jueves, 10 de mayo de 2007

La educación, el problema de siempre

Muchos dirán "¿quién es éste que osa escribir en La Bestia?" Sí...yo escribía y mi último post está perdido en el archivo. Pero he vuelto para darle el toque educativo al blog.

El año pasado el sistema educativo el puntapié inicial de un cambio integral. Algo habíamos posteado sobre un cambio tendiente a la centralización, movimiento opuesto al que persiguió la Ley Federal de Educación de los noventa. Entre los cambios, se habla del cambio los contenidos curriculares. En ese sentido me parece muy interesante un libro que sacó Inés Dussel, presentado en la Feria del libro, en el que investiga la visión de los alumnos y docentes de la escuela como institución. Entre los puntos que mencionaban los alumnos estaban: la inclusión de arte, deportes, resaltaron la importancia de Historia como materia, computación y tecnología. Esto mostró la necesidad de expresarse que tienen los alumnos, la existencia de una voz que está callada. Parece que esta vez son los alumnos los que quieren hablar y, quizás, los adultos los que tengan que escuchar.
Por otro lado, un punto que me pareció muy interesante fue el hecho de que los alumnos valoran más la calidad de las relaciones sociales que se dan en la escuela que los contenidos relativos a valores y actitudes. Esto, por más evidente que parezca para algunos, es una afirmación que pide, con sencillez, sinceridad a los referentes adultos. Mientras los más grandes debaten sobre qué palabra usar para definir tal o cual cosa (que se debe hacer...pero es un debate de y para adultos), los más chicos piden coherencia en lo que hacen.
No leí el libro, sólo la reseña, pero creo que es un libro para comprar.

Etiquetas: , ,

3 Comentarios:

Blogger Mayor Payne dijo...

Al fin vuelve alguien!!!! Ya no me siento tan sólo en este blog dejado de la mano de Dios...

Bienvenido de regreso, Gurí. A ver cuándo nos mandamos otro debate por el tema de las papeleras...

Saludos, viejo!

12:22 p. m.  
Blogger Charly W. Karl dijo...

En muchas actividades, los profesionales deben revalidar frecuentemente sus conocimientos para demostrar que están en condiciones de cumplir con sus responsabilidades. En el caso de los maestros y profesores debería ocurrir lo mismo, por que en muchos casos el nivel que exhiben es paupérrimo, cometen frecuentes faltas de ortografía, tienen una dicción inadecuada, falta de modales, desconocimiento de la realidad y otras cosas peores.

Una amiga que es estudiante, me comentó que en una oportunidad quien daba la clase al ver el cartel que decía "Prohibido fumar", mientras lo leía en voz alta se reía y encendía un cigarrillo. Qué clase de ejemplo es ese.


Saludos!

8:12 p. m.  
Blogger Gurí matero dijo...

Sí, en cualquier momento sale el tema papeleras, eh, jajaja.

8:10 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Más recientes›  ‹Antiguas