sábado, 11 de junio de 2011

Reflexiones sobre la desgracia de las Madres

En BlogBis, el coblogger Max postuló una teoría bastante interesante: la reacción de la izquierda argentina (que lo es aunque se esconda tras la pátina de "progresismo") ante el escándalo de corrupción de las Madres de Plaza de Mayo es similar a la que nos toca inicialmente a los católicos cuando a un cura lo acusan de pedofilia; es la destrucción del referente moral.

Posteriormente y según se sucedían las revelaciones y los esfuerzos de algunos por despegarse de las bonafinistas ahora caídas en desgracia, la metáfora religiosa se fue expandiendo hasta equiparar las travesuras financieras del parricida con aquella infame "venta de indulgencias" que propició la Iglesia Católica en el siglo XVI para pagar la remodelación de la Basílica de San Pedro.

Y el resultado es terriblemente similar: se provoca un cisma, acá entre los que se mantienen pegados a Bonafini y los que ya no saben qué hacer para despegarse de ella y a la vez quedarse con la bandera de los derechos humanos, y allá en la Europa de la incipiente modernidad entre los que siguieron junto a la Iglesia y los que se sumaron a Lutero y a los otros precursores de la Reforma Protestante.

Al cisma luterano le siguió un período de violencia religiosa que tuvo su expresión máxima en la Guerra de los Treinta Años; todavía queda por verse de qué manera se dirimirá el cisma derechohumanista.

En otro orden de cosas, el latiguillo de los que "quieren a las Madres" es que con su choreo a gran escala Schoklender "ensució la bandera de los derechos humanos". Muchachos, la bandera de los derechos humanos tal y como se la enarboló acá en la Argentina ya venía enroñada desde hace un tiempo.

Para empezar, venía un poquitín sucia, quizás de rebote, con la sangre de todas aquellas personas muertas por aquellos a los que los figurones de los DDHH les prestaban su apoyo. Digan lo que quieran, pero nada tenía que hacer Hebe de Bonafini y la facción que la sigue cantando loas a los terroristas de ETA o festejando los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Y sacarse esa mancha hubiera sido muy fácil para los que no querían quedar pegados a esas declaraciones vergonzosas: bastaba con repudiarlas en serio y contundentemente, en vez de sonreír, menear la cabeza y repetir la muletilla de "Hebe es Hebe" como si eso bastara para explicar y justificar las barbaridades de la empañuelada.

La bandera quedó más mugrienta cuando la vasta mayoría de las organizaciones de DDHH aceptaron silenciosamente convertirse en contratistas del Estado, brazos paraestatales de la Presidencia y brazos parapartidarios del Frente para la Victoria's Secret. Digan lo que quieran, pero no se puede proclamar la inocencia y la honestidad cuando se reciben conscientemente fondos públicos sin control para acciones que poco tienen que ver con su fin declarado.

Lo que hizo Schoklender y todos los otros que curraron con los fondos públicos (que seguro que los hubo) no fue ensuciar la bandera de los derechos humanos; se la pasaron por el culo como papel higiénico.

Pero a la larga, lo que está pasando en el derechohumanismo argento no es ni más ni menos que un final de fiesta que tarde o temprano iba a llegar. Durante demasiado tiempo, a las organizaciones del "campo de los derechos humanos" las cubrió un manto de piedad que convertía cualquier acusación en su contra en un acto de herejía pasible de excomunión pública. No había vuelta atrás para el que se atreviera a insinuar que las Madres y afines eran otra cosa excepto santas, impolutas e irreprochables.

Esa clase de cobertura es nefastísima, porque de ahí nace la sensación de omnipotencia y luego la de impunidad. Pregúntenselo a los militares, que todavía pagan décadas de creer el cuento de la "reserva moral de la Nación".

Es irónico, pero bien se puede pensar que lo que les espera a los derechohumanistas después de este episodio y cuando termine el régimen kirchnerista sea lo mismo que les tocó a los militares después del Proceso: todos en la misma bolsa junto a los que se mandaron las cagadas, obligados a perpetuidad a demostrar la propia inocencia porque están todos bajo sospecha, aún décadas después de los hechos en cuestión.

Sería ciertamente un destino de justicia poética. Y bien merecida.

11 Comentarios:

Blogger Andy dijo...

El cisma ya estaba: Bonafini está peleada con Pérez Esquivel ya desde 1980; la Línea Fundadora se separó en 1986; con Abuelas la cosa se puso peor desde 2003... una maravilla de public relations la Hebe!!!
Pero, el kirchnerismo les encontró el precio: Hebe y Estela quedaban rebien en primera fila, acompañando a Néstor y después a Cristina; vendiéndoles un diploma de pertenencia al campo de los DDHH, que nunca antes del 25 de mayo de 2003 les había interesado un joraca... lógico: en una provincia como Santa Cruz, con más militares que habitantes, DDHH de zurdos no era la causa más propicia para juntar voto$...
A cambio de unos cuantos pesos, radio, universidad, imprenta, revista, sueldo del diputado Néstor Kirchner, los "$ueño$ Compartido$", etc... las Madre$ estaban para lo que Néstor guste mandar.
Sergio Shocklender era tan sólo un apoderado: la Presidenta de la Fundación sigue siendo Hebe. Y por Madre$, parece que nada ha cambiado.
Ya no se pueden volver atrás...

8:18 p.m.  
Anonymous Majo dijo...

Brillante! Y si, probablemente en los años que quedan por venir tendrán que demostrar una y mil veces que no chorearon. Quiero ver el acto de campaña cuando se lance cristina... se animará a sentar en primera fila a Hebe?
Los K han hecho lo mismo con todas las causas nobles que han encontrado: Bastardearlas. Los DDHH y las madres no iban a correr otra suerte.

9:46 p.m.  
Blogger Hegeliano dijo...

Elaborada figura la del cisma y la venta de indulgencias.

Pero el que dice que esto es como un cura pedofilo, esta equivocado, esto es Juan Pablo II enfiestado con la salita verde en pleno.

9:58 p.m.  
Blogger Enzo Adriano Cerrutti dijo...

Esta historia podría titularse "Del pañuelo blanco al guante blanco"?

12:46 a.m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Mayor Paine, muchachos: les juro que no saben el placer que me da ver a la izquierda degenerada pelearse contra esa misma izquierda. Y ojalá un día de estos veamos caer la justicia divina sobre Herpes de Malafini y la Organi$ación Pro-Gubernamental Madr€$ d€ Pla$a d€ Mayo.

La oposición más grande que puede encontrar la Kretina es...en su propia tropa. Para colmo de males (para ellos, obviamente), lo de Shocklender saltó en plena campaña y ahora tengo serias dudas de que la Kreti pueda levantar su intención de voto. Más bien creo que va a levantar, eso sí, su intención Devoto. Esta bomba recién está explotando.

El que creo que debe estar más que incómodo es el soberbio mal nacido de Filmus.

Para terminar, varias preguntas:
-Como decía Bonasso, ¿Qué demonios hacen las Madr€$ construyendo viviendas, teniendo organismos (al divino botón) oficiales al respecto?
-Los Kretinos dicen que la culpa es de Herpes o Shocklender, pero, ¿Acaso no son tan responsables por no hacer control de nada?
-¿La van a poder largar fácilmente a Herpes después de todo eso?
-¿Por qué no investigan que hacía y hace Felisa "bolsa de dinero en el baño" Miceli en esa Organi$ación?

Che, ¿Dónde puedo comprar pochoclo?

Andrés

2:57 a.m.  
Blogger Max dijo...

Gracias por seguir con la idea, me parece que hay cosas super importantes metidas. Fundamentalmente, la base de la democracia. El fundamentalista ideologico, como todos está seguro que es "el bueno" de la pelicula, el que hace el bien, el que tiene razon. El problema es que tradicionalmente, si vos pensabas que estabas en lo correcto, tu verdad se tenía que imponer a los demás. Claro, cuando paso lo del padre Grassi o lo de Schokie, es como una patada en la boca del estomago.
Pero básicamente la izquierda se comporta igual que se comportaron los milicos o un fundamentalista religioso (fui a un colegio catolico de ese estilo), como yo tengo razón, las limitaciones que me quieran poner los que piensen distinto, aun cuando ellas emanen del orden legal vigente, deben ser aplastadas, porque soy bueno y por ende los que se me oponen son malos.
La esencia de la democracia en estos tiempos debería ser que no importa cuan convencido de que yo estoy en lo correcto, estoy obligado a seguir el orden positivo y las leyes, porque el que se me opne está igualmente convencido de su certidumbre, y si ambos actuamos a la vieja usanza de que nuestra superioridad moral nos da mayores derechos que a ellos el orden democrático se quiebra.
Es lo que hizo al izquierda al considerar que cualquiera que trabajara para una org de DDHH intocable, insospechable, ininvestigable, e imponer la obligación de respetar esa impunidad al resto de la sociedad. O lo que hizo la Iglesia al cubrir a sacerdotes pedófilos.

2:15 p.m.  
Blogger Mayor Payne dijo...

Andy: siguiendo con la metáfora religiosa, los cismas anteriores que vos mencionás serían como la ruptura entre el catolicismo y las iglesias ortodoxas allá en el siglo XI, que se produjo, al menos formalmente, por disquisiciones teológicas entre Roma y Constantinopla (y por una buena disputa de poder entre ambas), y que nadie nota mucho en estos días más allá de cosas simbólicas. Lo que tenemos ahora es algo más grotesco y menos "elevado", es una pelea por plata donde quedó en evidencia la corrupción imperante en el bando derechohumanista que pasó a ser lameculos de estos revolucionarios de diez minutos de veteranía.

Majo: espero que sea así, porque la manera en que estos tipos le dieron cobertura moral al kirchnerismo para afanar a cuatro manos es imperdonable.

Hegeliano: ahora que lo pienso es todavía peor que tu ejemplo, es como si nos hubieran dejado ponerle una camarita oculta a las orgías papales en la era de los Borgia... es la desaparición completa de cualquier noción de autoridad moral que pudieran haber tenido estas viejas (bah, como si les hubiera quedado algo en realidad después de admitir que habían brindado cuando se enteraron del 11 de septiembre...)

Enzo: excelente título, lástima que el periodismo argento todavía insiste en defenderlas como para animarse a llamarlo así...

Andrés: va a haber mucho chorlito cuando se vaya esta piara de degenerados que va a andar por la vida diciendo "yo no sabía" o "no me imaginaba"... por otro lado, me parece que el pochoclo anda en escasez en estos días, así que fijate si no te conviene reemplazarlo por palitos salados o papas fritas (incluso Pringles).

Max: primero que nada, gracias por el comentario y por haber puesto las bases de esta metáfora. Segundo, "Schokie"... buenísimo. El tema es que es lo que vos decís, no hay que olvidarse que acá estamos enfrentados con fundamentalistas y que todo acuerdo que hagamos con ellos lo van a terminar tomando como una pausa táctica... no creo que se pueda llegar a una convivencia democrática (me gusta más decirle "republicana", porque da la idea de que las bases no están sometidas a criterios de opinión pública) con tipos que no aceptan el imperio de la ley y que encima te dicen en la cara que no respetan las leyes porque son superestructuras burguesas o la requetepanconqueso. Me viene a la memoria una frase que leía en relación con el fundamentalismo islámico que decía que era imposible asimilarlo en una democracia porque para sus adherentes sólo existen dos partidos, el de Dios y el del Diablo.

¡Saludos a todos!

2:58 p.m.  
Blogger Max dijo...

Ojo, gran parte del fundamentalismo es de conveniencia. Si vas a justificar ideológicamente el quitarle dinero y perjudicar a algunos ciudadanos no podes ser tibio ni aceptar opiniones.

3:45 p.m.  
Blogger Andy dijo...

Mayor: todo este endiosamiento izquierdoso de las Madre$ parte de pensar que "el dolor purifica"... resabio ideológico-religioso católico, muy de Montoneros... y como acá se considera (nos inyectaron el Relato vía endovenosa desde 1984, al menos) que hubo una sola clase de víctimas, las del Terrorismo de Estado. Las otras, las que causaron los Jóvenes Idealistas Que Querían Una Patria Mejor para Todos y Todas con su explosiva prédica, ni siquiera tienen derecho a la memoria de sus muertes. ¡Vade Retro, Teoría de los Dos Demonios!
Por lo tanto, si una Madre sufre el dolor que la Dictadura Genocida le arrebate a sus hijos, ese dolor purifica tanto que de ahora en más, se purificará todo aquello que esa Madre toque... sobre todo, a los Kirchner.

Cada vez se hace más fuerte el simbolismo de los Pañuelos de las Madre$ y las Abuela$ sobre el ataúd del Néstor: él se los compró, y se los llevó a la tumba....


Te dejo para otro post eso de "queremos que nuestros hijos sean testigos de nuestra alegría"... por la fiestita de disfraces del cumpleaños de la Maléfica.... necesito ayuda profesional para interpretarlo.

5:20 p.m.  
Anonymous carancho dijo...

Leí por ahí una frase que me parece adecuada:
"El kirchnerismo es el rey Midas al revés. Todo lo que toca lo hace basura."
Sumále a eso una montaña de billetes, una mujer como Hebe cuyas declaraciones ponen en duda su cordura, y tenemos un escándalo en ciernes.
Perdón, me olvidaba de un sistema político basado en la corrupción.
Y después nos sorprendemos...

8:48 a.m.  
Blogger Andy dijo...

Se creerán en serio los montochorros DDHH que Sergio Shocklender es como uno de esos perejiles que Montoneros mandaron al muere entre 1976-83, para salvarle el upite a la jerarquía de la banda???
Me parece que no le midieron bien el aceite al psicópata parricida....

7:00 p.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Más recientes›  ‹Antiguas