sábado, 9 de agosto de 2008

Juventud, divino tesoro.

Cada vez que leo algo sobre "La Cámpora", tiendo a preguntarme para qué existen organizaciones como esas.
Durante mucho tiempo, yo pensé que además de su labor natural de ser semilleros para los partidos políticos, las ramas juveniles eran muy útiles a la hora de las elecciones para decir lo que los candidatos se abstenían de decir. Las campañas electorales agresivas al estilo de EE.UU., en donde se lanzan spots que atacan directa y personalmente al candidato contrario, nunca tuvieron mucho éxito acá en la Argentina, vaya uno a saber por qué.
Pero de cualquier manera, siempre aparece algún aviso que juega con slogans agresivos pensados para ponerle un poquito de picante a la campaña, y esos avisos siempre vienen firmados por la rama juvenil del partido en cuestión. Un ejemplo clásico es el "Macri es Menem" de las elecciones porteñas de 2003 (que vaya a saber uno qué quería decir), que llevaba la firma de "Juventud de Fuerza Porteña".
Las ramas juveniles, entonces, además de servir para que los pichones de políticos hagan sus primeras armas en el negocio (caso "Franja Morada" y la JP cuando no se dedica a tirotear o hacer de patota), también son útiles para decir lo que los políticos más veteranos no quieren decir.
Pero la Cámpora... Dios mío, qué criatura más incalificable...
La primera vez que escuché de ese grupo, lo tomé como un simple sello de goma para facilitarle a Máximo K el ingreso en el negocio familiar de la política y nada más. ¿Cómo tomar en serio a un grupo que con su nombre homenajea a uno de los presidentes más insignificantes de la historia argentina, al punto de que su condición de "chirolita" no sólo no era refutada sino que se la aplaudía como virtud?
¿Algún mensaje subliminal de Máximo acerca de la presidencia de Mami? ¿Algún agradecimiento encubierto al Presidente que soltó a los terroristas y encaramó a los "jóvenes idealistas" de la JP y Montoneros en altos cargos del Gobierno nacional durante su corto pero desastroso mandato?
Dios sabrá por qué.
Al paso del tiempo, la Cámpora pasó de ser el nombre de fantasía de la banda de amiguitos de Máximo K para convertirse en un típico fenómeno perono-kirchnerista: una agrupación partidaria fusionada con el Estado Nacional, más particularmente, con reparticiones como la Dirección Nacional de Juventud. Muchos de los líderes de esta juventud kirchnerista ocupan cargos públicos, como Juan Cabandié (diputado porteño), Mariana Grass (directora nacional de juventud), José Ottavis, y otros más, lo que también nos lleva a preguntar si la redistribución del ingreso que hace el Gobierno con nuestros impuestos ayuda a sostener la "militancia" de estos grupos.
Durante la crisis con el campo, la Cámpora estuvo al frente de todas las grandes maniobras kirchneristas. Ellos fueron los que leyeron comunicados, hicieron pintadas y montaron campañas de protesta contra los medios de comunicación, ellos proveyeron buena parte de la "audiencia" a los actos de Néstor y Kristina, ellos estuvieron en todos los escraches y movilizaciones, ellos pidieron públicamente la cabeza de Cobos cuando el gobierno entero se llamó a silencio, etcétera... y como si fuera poco, ellos intentan ser el aglutinante de toda una masa de "movimientos juveniles" kirchneroides, quizás con miras a sepultar a la vieja Jotapé o al menos, convertirla en una nueva Jotaká.
Entonces, ¿qué es la Cámpora?
Si tuviera que dar una respuesta, diría que la Cámpora representa el esfuerzo de los sectores kirchneristas de "pingüinizar" completamente a las distintas ramas juveniles del peronismo con miras a darle a Máximo Kirchner una posibilidad de alcanzar "por su cuenta", e ir fogueando a la siguiente generación de pingüinistas (una vez que estos están acomodados en algún cargo público) en el manejo de la caja--- perdón, de la cosa pública. Y de paso, los usan como siempre han usado los políticos a las ramas juveniles: para hacer el trabajo sucio y desagradable.
Es la misma historia de siempre. Así usó Perón a la JP y a los Montoneros hasta que se les dieron vuelta.
Así les fue.
Baidewei, acabo de enterarme gracias a la maravilla de Internet que una ex compañera mía de la Universidad no sólo ocupa actualmente un cargo en la Dirección Nacional de Juventud sino que también forma parte de los círculos dirigenciales de las agrupaciones juveniles kirchneristas.
No sé en qué cargo está, pero debe ser importante: no a cualquiera le dejan leer comunicados en los medios de televisión.
Es reconfortante en cierta medida ver que el movimiento Nac&Pop tiene algo de apertura, incluso para con la gente salida de un lugar como la Universidad Católica Argentina.

6 Comentarios:

Blogger Lulet dijo...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

11:58 a. m.  
Blogger Lulet dijo...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

11:58 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

siento verguenza, pero no de Braiza, sino de la bronca y rencor que hay en esta nota y en el comentario de arriba.

Paz hermanos!, Vivan y dejen vivir!, Piensen que hacen uds, más que criticar lo que hacen otros (sea bien o mal).

O, en otro sentido, comprense una vida!, qué sea más interesante que la de otros, así son protagonistas y dejan de criticar desde el costado.

Slds

12:14 p. m.  
Blogger Nacho dijo...

Concuerdo en parte con anónimo. Después fuiste un poco agresivo.
Una cosa es la organización y otra la militancia, que no tiene nada de malo en sí.
Lulet, totalmente en desacuerdo con lo que decís. Lo tuyo es una afirmación muy liviana.
Como parte de la Bestia, dejo en claro que no concuerdo con todas las afirmaciones expuestas.

12:33 p. m.  
Blogger Nómade dijo...

También, en total desacuerdo con Mayor Payne y Lulet.

Les mando un buhhh! grande como una casa.

Abrazo grande para todos! ¿Volverá Nómade?

12:54 p. m.  
Anonymous Patricio C. dijo...

A ver anonimo , que tipico comentario conformista argentino, deja vivir sea para bien o para mal , me parece q siendo la campora una agrupacion juvenil mantenida y sostenida por el gobierno actual osea el oficialismo, utulizada para sacar gente de la palza de mayo y de la quinta de olviso ( recibi golpes de estos muchachos en la quinta de olivos que deporsi no son ningunos santitos tenian una agresividad impactante)a los golpes, siendo un especie de brazo armado del oficialismo, no lo podemos dejar pasar hay q contar lo q son y para q fueron hechos , donde esta ahora la campora? solo aparecen para propinar golpes y denigrar a la oposicion??? me parece muy grave lo q pasa actualmente en el pais... creo q lo q necesita el pais es que todos participemos en la realidad sea opinando o actuando, todos tenemso q cambiar esta realidad que se aproxima.

1:10 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Más recientes›  ‹Antiguas