sábado, 7 de julio de 2012

No me puedo sacar de la cabeza las muñequitas de la Señora


Argentina es lo que es hoy en día no porque sus ciudadanos desprecien la ley. Ojalá fuera ese el problema porque la cuestión se podría empezar desde lo policial. No, el problema es que los argentinos creen que la ley es otra cosa que no es lo que es y debería ser: las normas universalmente acordadas y sostenidas por los miembros de una sociedad para la convivencia y el orden mutuos.
El problema es que los argentos (insisto en que ese debe ser el término que sintetice nuestras lacras nacionales) creen que la ley debe funcionar como un "handicap" que le joda la existencia a todos aquellos que puedan hacerles sombra, para así facilitarles la vida. La ley no es una norma sino una traba. La ley es algo para los otros, y más aún: es algo para joder a los otros, total yo siempre voy a saber cómo salvarme. Y si me imponen una ley, es porque lo hacen para joderme así que además de evadirla la voy a putear porque viola mi derecho humano.
Por eso las leyes acá son tan controvertidas, porque literalmente las hace un bando que goza de mayoría circunstancial para emputecerle la existencia a la minoría circunstancial, que por su parte va a esperar su turno para dar vuelta la tortilla. Y en el interín, no sólo nadie cumplirá las leyes (salvo los idiotas, los idealistas y los honestos que siempre pagan la fiesta), sino que el único esfuerzo compartido por todos va a ser el de huir de la ley.
* * * * * * * * * *
Ahora no podés ahorrar en dólares y tampoco podés sacar créditos en verdes para vivienda... te tenés que conformar con ese papel pintado que cada día vale menos, que encima lo imprimen mal y que además de todo le quieren agregar billetes de mayor denominación con las jetas de dos de los Grandes Corruptores de la historia argenta: Yrigoyen y Perón.
Y todo por capricho encubierto de la yegua bipolar y de los aprendices de alquimistas que manejan la economía en su nombre, caprichos que recién ahora recibieron pátina legal de parte de Mecha "Barbie Dientuda" Marcó del Pont, presidenta en comisión del BCRA.
¿Qué tal te va cayendo la dictablanda?
* * * * * * * * * *
"Una de las pocas personas con las que habla (la Presidenta) es el hijo, Máximo, que es un drogadicto, medio tonto, que no abre la boca más que para festejar un gol en la Playstation", dijo un diputado del PRO, que como buen miembro del PRO salió a pedir disculpas.
¿Por qué? ¿Por decir la fucking verdad una vez en la vida? ¿O acaso hay alguien que crea en serio que el muchacho es un Maquiavelo algo excedido de peso como lo quieren vender los kakales?
Muchachos del PRO, por favor pónganse las pilas por una puta vez en la vida.
* * * * * * * * * *
¿Qué esperaban que pasara teniendo una moneda fiduciaria, cuyo valor está respaldado por la credibilidad y autoridad de un gobierno, cuando el gobierno tiene la credibilidad y autoridad de los kirchneristas?
Me hacen reír, cuando no querer cagar a patadas, a los que me dicen que el problema es que los argentinos piensan en dólares y no en pesos. Se me hace difícil pensar en pesos cuando considero que a lo largo del siglo XX hubo que sacarle trece ceros a la moneda y pasar por cinco denominaciones monetarias para conservar un medio de intercambio básico... porque lo que es la función de la moneda como medio de ahorro, esa se perdió por los siglos de los siglos amén.
Arreglen eso y tendrán su "cambio cultural". Pero ojo, que necesita de décadas de estabilidad, con gobiernos que opten por renunciar en pleno antes que joder con el valor de la moneda. Y como veo más probable que Máximo Kirchner deje las drogas y labure de algo en su puta vida antes de que los gobiernos sean responsables con la moneda, quizás sea necesario volver al patrón oro, retomar la convertibilidad, dolarizar o pasar a canasta de monedas, lo que sea.
Pero sea cual sea la opción, el problema es uno solo: la Argentina ha perdido el derecho de tener moneda fiduciaria y quizás ya no valga la pena intentar recuperarlo.
* * * * * * * * * *
Pensar que había tantas pero tantas almitas sensibles allá en el Menemato que se indignaban por los viajes del peluquero Tony Cuozzo en el Tango 01, por la pizza con champagne, por las vedetongas y famosos que frecuentaban la corte y por la "Feyari" y hoy no les resulta para nada frívolo que la PresidentA dedique tiempo a mostrar en público las muñequitas que hicieron de ella y de todo el panteón Narc&Plop. 
Cómo se nota que en este país la indignación no se disocia de la ideología.
Como si fuera poco, los muñecos en sí son horrendos y truchos. En serio, algunos hasta tienen forma de consolador. Y encima son tan pero tan crotos que la representación de las personas consiste en... pegarles una foto. Bah, qué se puede esperar si a los muñecos los hacen los zombies de La Cámpora y otras agencias de colocaciones afines; digamos que no son precisamente Mattel con las Barbies. 
Y encima lo venden a 65 pesos la unidad. No, si son una manga de delincuentes.
* * * * * * * * * *
¿Es posible que Scioli sea más abyecto y arrastrado que lo que ya es? Digo, ya salen intendentes (que por otro lado no soñarían con bajarse el cierre para mear sin autorización previa de la Rosada) a pedir su renuncia y Mariotto hace gala de una insubordinación de unos 900 kilocobos (usando la escala kakal para medir las "traiciones"), y lo único que puede hacer el reventado es reafirmar su amor a la Vaca Estúpida y repetir la misma sarta de huevadas que profiere desde que el Tuerto Difunto lo castrara políticamente allá en 2003 por atreverse a decir que "anular leyes no es algo de un país en serio".
Si el muchacho quiere ser presidente, mejor que redescubra (o directamente que descubra, tal como parece venir la cosa) la existencia de genitales en su entrepierna, a menos que la hélice de la lancha también le haya cortado esas partes.
* * * * * * * * * *
Por último, una reflexión final sobre uno de los grandes temas de esta semana.
"Tachame la doble".

6 Comentarios:

Anonymous Vikingo dijo...

Muy buen artículo y mejor el manejo de las ironías en el relato. ¡Me encantó!
Con respecto a lo que decis de los "argentos", es así, tal cual. Nos guste o no admitirlo, como sociedad somos una incoherencia de pasiones, en las que siempre nuestras molestias descansan en "los otros", como los responsables eternos y perpetuos de nuestros males.
Si la ley nos exige algo que nos hincha las pelotas, siempre encontraremos una excusa para justificar nuestro "reclamo de excepción" (léase: alguna truchada para gambetear la ley).
Pero eso sí, en cuanto detectamos que "otro" incumple o elude la ley -la misma o cualquier otra-, ponemos el grito en el cielo y nos desgarramos las vestiduras exigiendo justicia.
En cuanto al tema del cepo al dólar... con solo mencionar el plazo fijo de U$S 3 palitos (*millones* para los no argentos) que tiene nuestra PresidentA, creo que cualquier comentario adicional estaría sobrando.
Eso sin mencionar que en el hotel que posee en El Calafate, las tarifas y pagos son en billetes de color verde "esperanza".
Un ejemplo de cuan "argento" somos como sociedad:
De los mejores 5 jugadores de la historia del futbol (Di Stefano, Pelé, Cruijff, Maradona y Messi), 3 son argentinos. Tenemos jugadores de futbol repartidos por todas las latitudes del planeta (y sus alrededores), teniendo individualmente actuaciones memorables, pocas veces empardadas.
La selección argenta es una de las más caras (sumando cotización por cotización), desde hace ya algunas décadas. Cualquiera diría que con todos esos datos, nuestra selección es garantía de éxito en cualquier lugar y momento.
No. La verdad es que no es así. Tenemos a los mejores pero, cuando los juntamos para que jueguen en equipo, no funcionan.
¿Y por qué pasa eso?
La explicación puede ser que la encontremos en lo mencionado anteriormente. El argento es muy talentoso, inteligente y solidario. Pero también es extremadamente narcisista y egocéntrico. "Cualidades" que hacen que derrape en todo ámbito de la vida.
El argento es solidario cuando lo "corren" con la culpa, sino se caga en todo y en todos.
O sea, somos una "maravilla" en cuanto a individualismo se refiere, pero no siempre sumando un argento a otro argento, da como resultado 2 argentos. A veces el resultado es negativo.
Dicho de otro modo, nos cuesta horrores poder funcionar bien como equipo... como sociedad.
¡Saludos!

10:07 p. m.  
Anonymous carancho dijo...

Mayor: buena nota. Como siempre.
Ahora, una duda. Quizá usted pueda iluminarme.
Vivo en la prov. de Bs. As. Si bien todos los gobernadores (peronchorros) fueron notablemente inútiles e ineptos, Scioli se lleva la palma.
Por más que me devano los sesos, no entiendo las encuestas. ¿A quién le preguntan? ¿De dónde sacan esa "imagen positiva"? ¿O las encuestas son truchas?
Saludos.
PD: forma parte del alma bostera ser fanfarrón en las buenas y desaparecer en las malas. Usted vió a alguno con la camiseta de Boca esta semana? Yo no.
Ahora sí, saludos definitivos.

8:13 a. m.  
Blogger Mayor Payne dijo...

Estimado Vikingo: me da vergüenza no ser capaz de responder a su comentario con algo más extenso pero la pura y dura verdad es que estoy totalmente de acuerdo con todo lo que expresó... cada uno de los ejemplos señalados es exactamente como lo describe y la única conclusión es que somos tremendamente individualistas pero en el mal sentido de la palabra... Saludos y gracias!

Carancho: ante todo, muchas gracias como siempre. Eso sí, lamento decepcionarla... la supervivencia política de Scioli me resulta tan inexplicable como a usted, siendo que se trata de un inútil con la consistencia de una galletita de agua, que no ha hecho otra cosa más que mostrar una inagotable vocación masoquista por ser un felpudo humano durante nueve años.

Quizás se deba a que trata de marcarse por contraste, y al no ser (en público) una bestia iletrada y vociferante como lo es el resto de la fauna kakal, eso lo destaca ante el ojo público... que por otro lado anda tan desesperado de algo alternativo que ve a un kakoide educado como él y le atribuye más cosas que las que en realidad es.

Fuera de eso, realmente no me explico lo que pasa con Scioli, o con la gente que no percibe (y con esto me voy al Infierno) que no sólo su manga está vacía sino todo lo demás.

Por último, sobre la bosteridad, los exponentes con quienes me cruzo habitualmente vienen planeando bajito y manteniendo un bajo perfil. Tal vez aprendan que no se tiene que vender la piel del oso antes de matarlo. No he visto camisetas. Lo que sí vi es a cinco brasileños con quienes comparto un curso y a quienes felicité efusivamente.

Saludos!

11:18 a. m.  
Blogger San dijo...

Como me hizo cagar de risa, Mayor!!! Especialmente al final :D

No estoy de acuerdo con usted en una cosa: la moneda argenta definitivamente tiene que tener a Perón e Irigoyen, dado que representan lo que le pasó, le pasa y le pasará a esos papelitos de morondanga. Habría que agregar otras figuras memorables ahí, como Cámpora, Lastiri, Isabelita, Bel Gelbard, Alfonsín, el Turco, De La Rúa y, por qué no, el mismísimo Finao "ÉL" (Duhalde no, porque el bocho no entra en el billete).

Saludos!

10:42 p. m.  
Blogger Mayor Payne dijo...

Gusto verte por estos lados, San!

Te resuelvo fácil lo de Duhalde: dividís el bocho en cuatro partes, asignás cada cuadrante de la mencionada testa a una serie de impresión de billetes, para que así juntando ejemplares de cuatro series distintas (ponele, uno de la "A", uno de la "B", otro de la "C" y uno más de la "D", y así sucesivamente) puedas formar la capocha del Bañero de la Patria.

12:40 a. m.  
Blogger San dijo...

Jaaaaaaaa, con cada "álbum" completo de Duhalde, participás con los números de serie en el programa de Julián Weich con Vandenbroele como co-equiper!

¿Ese hijo de puta era bañero y no se dió cuenta que al darle el bastón a "ÉL" se iba a hundir el país?

2:04 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Más recientes›  ‹Antiguas