lunes, 21 de agosto de 2006

Que se doble pero no se rompa

Me produce muchísima pena la falta de memoria del pueblo argentino. Si mal no recuerdo, una de las críticas que se le hicieron a la convertibilidad, incluso de parte de los economistas llamados liberales fue la falta de disciplina fiscal. Es decir, gastar más que los ingresos. Sabido es que en las épocas de bonanza los países tienen que destinar los excedentes financieros para la constitución de fondos anticíclicos. En el nuestro no sucedió eso (bah, en realidad sí sucedió pero no sabemos a dónde lo va a destinar el bigotudo Fernández o Hernández – se acuerdan de Tintín, igualitos) sino que para peor la taba se da vuelta. ¿Qué significa esto? Que la provincia de Buenos Aires, la más grande del país en cuanto a recaudación, estará entrando en déficit a fines de año y para empeorar la cuestión en pocas semanas más se oficializará la emisión de nueva deuda bonaerense, porque los ingresos no alcanzan, vió!!! Che, ¿esto no era lo que se criticaba de tiempos pasados?
By the way, alguno se preguntó por qué Zaffaroni ya opinó acerca de la viabilidad de la candidatura de Solá, ¿será acaso para excusarse por pre-juzgamiento?

1 Comentarios:

Blogger Charly Karl dijo...

Sin disciplina fiscal, no sólo de la nación sino también de las provincias, nuestro país no será viable, lo hemos vivido el pasado y si no se aprende la lección lo viviremos en un futuro cercano.


Saludos

10:25 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Más recientes›  ‹Antiguas