viernes, 4 de agosto de 2006

Del amor al odio hay un solo paso...

...ésta es una incoherencia que, en la Argentina, se vive con frecuencia. Preguntémosle sino a los militares que en 1976 tomaron el Poder apoyados por la mayoría del pueblo argentino que no veía la hora de deshacerse de la inoperante presidenta que a su fallecimiento nos heredó Juan D. Perón y de las consecuencias caóticas que a nivel político, económico y social produjo su ineficiencia. El desorden era absoluto, y los militares llegaron al poder con la bendición de la población, que después de mucho tiempo consiguió caminar tranquila por la calle. Sin embargo a su retiro, nadie reconoció el consenso inicial que había tenido el Proceso y la situación se dio vuelta como una media.

Algo parecido le ocurrió al ex presidente constitucional Carlos S. Menem, a quien su antecesor, Raúl Alfonsín le delegó el mandó meses antes de lo establecido legalmente, por considerarse incapaz de afrontar la situación que vivía el país: hiper inflación, descontento generalizado en la sociedad, etc. La llegada de este personaje fue recibida con alivio al igual que sus medidas económicas, que supieron poner fin a esa hiper inflación. Todos disfrutamos de la convertibilidad, y se ve que nos gustó, porque teniendo la posibilidad, en 1995, de elegir otras propuestas, volvimos a optar por Menem y su proyecto económico. A pesar de ello, todos sabemos el nivel de repudio que hoy genera su nombre.

Pero en nuestro país también se da el caso opuesto. Las últimas semanas las páginas de los diarios y horas de aire de TV, se llenaron de opinólogos haciendo apología de un homicidio, que hemos convenido en llamar “aborto”. Se ha clamado por la muerte de un inocente, concebido a causa de un delito aberrante como es la “violación” (uso comillas por no haber sido ésta probada). Si se hubiera pedido pena de muerte para el verdadero culpable (el violador), esos mismos opinólogos se hubieran rasgado las vestiduras. Podemos imaginarnos las marchas que se hubieran realizado en su defensa. Sin embargo, muy pocas campanas salieron a defender la vida del más indefenso protagonista de esta historia. Lo paradójico del asunto, es que después de haber intercedido el Gobierno Bonaerense para que se acelerara el fallo en favor del aborto, fue ese mismo Gobierno (personificado en Felipe Solá) quien 48 hs después, de ser decretada la imposibilidad técnica de practicar el controvertido “aborto”, se comprometió a asistir económicamente a la familia del niño que va a nacer, asegurando así el bienestar del pequeño.

Estas incongruencias y muchas más son moneda corriente en nuestro país. Lo que se puede rescatar de esto, es que TODOS pueden caer, aun aquellos que consideran que hoy están en su momento de gloria y abusan así de su dominio para conseguir que se aprueben normas inconstitucionales tales como los superpoderes y de esa manera manejarse en el poder sin límite alguno.

10 Comentarios:

Anonymous Palo dijo...

Pucha, cómo son los argentinos, ¿no? Por suerte Mechi la tiene clara:

Dictadura militar: mucha gente quiso poner fin al caos de Isabelita y apoyó el golpe, una vez que se dieron cuenta que los supuestos proveedores del orden eran además ladrones, asesinos, violadores de mujeres y secuestradores de bebés, los empezaron a odiar. ¿Qué desagradecida la gente, no?

Menem: plata fácil, vidrieras modernas, teléfonos nuevos. Cuando la gente se da cuenta de que el costo fue el triplicar la deuda, el subir la desocupación al doble, marginalizar de gran parte de la población, regalar a precios de liquidación lo poco que tenía el país, y el gobierno más corrupto de la historia, la gente lo putea. ¿Qué olvidadiza la gente, no?.

Aborto: hay una ley por la cual ante ciertos casos extremos, como violación de una mujer, la ley permite el aborto. ¿Qué bruta la gente que quiere que se respete la ley, no?.

12:44 p. m.  
Anonymous caton dijo...

me parece que la opinión de palo es un poco desequilibrada. Lo que quiere hacer notar mechi es el contraste en la evolución de la opinión pública y la falta de ponderación racional y objetiva de los pros y cons de cada gestión. es cierto que el gobierno de facto trajo orden. es cierto que el gobierno de menem trajo estabilidad. y es cierto que no estaba probada la violación porque -debería saberlo palo- un delito sólo existe y es imputado a una persona cuando existe sentencia pasada a autoridad de cosa juzgada que asi lo establece.
Por otro lado, nótase cierto rencor en la opinión de palo, rencor que encuentra oportuna ubicación en el reverdecimiento actual de rencores pasados. Así no se avanza muchacho ... a lo sumo conseguirás un cargo público !!

1:45 p. m.  
Anonymous Palo dijo...

rencor, mi viejo rencor..., el verdadero, es el que profesan los nostálgicos de la muerte y corrupción de la dictadura militar para con los amantes de la ley y la libertad. "Es cierto que el gobierno de facto trajo estabilidad", dice el nostálgico guerrero. Ningún lugar mas estable que el cementerio de la Chacarita, o las aguas del Río de la Plata en horas de la madrugada, cierto es. Y nótese la negativa del sujeto a llamar dictadura a la dictadura. No sea cosa que se le ofendan los amigos...

Los que se enroncan vociferando por la violación de leyes por parte de piqueteros, no trepidan en ignorar la ley si su preciada opinión anti-aborto se ve afrentada por la misma. "La violación no ha sido probada", dice con abyecto desprecio por la realidad quien sabe que si hay que esperar al juicio, el feto estaría empezando el colegio primario antes de la sentencia.

La hipocresía de la derecha argentina es cosa de no creer, vea.

3:28 p. m.  
Anonymous caton dijo...

ganaste un cargo en el ministerio de defensa!!!!

pasá a buscarlo cualquier 24 de marzo a la mañana !!!

3:55 p. m.  
Blogger Mayor Payne dijo...

La hipocresía de la izquierda argentina, como los domingos en familia de los Benvenutto, es "una caja de sorpresas"...

Amantes de la ley... Claro, porque está perfectamente dentro de la ley el poner bombas, secuestrar y matar a sangre fría, o tratar de crear zonas liberadas, etcétera, etcétera.

O más al caso, cuando el Código Penal despenaliza el aborto en casos de violación de mujer idiota o demente o cuando está en riesgo la vida de la madre..."es la ley y hay que cumplirla". Pero cuando se trata de aplicársela a los delincuentes y asesinos..."no, porque sólo ataca a los ladrones de gallinas e ignora las causas sociales del delito!" ¿Y a los cortes de ruta? "¡Documento represor de la libertad de expresión!", gritan las gargantas de la izquierda.

Amantes de la libertad... porque Santucho, Gorriarán y Firmenich eran fervientes defensores del derecho a votar libremente y a expresar ideas. Porque el pueblo es demasiado idiota como para poder elegir libremente, entonces necesitan una vanguardia que les marque el camino a los tiros, ¿vió? Total, si alguno tenía otra idea, es porque era un burgués imperialista y contrarrevolucionario...

Intérpretes de la voluntad del pueblo... pero que jamás sacan más del cinco por ciento en las elecciones. Seguramente porque el pueblo está demasiado confundido, qué macana...

Defensores de la democracia... pero de la cubana, que es "un nuevo tipo de democracia avanzada". Tan avanzada que se sacó de encima esas cosas burguesas del multipartidismo, las elecciones libres y la libertad de prensa.

Defensores de la vida... díganselo a doña Hebe que festejó con champagne el 11 de septiembre de 2001! O a los que todavía hoy llaman "idealismo" al terrorismo, siguiendo la larga tradición de la izquierda de fijarse qué pensaba o a qué grupo pertenecía el muerto antes de emitir un juicio sobre el homicidio.

Nótese la resistencia mental del simpatizante de izquierda promedio a llamar "dictador" a Fidel Castro, con 47 años en el poder, sistema de partido único, policía secreta, control de los medios y los demás chiches. Siempre es "comandante", "presidente", "compañero", y otros... total, para ser dictador hay que ser de derecha.

Qué cosa, che, esta izquierda...

4:36 p. m.  
Anonymous Palo dijo...

Mayor Pain,

Si querés inventarte una discusión diferente a la que nos ocupa, elegí otro target. Yo no justifico ni predico bombas, secuestros ni asesinatos. Tu contraste falso (porque no sabés cómo pienso) y tu ausencia de ideas para discutir lo que aquí se discutía sólo puede interpretarse como que vos sí sos amante de las bombas, los asesinatos y el desprecio por la ley, pero sólo si avanzan tu 'causa'. Yo no tengo amor por Santucho, Gorriarán ni Firmenich. Más bien un completo desprecio. Desprecio porque eran asesinos que jugaban para tu lado, no el mío.

El doble estándar para con violadores y asesinos es tuyo, no mío. Yo no defiendo violadores, vos sí, si ayudan a evitar un aborto. Yo no defiendo asesinos, vos sí, si traen 'estabilidad' y revientan zurditos. Sos hasta capaz de llamar a una pobre piba "idiota y demente" por el sólo hecho de querer que se cumpla la ley.

Sos tan pobrecito a la hora de elaborar ideas, como gritón hipócrita a la hora de defender a tus amigos asesinos.

1:31 p. m.  
Blogger Mayor Payne dijo...

Ay, ay, ay, Palo

¿Querés discutir lo que acá se discute, Palo? Mechi escribió sobre la tendencia que tiene la sociedad argentina a pegar giros de 180 grados e ignorar sus posiciones anteriores. Vos afirmaste que esos giros se debieron a que el giro se debió a que la gente "se dió cuenta" de lo que habían apoyado. Hasta ahí, vamos bien, es tu opinión.

Pero resulta que ahora, la opinión general es que los militares bajaron de un plato volador y oprimieron a un pueblo puro e inocente, como si el consenso no hubiera existido, como si todos hubieran querido que Isabel se quedara en el gobierno. En 1997, si le preguntabas a alguien si había votado a Menem, la respuesta invariable era "Yo no lo voté"; dos años antes, Menem había sacado el 50% de los votos. A lo que apunta Mechi es que el argentino tiene una capacidad increíble para no hacerse responsable de sus decisiones. Vos no ves a nadie reconocer públicamente que apoyó el golpe o que votó la reelección de Menem.

No escuchás a la sociedad argentina decir "¿qué fue lo que hicimos para llegar a eso?" o "¿En qué fallamos y en qué podemos cambiar?" Nadie tiene la culpa de nada. Todos somos pobrecitos inocentes a los que las desgracias nos cayeron de arriba.

Pero yendo a tus comentarios...

Hipocresía me parece la tuya, de decir que hay que cumplir el Código Penal cuando te conviene pero decir después que pretender aplicarlo a los piqueteros es por "no querer protestas de negritos". Lo de "idiota y demente" no lo digo yo, sino que está en el Código Penal que ahora defendés con tanto ardor, Palo: "El aborto practicado por un médico diplomado con el consentimiento de la mujer encinta, no es punible (...) si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente." Encima tenés la caradurez de escandalizarte por esa frase, cuando en tus comentarios nos llamás regularmente a los que acá escriben hipócritas y racistas.

Me acusás de cambiar el tema, cuando fuiste vos el que se tiró con "la hipocresía de la derecha". Lo único que hice fue responderte que la izquierda es tan culpable de ser hipócrita como la derecha. Tal vez yo no debería agrupar a toda la izquierda en la misma bolsa de donde salieron los jóvenes idealistas de ERP y Montoneros, pero vos no tenés ningún derecho a afirmar que quienes están en contra tuya son todos "de la derecha" y por extensión adoradores de Videla, como si fuera lo mismo. Simplemente respondí a tus afirmaciones.

Decís: "Tu contraste falso (porque no sabés cómo pienso) y tu ausencia de ideas para discutir lo que aquí se discutía sólo puede interpretarse como que vos sí sos amante de las bombas, los asesinatos y el desprecio por la ley, pero sólo si avanzan tu 'causa'." Mejor dedicate al tarot, porque como interpretador sos lamentable.

Y todavía decís que tengo doble estándar hacia los asesinos luego de afirmar que tu desprecio hacia los terroristas de los '70 se debe a que, como dijiste, "jugaron para tu lado, no el mío". El que dijo que la dictadura militar se la agarró con "amantes de la ley y la libertad" fuiste vos, por lo que tengo que asumir que los terroristas y asesinos de la izquierda estaban en ese grupo. Por mí, Videla, Massera y compañía pueden irse a la puta que los parió. Eso sí, que se tomen el mismo tren los que mataron desde la izquierda. Pero de ahí a afirmar que son los únicos responsables de una tragedia nacional como fue TODA LA VIOLENCIA POLÍTICA DE LA ÉPOCA...

Vos tampoco conocés mis opiniones. Yo no tengo ningún doble estándar hacia los violadores, Palito. Es más, quisiera que la castración fuera legal, y con un cuchillo oxidado si se pudiera. Te desafío a que me cites una opinión que haya publicado en el blog donde diga "apoyo a los violadores" o "el violador no tiene la culpa", y no usando ese recurso barato y fácil que tenés de decir que estar en contra del aborto es apoyar a los violadores.

Hasta ese momento, y como contestaste en otro post, te recomiendo que cierres la máquina de escupir hipocresías.

Que te garúe finito, Palito.

2:55 p. m.  
Anonymous caton dijo...

Veo que el intercambio -que debió ser constructivo- degeneró en una batalla de imputaciones mutuas entre nuestros dos contendientes.
Abstracción hecha de los opinantes -ya que no conozco como piensa ninguno de ellos- vale el cruce para afirmar, sin temor a equivocarse, que el reverdecimiento de rencores setentistas impulsado oportunamente por el gobierno y los medios ha alcanzado a gente que debió ser ajena.
Nótese que el comentario de mechi no estaba enderezado a defender ninguna gestión, simplemente a hacer notar falencias de pensamiento social. Pero la irrupción de nuestro reivindicador setentista oscureció el debate y distrajo el foco del punto neurálgico de la cuestión. Yo tengo plenamente presente que en la década de los noventa, con sus pros y cons, ninguno de nosotros perdía el tiempo discutiendo confusos crímenes cruzados de las bandas que asolaron nuestro país en los 70s. A nadie le importaban, como a nadie le importaba que pasó con los carapintadas (eran comandos anfibios "albatros" de prefectura, que luego cuando menem los indultó los forzó a vivir en uruguay), como a nadie le importaba que pasó con gorriarán o vaca o galimberti. Sencillamente, la gente se preocupaba por debatir nuevas idea y pensar nuevos enfoques conforme las variables geopolíticas que se manifestaban. Además, pensábamos muy seriamente como progresar individualmente.
Quizá el mayor daño que haya que imputar a sujetos como nuestro reivindicador setentista es haber retrasado el reloj del pensamiento argentino y haber captado en una perimida discusión a personas que tendrían que estar usando su intelecto para el futuro.
No importa quien tenía razón en los 70s. De hecho, por el uso de la violencia recíproca, ya no importa quien tenía razón. Gracias demos que la mayoría de ambos lados estén muertos y ya no vayan a volver.
Usar la cabeza para pensar el futuro es la verdadera obligación. O ser un historiador serio, si se piensa analizar el pasado. Pero no perder el tiempo en batallas retóricas sin sentido con gente que no acepta el paso del tiempo y la evolución del pensamiento.

3:16 p. m.  
Anonymous La Cordobesa dijo...

Me parece que la violencia, del tipo que sea, genera mas violencia, como dice la frase. Creo firmemente que lo que no nos permite avanzar como pais son justamente estas discusiones, de quien tenia o no razon, quien fue mas o menos cruel/asesino/represor/dictador, quien mato a mas o a menos, con el siempre tan cruento e infaltable detalle de la situacion, el lugar y la desalmada forma elegida para dar muerte (por supuesto, esto es lo que mas importa, para vender mas y atraer la mayor atencion posible, generando horror en la opinion publica, y porque no, para poder utilizar todos esos adjetivos calificativos negativos que nos enseñaron en la escuela alguna vez). Todo esto, haciendo referencia a las palabras del dudosamente bien ponderado joven palo.
Cometo la desmesura de creer que es joven por el fervor de sus palabras, por su falta de tino a la hora de poner en la balanza lo acontecido, por sus calurosas reivindicaciones de hechos que ya debieran estar asumidos y bien aclarados en nuestra sociedad, siempre y cuando nuestra intencion como ciudadanos sea avanzar y construir, no pararnos a ver que es lo que se tendria que haber hecho en una epoca en que, creo sinceramente, ninguno de nosotros hubiera tenido claro que decision tomar.

Mi intencion no es agredir, respeto sinceramente las opiniones de todos los escritores y lectores presentes en este y todos los espacios de opinion existentes. Simplemente lamento evidenciar, una vez mas, cuanta violencia y daño se genera mirando para atras y hacia una sola direccion, siento profunda tristeza por la falta de equidad y la continua sectorizacion que reina en nuestra sociedad y en nuestra historia, y que permanecerá en la historia que se escribira algun dia.
LLamo a la investigacion de los hechos de aquella epoca tan terrible y controvertida, de un modo que intente ser objetivo, casi científico, analizando los hechos, el entorno, los actores reales (no solo los aparentes), considerando que al final de cuentas, las muertes fueron muertes, ni de izquierda ni de derecha, sino ciudadanos argentinos caidos por una causa que les era manifiestamente justa y tan valiosa al punto de dar la propia vida por ella.
Creo que al menos por respeto a ellos, habria que mirar un poco mas alla, mas adentro, y dejar de opinar por opinar, destilando rencor (comparto la opinion de mayor payne en este punto) y porque no, odio y ofendiendo a cualquiera que opine distinto.

5:35 p. m.  
Blogger veracruz90 dijo...

chicos, un poco de sentido común de un economista, xq no solo de ideas vive el hombre.
el giro de 180 grados de la sociedad argentina se debe al bolsillo man, todos fuimos a la plaza a vivar al caudillo radical pero cdo su ministro nos decian q no apostaramos al dolar haciamos lo contrario... xq?? xq pensamos con el bolsillo y tenemos muy poca propension a dejar algo por las sociedades venideras, pensamos en nos no en nuestros hijos... o porque festejamos q viniese el caudillo riojano a terminar con la hiper o xq puteabamos a de la rua en el 2002 y pediamos por favor volver al 93?? o xq ahora festejamos tener una tasa del crecimiento del 8 cdo deberiamos crecer al 15 si hicieramos las cosas bien... solamente x el bolsillo y la vagancia existencial del argentino que solo se despierta cuando un fierro al rojo vivo esta a punto de quemarle el traste... y quien me refute, con ejemplos, xq esto no paso en la alemania de posquerra, en el japon de , o los eua despues de la guerra de secesion!!! terminemos con esta hipocresia del ser argentino q NO tenemos la avenida mas ancha del mundo, eso es una mentira!!!!

10:45 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Más recientes›  ‹Antiguas