sábado, 27 de diciembre de 2008

Legalize!

La Corte Suprema de Justicia, anuncian desde varios medios de comunicación, estaría lista para sacar un fallo en la próxima semana despenalizando el consumo personal de droga.

¿Saben qué? Estoy a favor.

¿Por qué un conserva recalcitrante como quien les escribe estaría a favor de la despenalización del consumo de drogas? No es por uso propio, no piensen.

Porque así, de esta manera, cada quien se va a hacer responsable de sus propios actos y los va a tener que pagar en consecuencia.

Básicamente, los que elijan reventarse a drogas a pesar de las advertencias, serán enteramente libres de hacerlo.

Así, una gama amplia de humanidad que va desde el que cree que fumándose un porrito se va a poder olvidar de las cosas duras de la vida, hasta el boludo a cuerda que se cree vivo por aspirar una raya de cocaína o por tomar éxtasis en una fiesta electrónica, van a acabar donde su vicio los lleve sin que la comunidad entera se desgañite tratando de parar el camino que eligieron.

Reconozcámoslo: si alguien está tan determinado a tirarse de un precipicio, ¿para qué me voy a molestar en convencerlo de lo contrario? Más fácil me va a resultar darle una palmadita en la espalda y decirle que después me cuente qué tal son las cosas en el fondo del precipicio.

Así, podremos incorporar oficialmente a los drogadictos a un selecto club del que ya forman parte los alcohólicos que mueren con hígados reventados de cirrosis, o los fumadores compulsivos que estiran la pata porque sus pulmones se ennegrecieron... y todo por ese elusivo y fugaz instante de felicidad, alivio o calma cortesía de su vicio favorito.

Podremos darles todas las advertencias que quieran, cualquier alma caritativa que desee ayudarlos a salir del vicio podrá hacerlo, y los que realmente quieran dejar la droga podrán hacer todos los esfuerzos para alcanzar esa noble meta, pero el resto... el resto que se las arregle.

Que compren marihuana en el kiosco de la esquina y cocaína en el supermercado, y que pidan pasta base a su dealer favorito de 9 a 17 horas, pero que paguen un buen IVA de 21% que sostenga los hospitales y servicios médicos que sus vicios hacen indispensables.

Y desde ya que los narcos paguen las correspondientes tasas aduaneras, impuesto a las ganancias, impuesto a la renta mínima presunta, impuesto al cheque, ¿y por qué no? que garpen retenciones también, si el producto surge de las entrañas de nuestra Patria Nacional y Popular.

Al menos estaríamos sincerando la realidad. Vivimos en un país que se siente cómodo con sus problemas y encuentra mejores formas de convivir con ellos.

Y al menos estaríamos dejándoles el camino libre a todos los inenarrables pelotudos que creen que la felicidad, la salvación o la reputación vienen de la mano de un fármaco.

Si querés salir del pozo en el que vos mismo te metiste, desde ya que te vamos a ayudar y alentar. Pero si a pesar de todas las advertencias, de toda la información y del sentido común todavía te querés hacer mierda contra la droga, adelante, date el gusto. Hacelo, nadie te va a detener.

Si querés falopearte hasta morir, falopeate hasta morir. Cada quien es dueño de su propia vida, incluso para cagársela. A la larga nos vas a hacer un bien a todos.

Bastantes problemas tiene cada uno como para ocuparse de evitar que un pelotudo salte al precipicio de las drogas sabiendo lo que conlleva.

6 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

pese a que el fallo todavia no salio y es probable que la infoormacion que transmiten los medios sea veridica, hay cosas que merecen una mera distincion.
en principio lo que se dice que la corte haria es algo que algunos juzgados o camaras ya aplican y es no punir el consumo personal de estupefacientes.
Cabe destacar que previo a esto existe una larga doctrina del Tribunal donde se ha ido variando entre la penalizacion y la no penalizacion, utilizando diversos argumentos en ambos casos que pueden ser igualmente validos a nivel medico o juridico e incluso sociologico.
Probablemente el fallo determine que no es necesario arrestar y condenar a una persona solamentee por tener una determinada droga en su poder y el fundamento no cae solamente en no tratar al adicto como un delincuente sino tambien en concentrar de otras formas los recursos policiales.
Algo que sucede a diario, supongamos un grupo de pibes fumando porro en una plaza y es visto por un policia de serviciio, immplica que ese policia los detenga, los lleve a la comisaria, libbre y firmme las actas. Probablemente el policia no es reemplazado en su zona y se terminan cometiendo peores ilicitos por verdaderos delincuentes que aprovechan el acciionar poliicial.
Asimismo, la ley impuesta por el menemismo de estupefacientes hace casi 16 años, la ley 23.737, ha demostrado enormes falencias, sobre todo a la hora de la rehabilitacion.
Va a existir una idea mediatica de que ahora vas a poder comprar porro en el super y que no es verdaad, quizas podras fumarlo sin ir detenido lo que seguramente se siga penando es la comercializacion, por lo cual esto no va a ser Amsterdam.
Saludos
Agustin Rivero

3:21 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Mayor Paine, respecto a la legalización de las drogas, no puedo estar más que de acuerdo. Porque el Estado no es nadie para indicarme que es lo que debo consumir o hacer, por ejemplo. Y pretender que todos los habitantes de un país no se droguen es hacer al Gran Hermano (no el repugnante reality) un poroto al lado de lo que te mencionaba.

Aquellos que están en contra de la legalización de las drogas no entienden que la verdadera tragedia no son las drogas, sino la misma prohibición. Yo no tengo dudas: las drogas matan, pero la guerra contra las drogas masacra (porque en esa guerra estúpida caen inocentes, sean o no drogadictos). Sino veamos lo que está pasando en México actualmente, con toda la inútil pérdida de vidas que genera esa cruzada irracional contra las drogas. Es más, sin la prohibición jamás hubiésemos conocido a Evo Morales.

Respecto a las drogas, yo quiero hacer estas preguntas: Si yo soy "drogón", ¿A quien afecto más? ¿A mí mismo o a los demás? ¿Por qué tengo que ingresar en el circuito criminal?

Para terminar, una sola frase: Cada uno tiene derecho de hacer de su culo un pito.

Andrés

3:52 p. m.  
Blogger cerriwden dijo...

Como médica de guardia
tengo que disentir.
Porque cuando están al borde de la muerte, después de haber consumido una mezcla extraña e incognoscible de sustancias, y se niegan o están imposibilitados de decir que consumieron, solo nos queda rezar.
Una vez vino un consumidor de un precursor del GABA, que ni enterados estábamos que lo usaban para drogarse.
0,5 ml, el paraíso, 1 ml el coma.
¿Me querés decir que ahora, con el consumo legalizado se va a llenar la guardia de experimentos de sustancias alucinógenas o pacificadoras? Y ni siquiera un poquito de culpa van a sentir...

7:16 a. m.  
Blogger Mayor Payne dijo...

Agustín:

Desde ya que el fallo este no convertiría a la Argentina en Amsterdam ni legalizaría la comercialización o distribución de las drogas. Y por lo que entiendo (corregime si me equivoco) el fallo sólo tendría efecto en la causa concreta, aunque sentaría precedente y jurisprudencia para futuras situaciones.

Mi idea con el artículo era que estaba de acuerdo con la idea de que cada uno se haga cargo del riesgo que representa drogarse y que se haga cargo de las responsabilidades asociadas:

Andrés:

Prefiero un Estado que se ocupe de garantizar los servicios elementales e indispensables para los que existe: defensa, seguridad, justicia, educación básica y salud, que un Estado que haga eso mal y que además se meta de niñera.

Si bien apoyo la despenalización del consumo (siendo mi criterio que el costo de una adicción va a ser un castigo más duro y ejemplificador que cualquier acción penal), desde ya que mantendría el estado de intoxicación (al conducir, al trabajar, etcétera) como una causal de arresto. Precisamente por la cuestión de que las acciones privadas quedan exentas siempre y cuando no perjudiquen a terceros.

Cerriwden:

Entiendo lo que decís y lamento en serio que tengas que ver esas situaciones... pero por sobre todas las cosas, lamento si fui brusco o chocante con lo que escribí.

Lo que trataba de remarcar en el artículo era que hay un montón de gente a la que en buen italiano "le ne frega" la prohibición del consumo o las advertencias acerca del peligro de las drogas o incluso el sentido común.

En suma, lo que quería decir era que si estaban tan determinados a arruinarse la vida, pues que lo hicieran, de cualquier manera no iban a escuchar razones de nadie.

No dije que no merecieran ayuda o asistencia ni nada por el estilo, al contrario; sólo quería decir que si son lo suficientemente adultos o maduros (o creen serlo) para empezar con una adicción a pesar de todas las evidencias y pruebas de lo peligroso que es, entonces que tomen su decisión y se hagan cargo.

Si un pendejo pelotudo que cree que tomarse unas pastillitas de éxtasis lo va a ayudar a pasar mejor una fiesta ignora los peligros y las advertencias, entonces que se haga cargo de su decisión. Si tiene mucha suerte y si de veras lo quiere hacer, va a poder salir... si no, bueno, se hará lo que pueda.

No sé, espero que se me haya entendido... e insisto, te pido disculpas si fui chocante o demasiado agresivo.

Saludos a todos y muy feliz Año Nuevo.

12:46 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Si, el fallo como todo fallo de la Corte se aplica al caso concreto, pero al ser un tema de cierta incidencia colectiva inmediatamente tendra una aplicacion generalizada. Probablemente el fallo requiera la aplicacion de una nueva ley, por lo cual sera materia legislativa del año que viene pero, seguramente, la policia y los fiscales tengan una orden interna de acatar los terminos del fallo de la corte y no continuar persiguiendo o instando causas de este tipo que si llegan a manos de un justicia, en alguna de sus instancias, resuelva directamente aplicando el precedente.
Cuando hablaba de Amsterdam no lo decia por tu articulo sino por cierta campaña mediatica que existe al respecto, es comun que ante ciertos temas ya se pase a un extremo totalmente opuesto. Es mas, suele ser bastante comun que muchas personas, al dia de hoy, crean que la tenencia personal no es punible.
El estado no puede dejar desamparado al adicto, ni puede concentrar sus recursos en perseguirlo. Entiendo lo que dice Cerriwden y por eso es que se requiere una ley que contemple las diversas drogas, no es lo mismo tener una x cantidad de marihuana para consumo personal que de extasis o de otro tipo de droga.
El desafio de generar una ley de estupefacientes coherente y practica es un hecho del ejecutivo y del legislativo que requiere no solo de abogados sino de especialistas en salud publica que brinden su opinion en terminos teoricos y practicos.
Saludos
Agustin Rivero

8:56 a. m.  
Blogger Juan Manuel Pippia dijo...

Como sabras estoy a favor de la despenalización y no podría estar más de acuerdo con eso de que cada uno es libre de cagarse la vida de la forma que quiere. Por ejemplo, a mi me gusta cagarme la vida con las chicas rubias y los juegos de estratégia. Hablando en serio, el fallo habiliataría a que si te encuntran con un "fasito" no pase naranja. Que por cierto, es casi lo que en la realidad pasa. Lo que haría el fallo es anular la cometa que el fumador debería pagarle al policía. Por otro lado, liberaría a la fuerzas para tareas más legítimas que perseguir a un Andrés Calamaro cualquiera.
Saludos y los invito a visitar nuestro Blog, más "académico"
forodeestudaintesygraduados.blogspot.com

9:18 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Más recientes›  ‹Antiguas