sábado, 18 de agosto de 2012

Criminalidad y arrogancia


¿Terroristas mesiánicos que quisieron imponer su revolución a sangre y fuego y que murieron en la propia ley que ayudaron a imponer? Jóvenes militantes incomprendidos, que constituían el pináculo de la bondad humana.
¿Tirabombas de afuera? Lo mismo, aplicado a sus propios países.
¿Sale a la luz que asocian a presos a grupos "militantes" y después los sacan de la cárcel de manera irregular para que vayan a actos de la runfla gobernante? Está bien porque hay que resocializarlos, pobrecitos ellos, y que porqué tanta crítica a las "oenegés" políticas y blablabla.
¿Uno de los presos que sale es un hijo de puta que quemó viva a la esposa? Está bien, porque es un "pibito".
¿Otro de los presos es un barrabrava condenado por homicidio? Está bien, porque hay que valorar la pasión de los barrabravas.
¿Y los barrabravas en general, responsables directos de hacer que ir a un estadio ya no sea un programa familiar sino una invitación al robo y al homicidio? Gente apasionada, emotiva, que pone garra y todo de sí.
¿Cazan in fraganti al Vicepresidente de la Nación maniobrando para sacar de problemas a una empresa a la que después va a comprar a través de un testaferro? El problema, dice el preclaro líder de la piara oficialista en el Senado, que sesiona contrarreloj para salvar al susodicho vicepresidente delincuente mientras este último preside la sesión, no es que el vicepresidente se apodere de manera roñosa de una empresa, sino que esto no es Francia, en donde a Bouloudou le darían inmunidad mientras conserve el cargo.
¿Sindicalistas criminales lanzan una huelga salvaje que paraliza a una ciudad de tres millones de habitantes y a millones más que vienen del conurbano? Está bien porque hay que luchar y las reivindicaciones y las conquistas sociales y la concha de la lora y todo eso.
¿Patotas políticas hacen proselitismo y lavado de cerebro en las escuelas, con chicos que no están en condiciones de distinguir lo que se les dice de la realidad? Está bien porque así "educamos argentinos".
A esta altura del partido, no debería quedar duda alguna acerca del carácter eminentemente criminal del kirchnerismo y de su cepa mutante cristinista.
Una facción que ante cualquier situación en la que exista un bando que haga desprecio de las leyes naturales y sociales se pone de manera inevitable e inequívoca del lado de los delincuentes no puede ser otra cosa más que una facción delincuente en sí misma.
Les emerge la criminalidad por los poros. Se les nota en las caras lombrosianas de sus exponentes. La destilan en sus medidas. Se siente su aliento cuando abren sus bocas hediondas para justificar lo injustificable. 
Son criminales.
No hay vuelta para eso.
Y el margen de respuestas apropiadas a sus forradas y a las de los forros e idiotas útiles que aún los defienden se reduce peligrosamente hasta dejar sólo la opción del soplamocos.
Por otro lado, leyendo la columna de Carlos Pagni del último viernes, me cruzo con el siguiente párrafo:
Kicillof la sedujo (a la Vaca Estúpida) con la posibilidad de planificar el funcionamiento de mercados estratégicos a través de una prodigiosa matriz insumo-producto, que perfecciona los instrumentos que Wassili Leontief construyó hace más de 70 años. El viceministro de Economía confía en que, gracias a la capacidad con que se cuenta hoy para procesar información, el Estado puede componer cuadros a través de los cuales interpretar la interdependencia entre sectores. Esos cuadros no tienen una función analítica sino política. A partir de ellos el Gobierno determinará qué se debe producir, en qué cantidades, a qué precios y con qué ganancia.
Dios me libre y me ampare. El supuesto golden boy de la Cámpora realmente cree que puede digitar todas las variables de una economía con una matriz insumo-producto. Y se supone que es un tipo que leyó de economía, a diferencia de la Vaca Estúpida que ya bastante le cuesta leer los epígrafes de las fotos en la revista ¡Hola!.
A partir de esto tengo que reevaluar al Kichi: no es un genio del mal, sino un reverendo imbécil que cree que una economía nacional y las interacciones entre millones de productores y consumidores pueden ser controladas y direccionadas desde un tablero de comando. Nuestro Gran Profeta de la Economía es un pendejo idiota que cree que un país puede funcionar como una granja de hormigas.
No importa qué "capacidad con que se cuenta hoy para procesar información" existe: sencillamente es imposible que se cuente con la suficiente información, obtenida en tiempo y forma tales que permitan su uso oportuno y útil, como para poder dirigir en tiempo real una economía.
Las decisiones que tomamos cada uno de nosotros no sólo están mucho más allá de la capacidad de observación y procesamiento de datos de la Cámpora, sino que en muchísimos casos las decisiones tomadas escapan por completo a las intenciones del Kichi y sus compañeros médicos brujos. Piensen sino en el dólar: ¿acaso alguien dejó de buscar refugio en el verde yanqui por decreto de la pendejada revolucionaria de Puerto Madero?
Dios mío, estamos en manos de un imbécil que cree que una economía nacional es asimilable a un juego de TEG.
El choque con la realidad, el cual va a ocurrir por más botoncitos rojos que el Kichi insista en poner sobre sectores, empresas y cabezas individuales para poder manejarlos desde su tablero, va a ser épico.

4 Comentarios:

Blogger Andy dijo...

El procesamiento de datos para planificar totalmente la economía,que piensan hacer, es con los datos del INDEC???
Tragan su propia droga. El estrelle va a ser más cercano y peor aún.

4:12 p.m.  
Blogger Andy dijo...

Y si no, leemos al Eternauta....

4:13 p.m.  
Anonymous carancho dijo...

Por fin, alguien más que se dió cuenta.
Estaba harta de discutir.
Es tal cual: los kakas son una manga de delincuentes, que cubren con "relato" sus delitos.
Y el "Axel"... bueno, caerá en desgracia cuando la reina loka encuentre a alguno con "ideas" (ji-ji) más atractivas.
Sencillamente, cuando a estos malparidos les explote la bomba que pacientemente armaron estos años... creo que el apocalipsis va a ser un poroto.
Y lo voy a disfrutar enormemente.
Aunque después tengamos que recoger los pedazos.
Saludos.

10:30 p.m.  
Blogger Andy dijo...

Me quedó picando eso de "matriz insumo producto" Me mandé a Santa Wikipedia, y averigué qué cornos era (http://es.wikipedia.org/wiki/Matriz_insumo-producto) y el nombre de su creador, Wassily Leontief (1906-1999). Clic, y oia, mirá lo que encontré:(http://es.wikipedia.org/wiki/Wassily_Leontief)!
"Inició sus estudios superiores en las universidades de Leningrado y se doctoró en la de Berlín en 1928, tras investigar un nuevo método, basado en estudios intersectoriales, para determinar un completo sistema de Economía Nacional.En 1929 fue nombrado asesor económico del gobierno chino en Nankín y en 1931 se estableció definitivamente en Estados Unidos comenzando sus investigaciones para el National Bureau of Economic Research, en Nueva York. Este mismo año inició sus trabajos en la Universidad Harvard que, además de proporcionarle cuantiosos medios, contaba con un plantel de destacados investigadores al frente de los cuales se encontraba Schumpeter.
En 1973 fue galardonado con el premio Nobel de Economía por "el desarrollo del método input-output y su aplicación a los más importantes problemas económicos". Su análisis supuso la introducción del álgebra matricial al tratamiento de los problemas del equilibrio general, desarrollando un modelo estático muy operativo para estimar los niveles productivos sectoriales y las relaciones intersectoriales.
El método input-output representa una aproximación empírica de las interrelaciones existentes entre los distintos sectores en que puede dividirse una economía nacional, tratadas como piezas de un equilibrio general. Leontief se inspiró en el famoso esquema propuesto por el fisiócrata François Quesnay en su Tableau Économique, en el esquema del equilibrio general de Léon Walras, en el análisis de Karl Marx sobre la circulación entre los sectores de la producción y en el método de los Balances de la Planificación Soviética; sobre este último tema publicó en 1925 Die Bilanz der russischen Volkswirtschaft: Eine methodologische Untersuchung.
Terminó los primeros trabajos en 1931, pero continuó desarrollándolos y ampliándolos, y en 1941 publicó sus resultados en The Structure of American Economy. Más tarde, en 1953, formuló el modelo dinámico en Studies on the Structure of American Economy. [...]
Aunque el método input-output es universal, al principio encontró fuertes oposiciones en el bloque de las doctrinas económicas socialistas, siendo incluso duramente criticado por Stalin y Nikita Jrushchov. Fue necesario que Leontief se trasladase a Moscú y expusiese su método junto con los resultados obtenidos para que fuese admitido sin reservas.[...]"
Un académico de Harvard yendo a Moscú para exponer ante Stalin, y logrando qué éste acepte sus teorías?
¿Para quién trabajaba Leontieff? O mejor dicho, para quién trabajaba Stalin?
Y más acá: ¿para quién trabajan Kicilioff y Cristina?

9:57 a.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Más recientes›  ‹Antiguas