sábado, 10 de marzo de 2007

Un acto de cuarta, una mentalidad de cuarta

Se realizó ayer el "acto anti-imperialista y anti-Bush" (así lo llamaban medios tan serios como TN, entre otros), el cual contó con la presencia incomparable de Hugo Chávez, el nuevo dios fetiche de la izquierda cavernícola de América Latina. Como para resaltar el carácter absurdo y macabro de la "concentración anti-imperialista", los concurrentes disfrutaron de la presencia de la psicópata y apologista del terrorismo Hebe de Bonafini como conductora del acto, junto a las otras Madres de Plaza de Mayo como macetas del escenario.

El acto parecía la corporización del fracaso: un grupo de fracasados violentos envueltos en pañuelos rojos, gritando consignas que pasaron su fecha de vencimiento para aclamar a un simio delirante que, bajo las efigies de grandes fracasados como Ernesto Guevara, proclamaba al mundo su demencia como camino a seguir. Seguramente en algún lugar, la claque intelectualoide que odia patológicamente todo lo relacionado con la civilización occidental estuvo aplaudiendo las palabras del primate caraqueño.

A la figura de Hugo Chávez se suma la increíble relevancia del impresentable Luis D'Elía, personaje demente y alienado que en cualquier país del mundo estaría dirigiendo revistas de teorías conspirativas. Sólo en la Argentina un personaje de esa calaña es capaz de tener un efecto en la política exterior y la imagen del país. Hablamos de su inexplicable viaje a Irán y su obsesión por defender lo indefendible, como la supuesta "inocencia" de Irán por el atentado a la AMIA y los desvaríos negacionistas del Holocausto lanzados por Mahmoud Ahmadinejad.

Que un argentino salga a defender a Irán y a exculparlo por el atentado a la AMIA es el equivalente moral de que el capitán Héctor Bonzo (para quienes no saben, el capitán Bonzo fue el último comandante del crucero General Belgrano) se salude con Margaret Thatcher y diga que ni ella ni el Reino Unido tuvieron la culpa del hundimiento de su buque.

Lo que más asusta no es que un personaje como éste visite el Irán de los ayatollahs, sino que debido a sus nexos nunca explicitados con el gobierno y el régimen chavista, su viaje a la República Islámica termine manchando y avergonzando a la República Argentina a través de la sombra de la participación de nuestro gobierno.

Y he aquí que llegamos a la base del problema: nuestro gobierno.

Ese mismo gobierno que ladra independencia frente a los organismos de crédito y proclama con guarangadas y cortes de manga nuestra soberanía, pero después queda pegado a la excursión iraní de un matón político que en otros lugares del mundo sería serio candidato a la cárcel o a la camisa de fuerza.

Ese mismo gobierno que grita al mundo que jamás quedaremos atados por deuda alguna ni seremos títeres de potencia o poder alguno, pero que por los míseros morlacos que nos tira gustosamente acepta ser felpudo del delirante bolivariano y pone acto, custodia y televisión para sus vómitos verbales.

Al ver el acto de Chávez, los abrazos interesados de manguero de nuestro Presidente y el viaje de D'Elía debo confesar algo horrible.

Por primera vez en mis casi veintitrés años de vida, me siento profundamente avergonzado de ser argentino.

Creo que San Martín y los otros no querían algo como esto.

3 Comentarios:

Blogger Charly Karl dijo...

En realidad Chavez es un cero a la izquierda con abundantes petrodólares, que los malgasta lastimosamente para comprar circunstanciales apoyos, mientras en su país la pobreza aumenta cada año.

Irán dispone de misiles con alcance intermedio que pueden hacer blanco en el centro del continente europeo, según fuentes de inteligencia a fin de año dispondría de ojivas nucleares. Quienes brindaron su apoyo a ese estado teocrático, que financia al terrorismo internacional, son la escoria de la sociedad.


Saludos

4:20 p. m.  
Blogger Fabiana Bump dijo...

Este post no tiene desperdicio.
¡Te felicito!

8:02 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Yo? Argentino.
Muy Bueno

11:32 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Más recientes›  ‹Antiguas