sábado, 5 de agosto de 2006

Diccionario Político Argentino, edición 2006

Una herramienta útil para manejarse en el ambiente político de la Argentina en el año 2006. Son bienvenidas las propuestas de nuevos términos.

Autolimitación:
Acción y efecto de dejar que la gente opine u objete a la hora de elegir jueces de la Corte Suprema, sin garantías de que esas opiniones u objeciones vayan a tener algún efecto práctico.

Borocotización:
También llamado "cambio de camiseta". Dícese del recurso perfectamente honesto de cooptar miembros del Congreso elegidos en representación de visiones opositoras para que integren la bancada oficialista.

Censura:
Acción y efecto del comportamiento de los medios que publican y manifiestan opiniones contrarias al Gobierno, mediante la cual no se hacen eco de las opiniones del Gobierno, ej: "Somos censurados por los periodistas" (Cristina dixit)

Clase media:
Sector de la población argentina al cual se lo requiere usualmente para las elecciones y para pagar impuestos, pero cuyas manifestaciones políticas propias son siempre tachadas como expresión de concepciones neuróticas, reaccionarias, fascistas e interesadas.

Código Penal:
Documento represor que busca impedir toda forma de expresión y reivindicación de los sectores ideológicamente potables.

Congreso Nacional:
Órgano bicameral, anteriormente titular del Poder Legislativo, que se reúne de vez en cuando entre el 1 de marzo y el 30 de noviembre para debatir, hablar y votar rápidamente aquellos proyectos gubernamentales que no hayan sido aprobados antes por decreto.

Comunicación directa con el pueblo:
Dícese de la forma de comunicación política consistente en hablar sólo ante un público selecto desde un atril o tribuna, sin posibilidad de réplica y sin contemplar la posibilidad de formular pregunta alguna al orador.

Constitución:
Documento lleno de buenas intenciones cuyo cumplimiento sólo tiene lugar en circunstancias de "buen tiempo". En teoría, detalla y establece el funcionamiento de los poderes del Estado, pero su aplicación puede suspenderse en situaciones de "emergencia" definidas por el Gobierno.

Criminalización:
Dícese de toda pretensión de aplicar los instrumentos legales existentes con el propósito fascista de mantener el orden.

Década de los '70:
Período de la historia argentina marcado por la violencia, pero divisible en dos etapas. En la primera, la violencia era la respuesta de un pueblo justo y oprimido, encabezado por jóvenes idealistas y militantes frente a sus brutales opresores y por tanto perfectamente legítima y encomiable... a pesar de vivir bajo un Gobierno (identificado con las administraciones Cámpora, Lastiri, Perón y Martínez de Perón) que fue la etapa más maravillosa de la historia argentina. En la segunda etapa, la violencia era un instrumento de terror empleado para aplastar toda manifestación de libertad.

Década de los '90:
Era oscura y nefasta, insuperable en su infamia, de la historia argentina en la que se cometieron todos los atropellos y robos posibles y se destruyó todo lo que había por destruir. La acusación de participar en la década de los '90 es suficiente para descalificar a toda voz opositora. Por otro lado, la participación en la década de los '90 por parte de figuras asociadas al Gobierno debe entenderse como militancia.

Decreto de Necesidad y Urgencia:
Atribución que la Constitución de buen tiempo asigna al Poder Ejecutivo en ciertas circunstancias excepcionales y con limitaciones, actualmente utilizable en todo momento y lugar cuando el trámite legislativo en el Congreso es muy engorroso.

Democracia:
Sistema político ideal e insuperable en el cual se elige presidente cada cuatro años y diputados y senadores cada dos. En otras regiones del mundo, se suele complementar con accesorios opcionales tales como la alternancia en el poder, la libertad de prensa y el respeto a las opiniones contrarias.

Derecha:
Sustantivo colectivo que agrupa a cualquier posición opuesta al Gobierno, generalmente asociada a cualquier pedido de orden, libertad económica o respeto por las disposiciones constitucionales o leyes.

Derechos humanos:
En la Argentina, prerrogativas exclusivas de las personas asociadas a posiciones políticas de izquierda y no aplicables a uniformados.

Estilo K
: Conducta presidencial de agredir, insultar y descalificar a personas o instituciones no consustanciadas con su visión política. Dícese también de actos de descortesía hacia invitados. Antiguamente llamado "mala educación", "guarangada", "patoterismo" y "sacar pechito".

Fondo Monetario Internacional (FMI):
Institución internacional de crédito, de la cual la Argentina es miembro, que tiene status de acreedor privilegiado al cual se le paga hasta el último centavo mientras se lo usa de villano preferido en la tribuna.

Gobierno:
Órgano supremo de la República Argentina, consustanciado con la visión nacional y popular y el modelo productivo, encabezado por el Presidente y responsable de todo el funcionamiento del Estado, que mantiene una batalla constante contra los intereses y contra todos aquellos que buscan negarle las herramientas que necesita para gobernar.

Idealismo
: Apego a concepciones elevadas enraizadas en ideologías preferentemente asociadas con la izquierda que justifican cualquier medio para llevarlos a la práctica. Compárese con el término extranjero "mesianismo".

Intereses: Motivaciones oscuras y moralmente indefendibles que son la raíz de cualquier acto u opinión contraria al Gobierno.

Joven idealista:
Persona joven que, motivada por intensos ideales de justicia e igualdad, se dedicó a poner bombas, secuestrar, amenazar y crear zonas liberadas. Compárese con los términos extranjeros "guerrillero" y "terrorista".

K:
Signo que señala y distingue al portador como adherente al Gobierno y por tanto consustanciado con la visión nacional y popular que éste encarna.

Libertad de prensa:
Libertad para publicar cualquier opinión favorable al gobierno. Las opiniones contrarias también pueden beneficiarse de la libertad de prensa, pero se hacen acreedoras a respuestas desde el atril.

Lucha:
Término genérico que cubre cualquier acción emprendida con el fin de alcanzar un objetivo, sin importar los medios o consecuencias.

Memoria:
Acción de rememorar constantemente hechos del pasado, pero presentados en una forma agresiva, parcializada y revanchista con el fin de reavivar viejos conflictos.

Militancia
: Término genérico que cubre cualquier forma de participación política, desde la colaboración con un partido político hasta actos terroristas cometidos en nombre de un ideal.

Militante:
Persona que realiza actos de militancia en cualquiera de sus formas y que por lo tanto merece compensación, ya sea con cargos políticos, administrativos, en el exterior o en forma de indemnizaciones.

Nacional y popular:
Dícese de la concepción política manejada por el Gobierno, la cual está completamente identificada con aspiraciones de la Nación Argentina sólo interpretadas y encarnadas por los altos círculos del Gobierno.

Neoliberalismo:
Toda concepción económica contraria al "modelo productivo" actual.

Oposición:
Conjunto de personajes turbios representativos de intereses invariablemente nefastos que conspiran mediante el uso de todos los medios posibles para evitar que el Gobierno cumpla con su tarea.

Piquete:
Nueva manifestación del derecho a la libre expresión, practicado por militantes y totalmente legitimable en virtud de las causas que lo motivan, por el cual ocupan calles, rutas o pasos internacionales y bloquean el tránsito de los afortunados que tienen auto. Anteriormente llamado delito de ocupación de la vía pública y obstrucción de los transportes.

Pluralismo:
Concepción de la sociedad en la cual los distintos sectores anulan sus propias ideas políticas para sumarse al tren que va detrás del Presidente.

Protesta social:
Cualquier forma de manifestación y acción directa, sin importar la legalidad de la misma, realizada por sectores favorables al gobierno o ideológicamente potables.

Quita de la deuda:
Acto patriótico del Gobierno por el cual se define cuánto, cómo y en qué forma se le pagará a los bonistas, especialmente a los argentinos, excepción hecha del FMI al cual se le paga completamente y en dólares.

Represión:
Todo acto de aplicación de las leyes, sin distinción de necesidad o legalidad.

Represor:
Dícese de cualquier miembro de las fuerzas policiales, de seguridad o militares. La aplicación del término no está sujeta a ninguna acción, sino que surge de la propia condición de uniformado. Puede usarse como insulto.

Separación de poderes:
La justificación antipatriótica de negar de cualquier potestad o herramienta solicitada por el gobierno, sin importar la legalidad o inconstitucionalidad de la misma o que haya sido asignada por la Constitución a otros poderes.

Superpoderes:
Sustantivo despectivo acuñado por la oposición para referirse a facultades absolutamente necesarias para gobernar que están circunstancialmente prohibidas por la Constitución.

Teoría de los dos demonios:
Dícese de toda opinión que afirme que la violencia como herramienta política es reprochable independientemente de las ideas y actores que la emplean. Dícese también de toda opinión que critique una visión parcializada de la historia reciente.

Transversalidad:
Proyecto de creación de un movimiento de apoyo político que integre expresiones de distintas fuerzas políticas. Antiguamente referido como "bolsa de gatos".

Unidad latinoamericana:
Política exterior consistente en llevarse bien y sacarse fotos con Hugo Chávez (Venezuela), Evo Morales (Bolivia) y Fidel Castro (Cuba), a la vez que se mantienen disputas, peleas y agravios con el resto de los países del continente.

Verdades relativas:
Concepciones sobre la realidad que pueden tener las distintas personas e instituciones con total validez siempre y cuando no entren en conflicto con la verdad relativa del Presidente.

Violencia:
Herramienta política legitimable o condenable de acuerdo a la ideología de quienes la practican. La legitimidad de su uso está frecuentemente asociada con su empleo por posiciones de izquierda.

Voluntad popular:
Justificación para cualquier acción emprendida por el Gobierno, los militantes o los luchadores. Puede estar sujeta a error, como ser el caso de elegir a un diputado contrario al gobierno. En caso de error, la voluntad popular puede ser corregida por los afines al Gobierno (Bonasso dixit).

2 Comentarios:

Blogger Charly Karl dijo...

En Argentina se habla de la teoría de los dos demonios, pero sí analizamos la historia de los últimos años, se llega a la conclusión de que en realidad hubieron muchos más demonios y ellos fueron: Montoneros, ERP, FAP, AAA, etc. a lo que hay que sumarle el terrorismo de estado.

Las organizaciones que argumentan defender los derechos humanos, en realidad los únicos derechos que defienden son los de ex guerrilleros y delincuentes comunes. A la inmensa mayoría, que somos honestos no nos defiende nadie, y encima nos castigan con los abultados impuestos para financiar políticas prebendarias fomentando la vagancia.


Saludos

5:28 p. m.  
Blogger Lulet dijo...

Muy bueno Mayor Payne

11:28 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Más recientes›  ‹Antiguas