miércoles, 28 de febrero de 2007

Treinta años al pedo

Anoche, mientras hacía zapping, enganché de a ratos en el canal Volver un "documental" llamado Cazadores de Utopías, que trataba sobre la historia de Montoneros. No tenía narración en off, sino que consistía en testimonios de numerosos ex miembros de Montoneros, la JP, la Tendencia Revolucionaria y demás sectas del peronismo pistolero de la década del '70. La nómina de testimoniales incluía a criminales como Juan Manuel Abal Medina y Envar el Kadre, "intelectuales" como Martín Caparrós (el bigotudo de Día D) e incluso a la inefable Ministra de Indefensión, la muy apreciada Nilda Garré.

Al margen de la parcialidad del pseudo-documental, que ignora los crímenes de la "tendencia revolucionaria" (a los que a lo sumo llaman alegremente "operaciones militares") pero se explaya sobre los de la Triple A, y muestra "imágenes" de la realidad social actual dando a entender que estaríamos mejor de haber ganado los Montoneros, lo verdaderamente espeluznante de la producción cinematográfica eran algunas de las frases que lanzaban los entrevistados.

"No entiendo por qué nosotros tendríamos que dar explicaciones sobre nada", dice muy suelto de cuerpo un ex montonero bigotudo. Está todo tan claro... ¿Cómo se atreve la sociedad a preguntarles a estos tipos que con qué derecho se arrogaban el poder de matar "en nombre de un ideal"? ¿Cómo se atreve la sociedad a exigirles que expliquen el porqué de su mesianismo? ¿Cómo se atreve esta sociedad a siquiera pedirles que hagan una miserable autocrítica sobre su período de asesinatos?

"Fue una utopía... fue el poder no como dominación, sino como creador de vida...", dice otra montonera con aires de mística foucaultiana. La sola pretensión de referirse a la acción terrorista como "creadora de vida" es vomitiva e insultante para todas las víctimas de la violencia política en la Argentina. Lo único que creó la violencia montonera fue muerte, destrucción, rencor y revanchismo que nos envenena hasta hoy.

"Fue una generación que puso lo mejor de sí, que puso toda la carne en el asador", afirma otro veterano monto. Verdadero testimonio de una mentalidad enferma que considera que lo mejor que hizo su generación fue dedicarse a matar en nombre de una abstracción, mientras millones de argentinos de sus mismas edades trabajaban y estudiaban silenciosamente y en paz para construirse una vida. Ese trabajo y estudio fue lo mejor de esa generación, no la locura montonera.

"Para mí... valió la pena". Son las palabras finales con las que se cierra el pseudo-documental. Para el caradura que profirió esa frase, toda la locura montonera y el paroxismo de violencia de los '60 y '70 valió la pena. Todavía no sabemos para qué. Seguramente para cobrar jugosas indemnizaciones.

Lo más triste de haber visto ese documental es comprobar que gente que pasó los años de su juventud matando en nombre de una abstracción, escondiéndose, viendo caer a sus amigos y compañeros de demencia, empujando al país al caos y a la tragedia para ser completamente derrotados y traicionados por sus líderes, demuestre muy suelta de cuerpo que no aprendieron nada de la tragedia y de los treinta años que siguieron.

Treinta años que, para ellos, fueron completamente al pedo.

Si no aprendieron nada de todo esto, realmente se merecen los insultos con que Perón los echó de la Plaza.

Son imberbes. Y estúpidos.

5 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Desgraciadamente tambien vi el documental de ayer a la noche.
Creo que muchos montoneros creen
que su "lucha" valio la pena por que hoy tienen el acceso al poder que no tuvieron nunca y que jamas podrian haber tenido con el general o con algun verdadero peronista (no como kirchner y compañia, que se escudan en peron pero en el fondo lo detestan).
El odio, rencor y fundamentalismo estupido que padecen la mayoria de montoneros con los que uno puede hablar es un verdadero suicidio para la razon humana.
Lo mas triste de todo es que estos montoneros fueron lo mas cagones de su epoca, que entregaron a sus compañeros, pactaron con gobiernos de turno, y aplicaron su idiologia solo para los negocios que hicieron y hacen actualmente (o de donde saco kirchner todas sus propiedades, las fortunas de bonaso y verbitski, etc.), pero andan por la vida creyendo que ganaron algo que hizo que todos perdamos mas de 30 años en debates eternos sobre ellos y los militares.
Si bien estos ultimos no son ningunos santos tampoco (por que como hubo buenos e inocentes tambien existieron, ladrones de bebes, ladrones de guante blanco, corruptos de turno y asesinos) creo que han hecho -y me consta- una profunda autocritica de sus errores y del modo en que trataron de implementar sus "soluciones", cosa que montoneros jamas realiza.
Probablemente los montoneros se sientan victoriosos por la justicia que se aplica sobre los militares y que, injustamente, no se aplico en su plenitud anteriormente.
Ojala que la historia cambie y la justicia tambien les llegue a los primeros por sus terribles atrocidades.
Lastima que se pierdan muchos años mas de nuestro pais debatiendo por estos mismos temas y que pocos tengan la autocritica suficiente.
Agustin Rivero

5:54 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Los Argentinos nos merecemos esto,pués es lo que logramos despuésde rasgarnos las vestiduras al enterarnos(?)de lo que pasó.
Así que a apechugar amigos míos.

6:42 p. m.  
Blogger Charly Karl dijo...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

10:20 p. m.  
Blogger Charly Karl dijo...

El hombre del bigote debería haber reconocido los errores y horrores que cometió su agrupación, y pedirle perdón a los familiares de sus víctimas, entre las que se incluían mujeres y niños.

Todas las formas de violencia, provengan del sector que proviniesen deben ser repudiadas. En las artes marciales se suele decir, "si uno no quiere, dos no pelean", siendo precisamente los ultraizquierdistas quienes comenzaron, para intentar convertir a nuestro país en un satélite de la colapsada ex Unión Soviética, por la inviabilidad absoluta de las nefastas políticas marxistas, que fracasaron rotundamente en todos los lugares donde fueron implementadas.


Saludos!
Charly

10:54 p. m.  
Blogger Iván dijo...

Las malas lenguas siempre dicen que los que están vivos, lo están por entregar a sus compañeros.

Será este el caso de los muchachos del documental?

1:23 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Más recientes›  ‹Antiguas