sábado, 23 de junio de 2012

Semana movida



Aunque me repugne soberanamente el personaje, hay que reconocerle a Moyano que es el primero que le habló a la Corte de la Vaca Estúpida en el único idioma que entiende: el de la fuerza.
Nada de diálogos (más allá de los que debe haber detrás del telón, como suele pasar en el pejotismo), nada de convocatorias a la concordia o de ofrendas de paz, como nos malacostumbraron los pelotudos inenarrables de la oposición desde que comenzó el kirchnerato, perdonándoles así la vida a esta manga de degenerados cada vez que tropezaban con su propia soberbia.
No. Moyano simplemente les sacó los camiones de la ruta y les hizo probar a los aspirantes a guerrilleros lo que se siente ser débiles y abusados por alguien fuerte.
Y entre nos, este enfrentamiento me despertó un olorcito bastante curioso a un "ajuste de cuentas" entre las ramas zurda y facha del peronismo, ajuste de cuentas bastante demorado luego de la rienda suelta que la Parejita Perversa le dio a los sobrevivientes de la cofradía pedófila de Montoneros durante estos años.
* * * * * * * * * *
Profunda vergüenza ajena dejó la Vaca Estúpida en la cumbre del G-20, meneando sobres en la cara de Cameron (que bastante boludo es de por sí, sino pregúntenle a la hija que se dejó olvidada en un pub hace unos días) en otro intento de ordeñar la teta (¿le habrán salido sabañones?) de Malvinas para consumo interno.
Por otro lado, ¿no notan algo común en las fotos que se saca la Señora con otros jefes de Estado? En esas fotos siempre da esa impresión de ser una pendeja adolescente que se saca fotos con el cantante admirado de turno. Le sale del alma.
* * * * * * * * * *
Qué raro que "los soldados del Pingüino" no hayan mostrado la jeta durante la reciente crisis moyanesca. Supongo que habrán estado haciendo acopio de armas en sus deptos y boliches de Puerto Madero, preparándose para dar la vida por la revolución.
O tal vez a todos les agarró una epidemia de divertículos en la rodilla y se llamaron a reposo junto al Cetáceo Grasiento de Mamá. Eso sí, la oleada de arengas revolucionarias en WhatsApp debe haber sido inimaginable.
* * * * * * * * * *
Se puede criticar lo apresurado del proceso, y supongo que un observador más informado sobre los particulares hará un análisis más apropiado acerca de si había méritos reales o no, pero lo que no puede discutir nadie, empezando por la Vaca Estúpida y terminando por la Cuasiemperatriz Dilma I de la Casa de Rousseff, es que la destitución de Lugo se hizo mediante los canales institucionales apropiados que contempla el sistema político paraguayo.
Fue todo legal y de acuerdo a la Constitución paraguaya. Ni siquiera hubo necesidad de desprolijidades de uniforme como las que enroñaron modestamente la eyección del chiflado de Zelaya en Honduras hace tres años.
Quizás lo que aterra a la claque progre del continente, que tan indignada se muestra, es que hayan funcionado los mecanismos constitucionales vigentes en un país de la región para echar a patadas a uno de los suyos. Tal vez la muestra de un juicio político presidencial exitoso sea lo que tiene tan histérica a la Vaca Estúpida como para sacarla de ese silencio que nos tenía a todos en la gloria pasajera de no escuchar su horrenda voz.
* * * * * * * * * *
Por otro lado, espero que Lugo siga el ejemplo de la Vaca Estúpida, ponga primero a la familia, y aproveche la oportunidad para poner en orden su vida y atender como es debido a la reguera de hijos ilegítimos que desperdigó por todo el Paraguay en violación de sus votos sacerdotales.
* * * * * * * * * *
La oposición, que ya da vergüenza, debería sentir todavía más vergüenza ante una nueva muestra de su impotencia. En lugar de animarse a más y aprovechar la coyuntura, están pelotudeando en el arenero mientras el peronismo repite el ritual parricida que desde hace setenta años garantiza su supervivencia y su control de la vida nacional.
Estoy seguro de que debe haber unos cuantos que piensan que a la bestia se la va a poder domar desde adentro, al igual que otros muchos deben creer que atándose con cadenas a uno de los pies de la bestia tendrán la "pata peronista" que les garantice el éxito. Los esqueletos de innumerables vivos con ideas similares a los que el peronismo fagocitó y defecó durante décadas deberían convencerlos de lo errado de esta idea.
A quienes les quepa el sayo, que se lo pongan. Empezando por un Binner que arde en deseos de ser kirchnerista y por los radicales pelotudos que viven demostrando su oposición votando a favor de todo.
* * * * * * * * * *
No es moco de pavo lo que pasa con Moyano. La bestia está mutando de nuevo. El peronismo se prepara una vez más, de esa forma instintiva pero determinada que tiene, para sucederse a sí mismo y dejar de lado la piel que habitó, a la que en un tiempo más tildará de "nunca haber sido peronista". Moyano aportará los fierros (esperemos que simbólicos) y la mano de obra, y Scioli la cara amable para convencer a los incautos.
Tiene bastante de hidra el peronismo. Demasiadas cabezas, para empezar. La gran diferencia con la hidra de la mitología griega es que acá las cabezas se cortan unas a otras cuando pasa su cuarto de hora, y luego crecen más para reemplazarlas. Pero la bestia sigue, y va a seguir hasta que alguien encuentre el cogote central de la criatura y se anime a cortarlo de un tajo.
* * * * * * * * * *
Ya está. Costó, se sufrió, hubo que caminar por el purgatorio sufriendo a cada paso y conviviendo con el temor de nunca volver a ser lo que alguna vez se fue, pero hoy hemos logrado dar un paso importantísimo para recuperar lo que nunca debió perderse.
River ya volvió a Primera.
Ahora, hagamos que la Argentina vuelva a Primera.

7 Comentarios:

Anonymous carancho dijo...

Estimado Mayor:
Notable, como siempre. Una pequeña opinión: el miércoles voy a la plaza. No por amor a Moyano, sino como usted dice: le hizo frente a la loca y la dejó con el culo mirando pa´l norte.
Y mientras la oposición se mira embobada al espejo, el camionero rudo y feo se lleva a todos los que estamos contra el gobierno. Brillante.
Y celebremos, amigo. Por fin nuestras gallinas volvieron a la A. Revoleemos banderas, gritemos hasta quedar afónicos.
Disfrutemos, que ya vendrán tiempos amargos.

9:48 p. m.  
Blogger Mayor Payne dijo...

Muchas gracias, mi estimada Carancho.

A lo del miércoles no voy a poder ir por motivos académicos, pero igual esperemos que salga bien.

Ya River volvió donde merece estar. Y merece estar ahí porque bajó al Purgatorio y supo salir de la mejor manera. No es moco de pavo.

Saludos!

5:59 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Mayor Payne: No entiendo su problema con los Kelpers.
¿Qué pretende de ellos? ¿Que "nos quieran"?

12:17 a. m.  
Blogger Mayor Payne dijo...

Me caen mal, es tan simple como eso. Me sale de leer sus declaraciones, de escuchar su constante lloriqueo y también de la mala leche que demuestran al decir que viven bajo amenaza de la Argentina cuando saben bien que no podríamos ir al humo aún si lo quisiéramos. Y que mientras tanto usan recursos de propiedad cuanto menos dudosa para levantarla con pala.

No pretendo que "nos quieran" y francamente no me importa. No lo van a hacer jamás por más chupamedismo que hagamos, eso quedó demostrado en la época de Menem. Y ya que no van a hundirse en el Atlántico (un deseo que por otro lado ellos sienten respecto de nosotros, de lo contrario no se entendería ese mapa que le venden a los turistas en donde la Argentina aparece cubierta por el agua y designada como "Mar de Mierda"), me conformaría con que por lo menos cierren la boca.

5:14 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Ellos tienen todo el derecho del mundo a opinar sobre cualquier sociedad o nación lo que se les cante. ¿o nosotros no hacemos eso?
Y tampoco confundamos naciones con personas, unificando todo en una misma masa.
Es el mismo argumento de opinar en contra de los chilenos, norteamericanos, judíos o europeos, por el solo hecho de que "me caen mal"

Y agrego: Tienen también toda la razón. Un país bananero, corrupto, muerto de hambre, en decadencia como el nuestro, con una señora autócrata que imprime tantos billetes que cagó el valor de su moneda y prohibió comprar la extranjera;; grita sin que se nos mueva un pelo que "ellos no tienen derecho a su autodeterminación". Ellos no son dueños de sus vidas. Nosotros sí.

A pesar de que Ninguno de los argumentos de que "las Malvinas son argentinas" es válido.

3:53 a. m.  
Blogger Mayor Payne dijo...

En tal caso, anónimo, a mí me asiste el mismo derecho, particularmente porque dudo mucho que allá en las islas siquiera hagan el intento que mencionás de distinguir a las naciones de las personas. Por lo menos, nunca he leído la opinión publicada de algún kelper que insinúe tal distinción. Para ellos, nosotros siempre vamos a ser unos "Argies" indignos de otra cosa que no sea desconfianza y desprecio, y bien lo dejan expuesto en sus medios y opiniones; por lo menos para este argentino que escribe, ellos siempre van a ser "Kelpers", y mis emociones hacia ellos me las guardo más allá de lo que aquí se comentó.

A veces, por más buena voluntad que se ponga, y buena voluntad es precisamente lo que falta en toda la tragicomedia de las Malvinas, no hay vuelta que darle: la amistad entre ciertas personas (o grupos, o comunidades) es imposible y a lo máximo a lo que se puede aspirar es al silencio mutuo. Creo que en Malvinas hemos llegado a ese punto, por los errores, horrores y mezquindades nuestras... y los de ellos también.

Me revienta mucho que nuestro gobierno hable al pedo acerca de Malvinas, sobre todo cuando no tiene la más remota idea de qué hacer al respecto, y así como estoy seguro de que a los kelpers también les revienta que hablemos de ellos, a mí me revienta que ellos digan las cosas que dicen sobre mi país.

Que institucionalmente seamos un desastre, que de cada diez pesos se roben nueve, que haya desnutrición en una tierra que debe ser de las más fértiles del mundo, que estemos hoy peor que hace 10 años y que entonces estuviéramos peor que hace 20, que la Señora sea una tirana despreciable, que el peso sea papel pintado y que comprar divisas sea tarea imposible son lacras que hay que resolver, sin lugar a dudas. Pero son NUESTRAS lacras y las tenemos que resolver NOSOTROS. Seguro que una vez que las hayamos encaminado vamos a estar en mejores condiciones materiales y morales de encarar este tema, no te lo discuto.

Pero así como la ropa sucia se lava en casa, la opinión y las consideraciones malintencionadas de los de afuera son tan poco bienvenidas como las bestialidades que dice la Señora cada vez que se mete en las cosas de otro país.

Saludos.

2:29 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

La opinión de boliviano, norteamericano, européo o japonés, me tiene sin cuidado.

Lo único relevante es que estemos sometidos a una manga de saqueadores y fascistas, y que no tengamos escapatoria, porque a la mayoría de nuestro genial y hermoso país le chupa un huevo.

3:59 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Más recientes›  ‹Antiguas