sábado, 13 de diciembre de 2008

Sábado II: Como anillo al dedo

A veces me dicen (en casa sobre todo) que tengo que escribir de manera educada y respetuosa, absteniéndome de usar términos que estén fuera de lugar.
Pero estamos en Argentolandia, y a veces la alternativa de putear es conseguir una escopeta y armar un safari de boludos. Y como escopeta no tengo...
Yendo al tema, me defeco de la risa de ver cómo mientras todos los medios de comunicación se suman a la matraca masturbatoria por los 25 años de "democracia" (hey, no lo tomen a mal, que en 25 años los políticos no se las hayan arreglado para afanarnos el voto es algo), en la Cámara de Diputados se aprueba un proyecto de facilitación del lavado de dinero sin llegar a la mayoría requerida, por no decir que se sospecha que se tergiversó el voto de algunos diputados y que se contabilizó como ausentes a treinta miembros de la Cámara, según se afirma.

Como anillo al dedo: ahora resulta que en la pseudo-democracia argenta que desnutre, que enferma y que embrutece, se aprueban leyes manifiestamente criminales en su contenido, pasándose todos los requisitos constitucionales, legales y de procedimiento por el tracto rectal.
Después del papelón en Diputados y de ver a la pareja gobernante, siento un profundo impulso de instar a todos los sesudos comentaristas que llenaban las pantallas el miércoles con sus cantos a la "democracia", a que en ordenada y prolija formación concurran a la puta que los parió.

1 Comentarios:

Blogger cerriwden dijo...

Querido mayor payne
rajarse una buena puteada no sólo es saludable, sino que alude a un tremendo descontento espiritual.
El término "correcto" de las cosas, al no pasar por el tamiz de la metáfora es tan crudo y obsceno.
No le haga caso a su familia y mándelos a la recalcadísima c.... de su madre.
No hacen otra cosa que ganarsélo cada día.
besos

11:35 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Más recientes›  ‹Antiguas