linksarg.com.ar/cuidemosalindec/


Saludos.

5:29 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Más recientes›  ‹Antiguas