jueves, 25 de octubre de 2007

Muerto por una Patria a la que no le importa

Teniente de fragata Julio Agustín Alonso, piloto aviador naval de la Armada Argentina, fallecido en accidente aéreo el 24 de octubre de 2007.
.
Uno más.
.
Otro más.
.
Es el vigésimo integrante de las Fuerzas Armadas Argentinas que fallece en un accidente aéreo en los últimos cuatro años.
.
Murió tras eyectarse luego de que el avión Xavante MB-326, que tripulaba junto al capitán de corbeta Gustavo Massazza, sufriera un accidente en un vuelo de entrenamiento regular. El otro tripulante pudo salvar su vida. Afortunadamente.
.
El avión siniestrado fue construido bajo licencia en Brasil, sobre la base del modelo italiano Aermacchi MB-326, del cual la Armada Argentina también opera un número de aeronaves.
.
Este tipo de aviones tiene 40 años en servicio. Se habla de reemplazarlos desde 2001.
.
No se ha hecho hasta ahora. Esa es la "política de defensa".
El teniente de fragata Alonso pasó ayer a integrar una lista negra y nefasta.
  • Teniente de Fragata Julio Agustín Alonso, Armada Argentina, fallecido el 24 de octubre de 2007
  • Primer Teniente Marcos Peretti, Fuerza Aérea Argentina, fallecido el 1 de mayo de 2007
  • Capitán Gonzálo Fernández de la Cruz, Ejército Argentino, fallecido el 13 de septiembre de 2006
  • Sargento Ayudante Roberto Antonio Quesada, Ejército Argentino, fallecido el 13 de septiembre de 2006
  • Capitán Fernando Javier Francos, Fuerza Aérea Argentina, fallecido el 9 de marzo de 2006
  • Primer Teniente Matías Roberto Simonetti, Fuerza Aérea Argentina, fallecido el 9 de marzo de 2006
  • Suboficial Principal Juan José Otero, Fuerza Aérea Argentina, fallecido el 9 de marzo de 2006
  • Suboficial Ayudante Jorge Horacio Peralta, Fuerza Aérea Argentina, fallecido el 9 de marzo de 2006
  • Suboficial Ayudante César Ricardo Aimino, Fuerza Aérea Argentina, fallecido el 9 de marzo de 2006
  • Suboficial Ayudante Javier Amílcar Brondi, Fuerza Aérea Argentina, fallecido el 9 de marzo de 2006
  • Capitán Federico Luis Barragán, Fuerza Aérea Argentina, fallecido el 25 de agosto de 2005
  • Suboficial Auxiliar José Luis Ramón Martínez, Fuerza Aérea Argentina, fallecido el 25 de agosto de 2005
  • Cadete Roxana Soledad Martínez, Fuerza Aérea Argentina, fallecida el 25 de agosto de 2005
  • Cadete Pablo Valente, Fuerza Aérea Argentina, fallecido el 25 de agosto de 2005
  • Teniente Horacio Martín Flores, Fuerza Aérea Argentina, fallecido el 6 de julio de 2005
  • Primer Teniente Juan Pablo Martínez, Fuerza Aérea Argentina, fallecido el 10 de diciembre de 2004
  • Capitán Francisco Pérez Navarro, Ejército del Aire Español (en intercambio con la Fuerza Aérea Argentina), fallecido el 18 de noviembre de 2004
  • Primer Teniente Juan Olguín, Fuerza Aérea Argentina, fallecido el 18 de noviembre de 2004
  • Suboficial Ayudante Sergio Griaski, Fuerza Aérea Argentina, fallecido el 18 de noviembre de 2004
  • Cabo Primero Jesús Bravo, Fuerza Aérea Argentina, fallecido el 18 de noviembre de 2004

No me remonto a antes de 2003 porque no me daría la página para enumerarlos a todos, pero tengan la certeza de que esta lista sería mucho más larga y habría más nombres en ella.

Estaban cumpliendo con su deber, sirviendo a una Patria a la que no le importa en lo más mínimo lo que sea de sus vidas, a la que no le importa las condiciones en las que trabajan, a la que sólo le importa culparlos de los grandes males que nos aquejan.

No murieron en combate o por el fuego enemigo. Murieron en accidentes, todos ellos debido a distintas causas, pero en los que siempre está presente una constante enfermiza: el material obsoleto, la escasez de mantenimiento y las pocas horas de vuelo permitidas por los presupuestos actuales.

No he leído un sólo comentario o declaración oficial por parte del Ministerio de Defensa, pero supongo que era de esperarse. Estamos en campaña, después de todo; hay cosas más importantes que acaparan la atención del liderazgo civil de la defensa.

La sangre de militar, como la sangre de policía, seca rápido.

No voy a hablar de la Ministra de Defensa, o del Presidente en este momento; no sería apropiado ni justo cubrir este post de insultos.

Que el teniente Alonso descanse en paz, y que su familia pueda encontrar paz y consuelo en estos momentos tan duros y difíciles.

2 Comentarios:

Blogger Bugman dijo...

Ni siquiera tienen las gónadas bien puestas para decir que no quieren Fuerzas Armadas. Y el disfrazado Godoy(porque ese tipejo indigno no merece el uniforme de la Armada de Brown y de Rosales), es un genuflexo inmundo que no tiene la dignidad de retirarse.

12:21 a. m.  
Blogger Charly W. Karl dijo...

Muy probablemente el asiento eyectable era obsoleto, en el caso de funcionar correctamente el piloto puede accionarlo estando en la pista, detenido o durante la carrera de despegue, en los antiguos, la aeronave se tenía que encontrar a unos cuantos metros de altura de lo contrario no le daba tiempo para que se abriera el paracaídas. Es muy triste ver cómo muere gente por culpa de la desidia gubernamental.

Un abrazo!
Charly
charlywkarl.wordpress.com

9:53 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Más recientes›  ‹Antiguas