jueves, 18 de febrero de 2010

La galtierada de Cristina y el rol de las FF.AA.

Al margen de que se trate de un patético y lamentable galtierismo por parte de la parejita perversa, diseñado para explotar las más básicas pulsiones nacionales de los argentinos mientras consuman sus últimos robos y disimulan el colapso perpetuo de su "modelo", la reciente payasada en torno a las Malvinas ilustra algo sobre lo que no me voy a cansar de insistir.

Dedicado a todos los pajaritos que se preguntan para qué sirven las Fuerzas Armadas "si no le vamos a declarar la guerra a nadie", a los pajarones que hacen la inenarrablemente idiota pregunta de "¿por qué gastar en armas cuando todavía tenemos pobreza?" y a los pelotudos que directamente plantean la disolución de las instituciones militares (here's looking at you, bigotudou): es para casos como éste que tenemos Fuerzas Armadas.

¿Lo repito? ES PARA CASOS COMO ÉSTE QUE TENEMOS FUERZAS ARMADAS.

¿Va de vuelta? ES PARA CASOS COMO ÉSTE QUE TENEMOS FUERZAS ARMADAS.

Las tenemos para que sean el brazo armado de la política exterior. Para que cuando los maricones del Palacio San Martín hagan una queja, existan los fierros que sean capaces de mostrar hasta qué punto nos molesta lo que nos está molestando. Para que no sea gratis pegarle una cachetada a la Argentina. Para que podamos tener presencia en el mundo más allá del discursito pedorro ante la Asamblea General de la ONU. Para que cuando digamos que algo nos importa, podamos decir que nos importa tanto como para arriesgar nuestra cómoda paz y las vidas de nuestros ciudadanos. Ni siquiera para ganar una guerra, sino para hacer que el costo de ganar que tiene que asumir el contrario sea tan alto que ni la victoria le resulte beneficiosa.

Para eso necesitamos Fuerzas Armadas. Si no las preparamos en tiempos de paz, si no las capacitamos y equipamos, cuando empiecen a cascotearnos el techo no nos van a servir de mucho.

Si tan caro es a nuestro interés nacional la recuperación de la soberanía de las islas Malvinas y la plena jurisdicción sobre sus recursos naturales, más vale que estemos en condiciones de respaldar ese interés a como dé lugar, más allá de las "encendidas protestas" con las que pueda desgañitarse la Cancillería del bombardero del Ibérico Jorgito Taiana.

Si la Argentina es tan machaza como para decir "acá no pasa nadie sin que yo lo diga", más vale que estemos en condiciones de hacer valer esa machaza declaración, de lo contrario nuestra medida sirve tanto como limpiaparabrisas de submarino y nuestra determinación dura lo que un pedo en una canasta cuando venga la primera reacción medianamente seria de Londres, esto es, cuando dejen de cagarse de risa.

¿Con qué piensa controlar la Tarada y sus taraditos el tránsito de "todo buque o artefacto naval" hacia las islas? ¿Con los cuatro destructores y nueve corbetas de la Armada, que juntan herrumbre y telarañas en Puerto Belgrano y Mar del Plata salvo por las tres o cuatro semanas que pasan en alta mar? ¿Con los únicos cinco guardacostas oceánicos de Prefectura? ¿Con los "patrulleros oceánicos multipropósito" que se vienen anunciando desde 2003 sin que hasta ahora se ponga la primera quilla, mientras que nuestros "socios" chilenos ya terminaron sus dos primeros buques?

¿Con los tres submarinos que nos quedan, si es que pueden salir de puerto? ¿Con los dos submarinos inconclusos y abandonados en el ex Astillero Domecq García? ¿Con el rompehielos Almirante Irízar, que hace tres años que espera ser reparado? ¿Con el heroico aviso ARA Alférez Sobral, que en 2014 cumple setenta años de su botadura? ¿Con la fragata Libertad, que no puede terminar una puta carrera de veleros porque era mejor gastar la plata necesaria en Pechito López?

¿Con los aviones patrulleros Orión que vuelan poco? ¿Con los Super Etendard que de pedo tenemos dos o tres en condiciones de vuelo? ¿Con los aviones Mirage de la Fuerza Aérea, que son más viejos que los pilotos que los vuelan? ¿Con los A-4AR Fightinghawk de la misma fuerza, si es que juntan los repuestos y suministros suficientes para hacer volar a más de cinco a la vez? ¿Con los SAAB 340 de LADE?

¿Dónde está la gorda imbécil, montonera y ebria de Nilda Garré, que parloteaba diciendo que "la Argentina no tiene hipótesis de conflicto" y cuya única preocupación pasaba por montar teatros de títeres y muestras de las Viejas de Plaza de Mayo en los cuarteles? Tan inútil es que ni siquiera peleó un lugar para el Ministerio de Defensa en la "Comisión" que ha de controlar la aplicación del último caprichito de la Prescindible.

Si tenemos jurisdicción sobre esos espacios como para pretender controlar el tránsito marítimo, más vale que tengamos los medios como para hacer aplicar esa legislación y para respaldar esa pretensión frente a quienes no la aceptan. De lo contrario, hacerse el guapo, decir que no va a pasar nadie a las islas sin permiso nuestro y no tener ni cómo parar a los "infractores" ni cómo hacer valer esa norma, convierte al pomposo decreto presidencial en algo "patético e inútil", como lo calificó ayer un parlamentario inglés.

Que yo diga que es patética e inútil la decisión de la Presidenta es una cosa; que lo diga directamente el que está en la vereda de enfrente la convierte además en triste.

"No llores como mujer lo que no supiste defender como hombre", dicen que tuvo que escuchar de parte de su madre el último rey moro de Granada. Si lo único que la Argentina tiene para defender su "reclamo imprescriptible" y sus derechos sobre el Atlántico Sur son los lloriqueos de Cancillería y los mohínes de atril de la sexóloga imbécil, hagámonos a la idea de que estamos perdidos.

Lo único bueno de todo esto, lo único por lo que vale la pena agradecer en medio del patetismo, de la vergüenza y del grotesco espectáculo que es la Argentina del Bicentenario es que esta galtierada no va a pasar a mayores sencillamente porque no puede.

10 Comentarios:

Blogger Diego Humanista dijo...

Che, cuanto odio detecto en tus escritos. Cuanto adjetivo pomposo y altisonante, que deja en pañales a los panfletos del PO.
Se puede escribir lo mismo con el 10% de lo que escribiste, y sacarle la bilis (o el vitriolo, dirían los mas antiguos) con que atacás a quienes piensan diferente que vos.
Estaría bueno que te serenes, tanto para vos como para los demás.
Sino todo va a terminar en violencia inutil.

Saludos,

Diego

4:05 a. m.  
Blogger Mayor Payne dijo...

Qué te puedo decir, Diego, me gusta escribir, es un hobby que tengo. Cuando vengo embalado, me viene bárbaro para liberar tensiones. A veces es empezar, dejarme llevar y darme cuenta del largo recién cuando termino. Y no tengo que ensuciar la vía pública como los muchachos del PO.

Saludos!

9:50 a. m.  
Blogger Flor S dijo...

No estamos en condiciones de hacernos los guapos con nadie... y más allá del tono en el que escribís, me parece real muchas de las cosas que estás diciendo. Si todavía no se solucionaron problemas de indigencia y pobreza, ¿cómo pretenden, estos muchachos, recuperar algo qué perdieron hace ya mucho tiempo? ¿cómo? Porque que yo sepa, ni siquiera mueven un dedo para recorrer nustra propia plataforma y hacer las cosas como corresponde. No es fabulación, no es extremismo... es real que la plataforma marítima ya no nos pertenece. SI, el mar argentino no es más argentino!


Y ahora, sin ánimos de ofender o crear conflictos pero los blogs existen por una razón y tienen una ventaja: se puede escribir lo que se quiera. Uno establece sus propias reglas, así que querer serenar una expresión... no sé, no me suena bien. ¿Dónde queda la libertad para decir lo que uno quiere entonces?

P.D: Aclaro, no estoy con ningún partido político (por ahora).

Saludos

12:19 p. m.  
Blogger Rāḫēl dijo...

Excelente!
Lo felicito por el post.

12:33 p. m.  
Anonymous John M dijo...

Che, humanista el halo de moralidad con el que queres cubrir tu hipocresía da lastima, este gobierno es el que incentiva la violencia inútil, pero veo que vos miras para el otro lado al no cuestionar las causas de toda esta situación ridicula que está pasando…

Flor, ya me imagino en donde vas a militar... por cierto, una cosa no saca a la otra, las FF.AA. en gran cantidad de países han servido como herramienta de ascenso social, la colimba habrá sido una mierda, pero le permitió a muchos argentinos salir de la pobreza extrema, aunque parezca increíble existen todavía existen las estadísticas de la época en la biblioteca del indec, si queres el otro extremo, en Israel tiene una importante industria informática y gran parte de los que trabajan ahí fueron formados en escuelas militares cuando hicieron el servicio militar...

Por cierto, el mar argentino no nos pertenece por que justamente dejamos de invertir en quienes son los garantes de la soberanía, es más si no fuera por los militares no tendríamos presencia en la Antártida ya que todo se hace gracias a los transportes militares...

Creerse dueña de la verdad también es fabulación extremista...

11:15 p. m.  
Blogger Diego Humanista dijo...

¿Moralidad? No, señor. El odio hace mal. Enferma. Y genera violencia. Y la violencia la sufrimos todos, y tambien la sufre uno mismo.
Es un consejo de salud mental, nomás. (Parece que otros lo han interpretado como un pedido de censura).
Las puteadas tan personales que escribe este chico demuestran una intensa rabia, irracional porque no hay nada que le hayan hecho desde este gobierno que justifique tal saña.
Posiblemente ni siquiera se plantee que los mismos que hoy están predicando ese odio irracional e incontrolable son los que nos jodieron la vida a todos: los menem, los noble, los videla, los biolcatis, los martinez de hoz...
No quiero decir que no haya errores en el gobierno, que los hay muchos, pero ese "odio" es mas personal... no es bronca, no es bronca sana. Con Menem o De La Rua no se veía ese odio: claro todos se quejaban del turco o del chupete, o se embroncaban, pero nadie se lo tomaba TAN A PECHO ni tan personal, ni tan virulentamente.
Esto que estamos viendo, de la radicalización de los sentimientos, tiene un sabor conocido: es la "previa" a la violencia institucionalizada... Está fogoneada desde muchas partes, y con el interés de generar el caos para aparecer despues como salvadores y generadores de un "Proceso de reorganización nacional".

Las personas que sean marionetas de esos intereses, luego de varios años, cuando recuperen la calma, van a ver el horror que generaron... y ahi te quiero ver para dormir por las noches...

Mejor ahorrarse disgustos, ser RACIONAL y no dejarse llevar por el miedo ni por la "rabia", dos herramientas de dominación moderna.
Te puede salvar la vida.

Un abrazo desde la mejor intención.

Diego

1:37 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Pero que comentarios interesantes que veo de algunas personas, el que más me llama la atención es el del ciber militante Diego….

Hoy en día no creo que haya mayor exponente de odio irracional e incontrolable que Nestor y Cristina. Se ve muy bien en el estado de salud mental de esas personas y su violencia institucionalizada para generar miedo y rabia... los servicios vigilando a todo el mundo, Cristina y su deseo de que los opositores desaparezcan, las amenazas de las fuerzas de choque piqueteros... somos un 1984 versión bananera...

Respecto a lo de racionalidad, si te autoproclamas humanista, con buena intención te recomiendo veas la diferencia entre ideología y filosofía... vas a ver que vos estas adhiriendo a una ideología que no te hace ver la diferencia entre el discurso de salvadores de la patria que tiene este gobierno y la corrupción generalizada que se ve en sus acciones...

Por último, lamento que haya gente que realmente cree que acá va a haber un golpe o algo parecido, da lastima sinceramente...

11:57 a. m.  
Blogger Flor S dijo...

Estoy muy lejos de creerme dueña de la verdad John M. Como también estoy muy lejos de llegar a militar en algún partido político.

Y no estoy criticando a las FF.AA. Lamento que mi mensaje no fuese claro.

Saludos y suerte John M.

5:47 p. m.  
Blogger Mayor Payne dijo...

Hola, Diego.

Primero que nada, no lo tomes a esto como algo personal ni como un ataque. Si hay alguna parte que así te parece, te aseguro que no es mi intención. Simplemente pienso que tengo que dejar en claro algunas cosas a partir de lo que estás comentando.

Sí, siento rabia, no lo niego. ¿Que el gobierno no me hizo nada? Falso. Aunque más no sea porque de un día para el otro decidió que mi elección no valía nada y se robó mi jubilación para gastarla en clientelismo. Eso sólo bastaría para no perdonarle nada a este gobierno de ladrones.

Pero al margen de eso, también me da rabia la soberbia de todos sus personajes, su discurso irracional e intolerante, el clima enfermo que generan en este país casi porque no lo pueden evitar. Me da rabia la incompetencia y la improvisación, y que cuando tienen que recular porque los fuerza la realidad, lo hagan pegando cachetadas e insultando, sin reconocer que se equivocan.

Me da rabia personalmente el tema militar por razones que no vienen al caso, y también por haber estudiado esta cuestión y muchas otras vinculadas, y comprobar el grado de ignorancia (porque eso es lo que es, no lo voy a negar), de preconceptos y de ideología que hay al respecto.

Y me da rabia como argentino tener un gobierno que insulta mi inteligencia y la de los argentinos, que siembra la discordia y la intolerancia, y que tiene la caradurez de llamar "perros" a quienes no coinciden con él.

Yo hago lo que tiene que hacer y trato de no joderle la vida a nadie. Ni yo, ni los míos tenemos por qué vivir en el infiernito que crean los Kirchner y los suyos por sus manías personales o sus intereses o su ideología.

A vos te parece mal que insulte en este post y quizás tengas razón. De ser un artículo para un medio o una publicación académica, ciertamente sería el caso. Pero es un blog y como te dije en mi primer comentario: me gusta escribir y me viene bárbaro para liberar tensiones.

Te aseguro que no necesito que los medios me digan que tengo que odiar a este gobierno. Lo odio por mi cuenta y en pleno uso de mis facultades, desde antes que “estuviera bien” odiarlos. Y más de una vez me he planteado la cuestión y llego al mismo resultado, en parte por muchos que se llenan la boca hablando del pueblo y de la igualdad y de la distribución de la riqueza, y que son tanto o más culpables de que estemos donde estamos ahora.

¿Cuál bronca es sana, Diego? ¿Vos pensás que no me gustaría ver a mi país y no sentir vergüenza por él? Quisiera no sentirla a veces pero no puedo evitarla. Hay gente que se emputece porque River no gana ni a las bolitas, a mí me enferma la decadencia de mi país y la manera en que lo único que hay es corrupción, incompetencia e hipocresía.

Vuelvo a decirlo, a mí no me tiene que fogonear nadie, soy calentón así solito. ¿Demasiado calentón? No serías el primero en decírmelo. Y no me parece que sea muy feliz dar a entender que quienes están de un lado, por más que piense que estén equivocados, no son capaces de pensar por su cuenta sus ideas, sino que son marionetas de "intereses".

En fin, eso era todo. Quise hacerlo más corto, pero como te dije la otra vuelta: recién me doy cuenta cuando termino.

Saludos.

6:24 p. m.  
Anonymous John M dijo...

Todo bien flor, lamento el mal entendido.

Saludos y suerte.

1:43 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Más recientes›  ‹Antiguas