miércoles, 24 de marzo de 2010

Feriado argento

"Those who fail to learn history are doomed to repeat it; those who fail to learn history correctly-- why they are simply doomed."

Así que, bueno, hoy es el feriado. Mire usté.

En vez de ponernos a pensar qué tan podrida y enferma estaba la sociedad como para llegar al 24 de marzo, hoy nos vamos a sentar todos a hacer nuestros Dos Minutos de Odio contra los enemigos que nos señala el Gobierno, y de paso hacemos el trabajo sucio de sentirnos puros e inocentes de todo lo que pasó. Nunca más, juicio y castigo, pirulito presente, per saecula saeculorum, ut supra y etcétera.

Lo que al argento promedio, lector de libros de Pigna, que piensa "Hebe está loca pero mirá todo lo que le pasó", que lagrimea cada vez que Carlotto encuentra otro nieto, le cuesta mucho pensar (no digamos "aceptar" porque nunca lo va a hacer) es que en una sociedad normal, con instituciones fuertes, partidos responsables y sentido común, nunca se hubiera llegado al punto de un golpe de Estado como el de 1976.

Al argento promedio no le gusta pensar que llegamos al 24 de marzo de 1976 porque además de militares que creían estar tocados por la varita mágica para "reorganizar" al país también hubo miles de pendejos soberbios que creían tenerla tan clara como para convencernos a bombazos y tiros de las bondades de su "revolución"; políticos que en vez de hacerse cargo de las cosas cuando empezaron a irse a la mierda prefirieron apostar a una profundización de la mierda, rajarse del país para decir "yo me borré", o cruzarse de brazos primero para abrirse de gambas después; y también una sociedad enferma, decadente e irresponsable que no defendió la democracia porque le importaba una mierda la democracia misma si eso impedía llevar a cabo el sueño de exterminar a todos los que estaban del otro lado.

Eso sería demasiado para el argento promedio. Lo obligaría a pensar que tal vez, sólo tal vez, hay parte de la culpa en sus manos, una culpa que no puede circunscribir prolijamente al período 1976-1983 y a los muchachos de verde y azul. Le impediría refugiarse en la cómoda fantasía del "no sabía nada", del "yo no lo voté".

Porque el argento promedio prefiere pensar que un día bajaron los platos voladores en Plaza de Mayo y de ahí salieron Videla, Massera y Agosti para instalar una feroz dictadura dedicada al exterminio de aquellos jóvenes idealistas que juntaban flores y mateaban en los bosques de Palermo al son de "Zamba de mi esperanza". Esa historia lo satisface. Lo muestra como inocente y como víctima, lava sus manos de responsabilidad y lo exime del deber de ponerse a pensar qué fue lo que estuvo tan mal como para que pasara lo que pasó.

No es sólo que el argento promedio prefiere pensar esto: le gusta pensar esto y lo seguiría pensando aún cuando la realidad le gritara al oído que no es así.

Y también le sirve al argento promedio para mantener una fantasía más sutil, según la cual no hay relación entre aquella "juventud maravillosa e idealista" y la manga de forros y capangas que gobierna la Argentina hoy. Más idealiza a la pendejada terrorista y mesiánica, más se desliga del hecho de que estamos viviendo hoy en el país que ellos "soñaron".

¿Querían saber qué hubieran hecho de la Argentina los miembros de esa "generación perdida"? Aquí los tienen. Se llaman Kirchner, Moreno, Rossi, Garré, y otros tantos nombres del elenco, todos los que dicen haber "sobrevivido" sin decir jamás cómo lo hicieron. Ya los conocen a todos. Disfruten de la vida en el país de los sueños compartidos: pobreza, autoritarismo, violencia, intolerancia, inflación, prepotencia, corrupción, incompetencia, todos atados con moño y bendecidos por Hebe y Estela.

Pero no voy a ser yo quien convenza a nadie de esto. No se puede convencer a nadie que no quiera ser convencido. Escribir como lo hago acá no deja de ser un ejercicio para mantener la cordura en medio de tanta demencia y autoengaño. Si a alguien le interesa leer esto y pensar, pues me alegro mucho. En serio lo digo.

Para los demás, sigan adelante, sean felices. Sarna con gusto no pica.

7 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Mayor, pensaba escribir un comentario más largo, pero después de leer varios blogs y opiniones de art en los diarios, decidí que no vale la pena.

El problema de la frase de Churchill es por lo menos si estuviéramos condenados implicaría cierto sentido de final, en este país la historia está atascada en una continua e inútil escritura y reescritura del pasado. En el presente miles de incapaces han adherido a una u otra parte sin la más minima capacidad de reflexión o deseo de aprender por que lo hacen en vez de llevarse por la moda de turno, lo más interesante de todo es que esta frase: “ Quien controla el pasado controla el futuro. Quien controla el presente controla el pasado” no se aplica a este país. Acá nadie controla nada, por eso no tenemos futuro, estamos peor que condenados por que no hay fin para el sufrimiento eterno de este país.

Saludos.

3:08 p.m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Suponiendo que el argentino promedio existiera en vez de ser una simple abstracción estadística, el argentino promedio todavía no había nacido a principios de los 70.

Me parece que el adulto argentino promedio sería mejor. Porque hablando de la población en general, la mayoría no tiene idea ni interés en lo que pasó en esa época.

4:19 p.m.  
Blogger Mayor Payne dijo...

Anónimo 2, normalmente estaría plenamente de acuerdo con vos, y afirmo que lo que decís es verdad, en el sentido de que a nadie le importaba tres belines esa época hasta que llegó la Parejita al gobierno.

Sin embargo, como hay muchos jóvenes que rondan mi edad (25 años) y que repiten como loritos las consignas de los adultos argentinos promedio que mencionás sin haber vivido la experiencia y sin haberse cuestionado lo que se les decía (siguiendo la venerable y antigua tradición argenta de hablar sin tener idea del tema), en mi opinión a esos jóvenes les caben las generales de la ley hasta que demuestren lo contrario.

Saludos!

5:18 p.m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Mayor y anónimo 2:

Sus observaciones me hicieron acordar de los siguientes datos:

Edad promedio de la población argentina: 29,1 (2010 est.)

70% de los hogares argentinos tienen ingresos inferiores a los 2000 pesos.

Principales preocupaciones de los argentinos.

1.Inflación e inseguridad*
2.Pobreza y desempleo**
3.Ingreso insuficiente
4.Ausencia de futuro
5.Incertidumbre sobre el futuro de los hijos
6.Calidad institucional
7.Narcotráfico
8.No garantizar la educación a los hijos
9.Salud

80% cree que:

La clase dirigente es el principal problema del país y cree que el Gobierno administra la cosa pública en función de los intereses de grupos de poder y no del interés general.

75% de los encuestados consideró que las políticas antiinflacionarias aplicadas no son buenas.

La mayoría concuerda con que estas tendencias van a seguir profundizándose.

* La distribución geográfica por ingreso: A mayor ingreso primera prioridad es la inseguridad, a menor ingreso la inflación.

** En zonas de menores ingresos

Fuentes: Indec, PNUD,consultoras Ibarómeto, poliarquia

Mayor: como dijera el anónimo 1, esos jóvenes de 25 creen que es fashion ponerse en el perfil de Facebook una foto del nunca más. Realmente no tienen ni la más puta idea de lo que significa, ni le preguntemos sobre la CONADEP o el juicio a las juntas. Si estuvieran mínimamente informados no se prestarían al manoseo patético que hace este gobierno de los DD.HH. impulsado por una pareja que fue colaboradora activa de los milicos en los 70.

Saludos.

5:55 p.m.  
Blogger Ramiro dijo...

Fantástico!

8:40 p.m.  
Blogger Rebeca dijo...

"jóvenes de 25 creen que es fashion ponerse en el perfil de Facebook una foto del nunca más. Realmente no tienen ni la más puta idea de lo que significa, ni le preguntemos sobre la CONADEP o el juicio a las juntas."

A quien corresponda porque ni siquiera pone un nombre.
Para comenzar: si comentas de esa forma ponete un nombre ok?
Segundo: Lo que cité mas arriba es una reverenda estupidez. Por qué?
Porque no tenés ni la mas pu... idea de lo que un joven (de 25) puede saber sobre el golpe, la conadep, etc.
Alguien con dos sentímetros de cerebro no prejuzgaría lo que sabe o no una persona joven (25 años).
Vos mismo no tenés la menor idea flaco/a.

11:03 p.m.  
Blogger Andy dijo...

Rebeca: confirmás todo aquello que suponíamos de los jóvenes +/- 25...
PD: no soy el/la anónimo/a de más arriba.

12:19 p.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Más recientes›  ‹Antiguas