sábado, 8 de septiembre de 2007

La verdadera Tercera Posición

Desde hace unos años, se viene haciendo referencia a una posible clasificación de los gobiernos de izquierda/centro-izquierda que están al frente de buena parte de los países de América del Sur. Esta clasificación intenta catalogar a los países que tienen dichos partidos en el poder en dos categorías: una "izquierda moderada" y una "izquierda populista".
.
Dentro de la "izquierda moderada" tendríamos a los gobiernos de Luiz Inacio "Lula" da Silva en Brasil, Tabaré Vázquez en Uruguay, Alan García en Perú y Michelle Bachelet en Chile: se trata de gobiernos de comportamiento moderado y no hostil hacia la oposición o los sectores empresariales, generalmente respetuosos de las instituciones republicanas locales y más cercanos a una socialdemocracia europea que a un populismo como los que estamos acostumbrados a conocer.
.
La "izquierda populista", por el contrario, agrupa a la Venezuela de Hugo Chávez, la Bolivia de Evo Morales y el Ecuador de Rafael Correa. Estos gobiernos, utilizando un discurso radical orientado hacia la movilización permanente, pretenden convertirse en refundadores de sus países, reorganizando sus instituciones en base a nebulosos criterios "revolucionarios" que por ahora consisten exclusivamente en asegurar su propia permanencia en el poder y una creciente cuota de poder político a expensas de los poderes Legislativo y Judicial y con comportamientos cada vez más intolerantes respecto de toda forma de oposición política.
.
Y después, como de costumbre, está la mosca blanca de América del Sur... nuestra bienamada e incalificable República Argentina.
.
La mayoría de los sostenedores de esta clasificación tienden a quedar desconcertados sobre dónde ubicar al Kirchnerato. Por un lado, tiene el comportamiento intolerante y concentrador de poder, así como el discurso hostil hacia toda forma de oposición e independencia sectorial que caracteriza a los gobiernos de "izquierda populista", pero por el otro lado, jamás demostró intención alguna de embarcar a la Argentina en un proceso "revolucionario" y "refundador" al estilo chavista, ni proclama a los cuatro vientos su voluntad de implantar alguna clase de "socialismo del siglo XXI".
.
La pregunta entonces es: ¿qué clase de izquierda representa Kirchner? Tengo mi propia opinión al respecto.
.
Yo creo que efectivamente Kirchner no pertenece a ninguno de estos dos tipos, y que su administración configura un verdadero tercer tipo de izquierda (o, parafraseando a Perón, una "tercera posición"), que podríamos denominar izquierda carterista.
.
La ideología kirchnerista (conocida también como "los ideales que él no deja en la puerta de la Rosada" o la pretendida condición de "hegeliana" de Cristina Fernández) jamás han sido definidos, sea en discurso o en acción. Si tiene las características de una ideología, el Kirchnerismo jamás las ha puesto en palabras o expresiones, lo que nos deja con tratar de descifrarlo a través de sus actos.
.
Y eso nos muestra a un gobierno capaz de ponerse la boina roja de Chávez y compartir tribuna con el orate caraqueño, pero que a la vez hace los negocios más suculentos con la Patria Contratista, a través de las manos mágicas de Julio De Vido; un gobierno que se constituye en abanderado de los humildes (y la alusión a Eva Duarte no viene porque sí... ¿o por qué creen que hay tanta obsesión por llamar a la Primera Ciudadana sólo "Cristina"?) pero que no tiene ningún empacho en subsidiar a cuanto empresario amigo se le presente... aunque los favores después se cobran con sobreprecios del 300% en la obra pública (recuerden Skanska y el Gasoducto "Presidente Kirchner")
.
El Kirchnerato es un gobierno carterista porque todas sus acciones están orientadas a acumular la mayor cantidad posible de dinero, de cualquier fuente y sea como sea. La amistad con Chávez, más allá de las simpatías setentistas de algún pobre veterano que crea que el montonerismo de Kirchner se extiende más allá del rencor enfermizo hacia las Fuerzas Armadas, se explica solamente por el interés del Pingüino de extraerle hasta el último petrodólar que pueda al Gran Bolivariano; las relaciones con los sectores empresarios tienen como fin lograr que ellos "aceiten" regularmente el funcionamiento del Frente para la Victoria, y la confianza en el país que Kirchner y su troupe proclaman se detiene ante la posibilidad de repatriar los 500 millones de dólares de Santa Cruz.
.
Cuanto antes llamemos a las cosas por su nombre, mejor. Kirchner y sus muchachos podrán ser muchas cosas, pero ante todo... son carteristas.

5 Comentarios:

Blogger Fabiana Bump dijo...

Además de oportunista, ordinario, nefasto, y atorrante.

2:37 p. m.  
Blogger Argenlibre dijo...

Saludos desde el Movimiento Argenlibre

Buena Nota
argenlibre.blogspot.com

1:50 a. m.  
Blogger Bugman dijo...

Impecable. (No aplaudo porque si saco las manos de los bolsillos me afanan la billetera).

4:18 p. m.  
Anonymous Comentarista dijo...

Hola!
Hoy los nomine para el Thinking Blogger Award. No se si sirve de algo pero al menos es un poco mas de difusion de lo bueno que estan haciendo con este blog. Si entran aca:
http://2010bicentenario.wordpress.com/2007/09/12/thinking-blogger-award/
podran ver de que se trata.
Saludos!!

5:41 p. m.  
Blogger Ezequiel dijo...

Me parece muy razonable pero la calificacion de izqueirda me parece demasiado para N.Kirchner sino mas como dice fabiana un oportunista,ordinario,nefasto y atorrante.
Espero tu visita en mi blog.

6:21 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Más recientes›  ‹Antiguas