lunes, 30 de octubre de 2006

La verdadera defensa de los derechos humanos

El término derechos humanos resuena en nuestros oídos desde hace tiempo, sin embargo en los últimos años, ha tomado nuevos significados, que le confieren alcances aún más extensos. Hoy en día al pensar en los derechos humanos pensamos en: "memoria", "justicia", "dictadura", "democracia", "fuerzas armadas", "guerra sucia", "terrorismo de estado", "desaparecidos", etc. etc. etc.

Sin embargo, ¿qué se entiende internacionalmente por "derechos humanos"?. Dicho término adquiere su actual resonancia a partir de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (entró en vigor en 1949) y en la cual se enumeran toda una serie de derechos en una lista luego completada por otros instrumentos de derecho internacional.

Entre los derechos mencionados en dicha Declaración podemos nombrar: el derecho a la vida, a la salud, a la libertad, a un juicio imparcial, a la seguridad, el derecho a la libertad de expresión y de opinión, el derecho al trabajo, y a la infancia le garantiza cuidados y asistencia especiales. Pero sobre todo, la Declaración hace especial hincapié en la obligación de los Estados de garantizar el cumplimiento efectivo de los derechos humanos y no solo de forma meramente propositiva o enunciativa.

Ahora bien, el actual Presidente se proclama un acérrimo defensor de los derechos humanos, razón por la cual conviene realizar un pequeño y sencillo examen para constatar si efectivamente lo es.

- derecho a la vida: con el intento encubierto de legalizar el aborto
- derecho a la salud: sin tener que hablar de las falencias del sistema de salud, podemos señalar que durante la actual gestión de gobierno se verificaron numerosos y extensos períodos de huelga en diferentes hospitales, donde el derecho a la salud se vio claramente comprometido.
- derecho a un juicio imparcial: Human Rights Watch señala que "Al aprobar la reforma de la composición del órgano encargado del nombramiento y remoción de los jueces (Consejo de la Magistratura), el Congreso argentino ha vulnerado las garantías de independencia judicial en el país"
- derecho a la seguridad: dejo a criterio de cada lector la determinación de si la sensación de inseguridad es solamente una sensación.
- derecho a la libertad de expresión y opinión: podemos mencionar diversos hechos de ataque a la prensa disidente
- derecho al trabajo: 10.4% de desocupación, y no incluye a los beneficiarios de planes sociales, que gozan de un magro subsidio de $150 aproximadamente (según el plan en el que se encuentren)

Solo para tener en cuenta que los derechos humanos son mucho más que el juicio a las juntas militares, son un abanico de derechos que pretende la protección integral de la persona humana, más allá de su condición social, económica, política y religiosa.

2 Comentarios:

Blogger Lulet dijo...

Me olvidé de mencionar que el derecho a cuidados especiales a los infantes no se verifica de ningún modo, basta ver el trabajo infantil y la cantidad de chicos que deambulan por las calles mendigando.

1:31 p. m.  
Blogger Gurí matero dijo...

Muy bueno el post. Pareciera que los Derechos Humanos, al rozar polìticamente con una ideologìa, se ideologizaron, y queda escondido el debate académico en torno a ellos.

8:40 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Más recientes›  ‹Antiguas